El casamiento de Gerardo Morales y Tulia Snopek ‘con una ceremonia casi indígena’

Por Pueblos Indígenas del Kollasuyu. “Pachamama yo te cuido” decía Gerardo Morales en su slogan propagandístico de gobierno, sin importarle la protección y el cuidado a la Pachamama. La habilitación a capitales extranjeros para explotación minera a cielo abierto se hizo sin importar los reclamos de las comunidades indígenas que marcharon desde La Quiaca hacia San Salvador de Jujuy exigiendo cese la contaminación minera y la sequía generada por el uso de millones de litros de agua que se utiliza para la extracción de Litio en Olaroz o Cauchari.

“Yo te cuido Pachamama” dijo Gerardo por un medio hegemónico explotando los corazones de los cerros por Minera Chinchillas.

“Yo te cuido Pachamama” dijo el gobernador de Jujuy y reprimieron a mujeres, ancianos y niños indígenas de la Comunidad Cueva del Inca, que solicitaban agua y una vida digna en territorio.

“Yo te cuido Pachamama” dijo este gobierno y desviaron el agua dulce de la Laguna de Purmamarca que hoy yace casi moribunda por tanto maltrato.

“Yo te cuido Pachamama” dijo Morales y hoy dio el sí a Tulia Snopek con una ceremonia indígena; estará acostumbrado el gobernador a decir frases sin darle valor a la palabra.

Desde 2015 prometieron “pobreza cero”, pan y trabajo. Más bien cerraron escuelas, creció el desempleo y niños mueren por desnutrición.

Hoy con todo un operativo de seguridad controlaron a todos en Purmamarca. El pueblo quedó sitiado. ¿Con qué fondos se montó tanta seguridad y tanta fiesta pomposa? Dirá el gobernador que todo lo pagó con su esfuerzo y trabajo.

La violencia cometida hoy contra los pueblos indígenas fue atroz y cruel, reviviendo épocas coloniales con comportamientos de insensatez y despotismo. Se casó el gobernador; por la iglesia católica no lo podía hacer, por el registro civil tampoco. Y recurrió a lo indígena para casarse y le armaron toda una escenificación de un “casamiento indígena”, lejos de lo verdadero, su persona ya era vacía de compromisos, de dar valor a lo que dice, de cuidar a la Pacha y después se paseó sosteniendo un “bastón de mando” hecho “justo para él” obviamente sin un legado indígena, sin valor milenario. Violencia contra la espiritualidad indígena cometió Gerardo junto a su séquito, funcionarios obsecuentes, payasos al fin.

Gerardo Morales no respeta a los pueblos indígenas y se burla de la Pachamama; ya le vendrá a él lo que merece.

Los pueblos indígenas milenarios, preexistentes a estos estados, no nos sumamos a estas payasadas. Para un gobierno que la palabra vale poco y nada, sólo nos queda expresarles nuestro total repudio a este casamiento con uso de simbología indígena.

Repudiamos la violencia cometida por Morales, que aún manda a su policía a reprimirnos y expulsarnos en territorio.

Seguiremos luchando como lo hizo el Curaca Viltipoco, seguiremos tras las huellas de nuestros ancestros. Ustedes con este casamiento sólo son unos payasos. Nuestra lucha se fortalece cada día, la Pachamama nos da fuerzas. Ustedes, los violentos que quieren disfrazarse y disfrazar la verdad, tarde o temprano la pagarán. La burla que hoy expresaron en una ceremonia de “casamiento” tendrá su vuelta en nuestra verdadera espiritualidad indígena.

¡¡¡Con la Pacha no se juega!!!

¡¡¡Jallalla Hermanos y Hermanas!!!

x

Tal vez te interese

El Equipo Argentino de Antropología Forense custodia 600 cuerpos que aún buscan su identidad

“Hemos asumido un compromiso, y estamos decididos a cumplirlo. El Equipo Argentino de Antropología Forense va a seguir adelante con esta ...

A %d blogueros les gusta esto: