Ricardo Romero.

Con riesgo de intervención, se define esta semana el juicio político al intendente de Tilcara

Los concejales tilcareños se encaminan a destituir a Ricardo Romero antes de 2019. Todo indica que el nuevo intendente pertenecerá al PJ, pero Gerardo Morales, Carlos Haquim y sus socios locales ya tienen un plan para conservar el municipio quebradeño.

Romero no quiere dejarles el poder a sus ex socios políticos que decidieron continuar en el justicialismo, los concejales Pablo Mendoza y Villareal. Los tres se juntaron en 2015 para lograr la anhelada victoria del PJ en Tilcara, que fue bastión del radicalismo durante años, pero tras asumir, el intendente dejó el peronismo para integrarse al Frente Primero Jujuy. La herida todavía no cicatriza. Según “el flaco”, quienes motorizan el juicio político buscan torcer la voluntad popular. La pregunta inevitable es quién ganó las elecciones del 2015, si Romero o el peronismo unido de Tilcara.

Por lo pronto, la semana pasada se dio una movida importante en el tablero político tilcareño, cuando Pablo Mendoza asumió como presidente del Concejo Deliberante en reemplazo de Yolanda Girón, la única concejal que responde a Romero.

Con este nuevo esquema, esta semana se iniciaría el juicio político por la causa de los “cheque voladores”, los que entregó el intendente a la productora que organizó el Enero Tilcareño y que saltaron luego por no tener fondos. Pero Romero se fue de viaje, lo que podría dilatar el trámite de enjuiciamiento. Lo planificado en el Concejo es que el lunes se presente el informe de la comisión investigadora y el miércoles se defina el proceso, con lo que el viernes ya tendría que haber nuevas autoridades en el pueblo.

En los últimos días se vio el primer movimiento del plan de Morales para Tilcara. El SEOM, en su demanda de un bono de 15 mil pesos, en lugar de hacer el recorrido normal, fue al Concejo Deliberante. La columna, encabezada por “Tinco” Gualampe, reclamaba “que se vayan todos”. Aunque es de extracción peronista, Tinco siempre fue ladero del ex intendente radical Félix “Diaguita” Pérez, y es hermano de Marcelo Gualampe, histórico funcionario del diaguitismo. Fue también el negociador del SEOM que le permitió al Perro Santillán tener su casa de veraneo camino a la Garganta del Diablo de la mano de Félix.

En el campo de la comunicación, cada uno movió su alfil. Romero largó la versión de que el ex vicegobernador Guillermo Jenefes estaría detrás de Pablo Mendoza con la pretensión de adueñarse del Hotel de Turismo para hacer “un casino” y “traer prostitución”. Por su parte, Canal 7 -propiedad de la familia Jenefes- hizo un segundo programa dedicado al caso de los cheques, como si no hubiera otros temas relevantes en la provincia. En cada una de las dos emisiones, los argumentos y fundamentos fueron poco firmes.

En tanto, memes y cadenas de whatsapp fueron parte de las herramientas que usó la Secretaría de Prensa de la gestión municipal. Romero denuncia por medios alternativos y redes que Jenefes se dedica “al narcotráfico, la trata y la prostitución”. En la cola del banco y en charlas de esquina algunos se preguntan, con picardía, si cuando en 2015 le financió la campaña al ahora cuestionado intendente con 20 millones de pesos Jenefes no se dedicaba a lo mismo, o quizás hizo su fortuna con negocios lícitos y recién ahora cambió de rubro para dedicarse a actividades oscuras.

La UCR, tanto en el sector diaguitista como en el que no acompaña al antiguo patriarca del partido, se mueve sigilosa sabiendo que a río revuelto sus chances para el 2019 son mayores, incluso determinantes.

El mismísimo Romero sostiene que “el lunes va haber una pueblada” y su red clientelar ya se encuentra trabajando en ello. La idea es impedir la sesión del Concejo para que el trámite juicio político no llegue a su etapa final. Si les sale mal, hay temores de que busquen provocar actos de violencia para justificar una intervención provincial del municipio tilcareño.

En cualquier caso, Mendoza ya se está midiendo el traje de intendente. Este fin de semana se conoció que se le suman varios dirigentes locales de Cambia Jujuy con la misma aspiración, pero por una vía menos democrática. La intervención es una de ellas. Morales y Haquim serán los que suban o bajen el pulgar.

Rompiendo la tradición, diciembre parece venir tranquilo tanto a nivel nacional como provincial, pero Tilcara pinta ser la excepción.

x

Tal vez te interese

48 horas de lluvia en la provincia produjo cortes de rutas, evacuados y rescates

Desde los ministerios de Seguridad, Desarrollo Humano e Infraestructura se dan a conocer cuáles fueron los eventos producidos en distintos puntos ...

A %d blogueros les gusta esto: