Denuncian a la Policía de Larreta por balear a un joven frente a la embajada de Venezuela

Uno de los cinco detenidos tras la represión que la Policía de la Ciudad desplegó ayer en la puerta de la Embajada de Venezuela sobre manifestantes que acudieron allí en apoyo del presidente Nicolás Maduro permanece internado luego de que un efectivo le disparara a un metro de la cabeza y un casquillo le quedara alojado en el oído. “Fue un intento de fusilamiento. Le dispararon a la cabeza y a una distancia mínima”, denunció el abogado Pedro Dinani, que intenta desde ayer que la fiscalía le permita convertirse en defensor del joven.

Rodolfo Martín D’Agnese es militante del Partido Comunista. Junto a otros integrantes de esa agrupación y de otras, acudió ayer a la tarde a la puerta de la Embajada de Venezuela a expresar su apoyo a Maduro, que por entonces le hacía frente a un intento de golpe de Estado que llevó adelante el dirigente de la oposición Juan Guiadó en las primeras horas del día.

Allí, se cruzaron con ciudadanos venezolanos residentes en el país que acudieron al mismo sitio en respaldo de Guaidó. Según relató Martín a su compañera, María Goboni, hubo un entredicho entre manifestantes de uno y otro lado cuando la Policía de la Ciudad irrumpió con una feroz represión para desarticular la protesta chavista. “Martín como el resto de los manifestantes estaba retrocediendo cuando recibió un disparo en la cabeza”, contó a este diario Dinani, abogado de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y apoderado del PC.

“Se estaba yendo porque había visto que a uno de sus compañeros lo estaban llevando detenido. Es ahí cuando un policía le dispara a un metro de la cabeza. Él cae y le sigue disparando en el piso”, completó Godoni. Los compañeros quisieron asistirlo, pero el mismo efectivo, que Martín asegura que puede reconocer, también les dispara a ellos.

“Nada justificaba lo que sucedió”, insistió la compañera de D’Agnese en relación con el operativo feroz que desplegó la Policía de la ciudad sobre los manifestantes que habían acudido a expresar su apoyo al mandatario venezolano. “Martín se estaba retirando, le dispararon, lo tiraron al piso y le siguieron disparando. Fue una situación totalmente excedida, no estaban queriendo frenar una situación violenta, la estaban provocando”, concluyó.

La Policía lo detuvo ahí mismo, imputado por resistencia a la autoridad. Sin embargo, fue trasladado en ambulancia, y con custodia, al Hospital Fernández. De allí, por presión de la familia, fue trasladado a la Clínica Bazterrica, donde le extrajeron del oído externo un casquillo y partículas de bala. En el último parte médico, a la compañera de Martín le informaron que el impacto no había dejado secuelas en el tímpano, pero no le ofrecieron detalles sobre el material de las partículas extraídas del oído. Permanece desde su ingreso, ayer a la noche, en terapia intensiva aunque su vida no corre peligro. Allí, integrantes de la célula policial que lo custodia intentaron durante la madrugada ingresar a la terapia intensiva para tomarle las huellas dactilares, pero el director del servicio lo impidió.

D’Agnese es uno de los cinco detenidos tras el operativo represivo de ayer. Él y otros dos más, Amancio Villalba y Daniel Fernández, militan en el PC. Los restantes son integrantes del Comedor Los Pibes, informó Dinani, quien recién a última hora de ayer logró mantener contacto con Villalba y Fernández, pero no aún con D’Agnese. “El fiscal –Eduardo Terezko, a cargo de la unidad penal contravencional y de faltas número 4– me lo está impidiendo ya que aún no dio la orden de que se le asignase un abogado”, contó a este diario el letrado.

A excepción de D’Agnese, que permanece en la Clínica Bazterrica, los otros detenidos están encerrados en la Comisaría 14B –ex 31– a la espera de prestar declaración indagatoria. En estos momentos, D’Agnese estaba siendo indagado en la clínica.

Por la tarde, también deberían tener acceso los abogados al expediente, para certificar el tipo de esquirla que dañó a D’Agnese. “Le dispararon, no sabemos con qué tipo de arma ni proyectil, directo a la cara, a la cabeza”, insistió el letrado, quien adelantó que junto al abogado Federico Ovejero presentarán un hábeas corpus.

Además, están evaluando “la posibilidad de radicar una denuncia penal” porque consideran que el hecho que lo tiene al militante internado fue “cuanto menos una tentativa de homicidio”. “Por la cercanía de disparo, por el lugar que la policía eligió para efectuarlo, la cabeza, esto fue un intento de fusilamiento”, concluyó. Resta confirmar si la esquirla que tiene alojada el joven es de un perdigón de bala de goma, las únicas habilitadas para reprimir protestas sociales según reconoció el abogado, o de otra arma.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, en tanto, radicará una denuncia contra las fuerzas intervinientes en el operativo por “la brutal represión desatada” en la tarde de ayer.

Por Ailín Bullentini, en Página/12

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Revés para el Gobierno: el juicio por la expropiación de YPF se hará en Nueva York

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos falló este lunes que el juicio contra Argentina por la expropiación de YPF se ...

A %d blogueros les gusta esto: