Estudiantes a Gerardo Morales y Calsina: “Queremos que nos dejen cursar, que nos evalúen y recibirnos”

Por Fernanda Cruz*. Estudiantes de profesorados de distintas carreras del IES N° 5 se organizan por reformas en sus planes de estudio que permitan la cursada, los exámenes y el egreso masivo. Solicitan a su rectorado que inste a la Dirección de Educación Superior una solución.

Este año, estudiantes de profesorados de educación secundaria en Ciencias de la Administración, Lengua y literatura, Biología y Matemática se encontraron con requisitos establecidos por sus planes de estudio que les impiden cursar algunas materias, presentarse a rendir en los turnos de exámenes en condición de alumnos libres y de este modo, las carreras que deberían realizarse en cuatro años, en realidad se realizan en siete o más años.

Ayelén Mamaní, estudiante de Matemática, es una de las estudiantes que cursaba Residencia Pedagógica y quedó afuera después de las mesas de mayo por no aprobar la materia correlativa. Ella cuenta: “Quiero ver la posibilidad de que me den una mesa de examen más para poder seguir en Residencia. Soy mamá soltera, tengo dos niños y trabajo medio tiempo por el estudio. Extender la carrera un año más me complica en su bienestar -el de sus hijos-, en sus demandas, es perder un año.”

Natalia, estudiante de Lengua y literatura, expone otros problemas burocráticos que enlentecen su egreso: “presenté lo papeles en tiempo y forma para hacer la equivalencia de dos materias, o sea, el reconocimiento de materias de la facultad [de Humanidades] hacia el profesorado para poder adelantar la carrera. Me asimilé el año pasado, pero no pude presentar ese año los papeles porque ´Historia Argentina y latinoamericana´ no tenía profesora hasta el mes de junio, cuando ya se había vencido el plazo para la presentación de equivalencias. Entonces solicité las equivalencias este año, y ahora me dicen que no están mis papeles, no los encuentran. Me dicen que tienen que aparecer, pero a todo esto, me piden que los presente de nuevo”.

Leticia, estudiante de Biología, ingresó en el 2016. Podría recibirse en los años estipulados por el plan de estudios, pero el Reglamento Académico Provincial le niega una mesa extraordinaria que la examine para aprobar las correlativas de Residencia. Ella relata: “Yo pedí mesa extraordinaria, ya que se abren mesas igual para el plan histórico. Todo por nota, pero las respuestas fueron negativas. Tengo buenas notas, es injusto.”

Mariano, delegado de 4º año de Ciencias de la Administración, explica que muchos estudiantes quedaron afuera de Residencia porque en las mesas de mayo no les permitieron rendir una materia. Aclara que se trata de una cuestión burocrática que carece de fundamentación epistemológica: por reglamento, como este año aprobaron una correlativa, deben inscribirse en la materia que quieren rendir en el 2020, esperar a que termine el ciclo lectivo para anotarse en una mesa y en el 2021 recién cursar Residencia. Así, lo que ellos pueden hacer en un año, lo tienen que hacer en tres, cuando “hay antecedentes en la institución en los que esta norma no se llevó adelante”.

Daniela Muñoz, estudiante de Lengua y Literatura y consejera estudiantil, plantea “Gerardo Morales y la ministra Calsina se acuerdan de que estudiar es un derecho cuando nuestros docentes toman medidas de fuerzas por un salario digno, pero queda en evidencia lo demagógico de su discurso con el cierre de carreras, los miles de jóvenes que no acceden al nivel superior por los exámenes eliminatorios y estos planes de estudio diseñados para que nadie se reciba. De los ingresantes del 2015 en Lengua, solo se recibió una estudiante en este IES; y nos dijeron que, en la Quiaca, nadie. Cuando el egreso es un caso excepcional, no se puede responsabilizar ni a las capacidades de los docentes, ni a la de los estudiantes, es porque el sistema está adecuado al ajuste económico y no a la realidad.”

Por último, agregó: “No podemos tolerar más esta situación, pedimos que se realice las reformas necesarias a estos planes de estudio para dejarnos egresar. También es evidente que ya no pueden realizar más diseños curriculares de modo tan verticalista, burocrático, sin la participación real de los estudiantes y docentes. Cada vez que un estudiante alza la voz, el gobierno nos manda a estudiar, y justamente nosotros queremos que nos dejen cursar, que nos evalúen y recibirnos.”

El jueves 23 presentaron una nota a su rectorado para que inste a la Dirección de Educación Superior dar una solución. El lunes, los estudiantes Lengua, lograron obtener una audiencia con la DES en la que esperan que reciban a todos, puesto que todas las carreras mencionadas tienen la misma problemática.

*Estudiante de Lengua y literatura del IES N° 5

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Conversatorio en Humanidades: “Mujeres migrantes: realidades, violencias y acceso a derechos”

En el marco del proyecto Cerrando Brechas II: Desnaturalizando violencias ocultas para erradicar la violencia de género promoviendo la igualdad, y ...

A %d blogueros les gusta esto: