La situación de los migrantes es el eje de una muestra de cine y un panel de debate

El viernes 14 y el sábado 15 se desarrollará la 1ª Muestra de CineMigrante en Jujuy, que incluye la proyección de cortos y largometrajes vinculados con la temática migratoria y un panel sobre “Extranjerías en tiempos neoliberales”. Será en el Espacio INCAA Mercosur con entrada libre y gratuita.

La muestra se realiza en el marco del Día Internacional del Migrante, que se celebra cada 18 de diciembre, instituido en el año 2000 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el fin de difundir los derechos de las personas migrantes y conseguir su protección.

La Muestra está organizada por CineMigrante, una organización no gubernamental que construye espacios de promoción de los derechos humanos y de integración cultural. A nivel local, auspician y participan Abogadas y Abogados del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) y el Grupo de Estudios de Sectores Subalternos del Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales Regional (CISOR) de la Universidad Nacional de Jujuy.

En su presentación, CineMigrante propone trabajar de manera transversal con todo tipo de colectivos y organizaciones vinculadas a la temática migratoria, construyendo espacios de información y formación en pos del reconocimiento de las potencialidades individuales, como base para la transformación social, entendiendo que las sociedades son multiculturales y buscando contribuir al desarrollo de tales diversidades.

“La problemática de las personas migrantes no es algo nuevo ni está restringido a un contexto particular. Se da desde que existe el hombre y en toda la geografía. Conocemos la problemática por los medios, a veces a través de imágenes estereotipadas de los migrantes, sin que se les dé voz a ellos para que cuenten sus experiencias y los motivos por los que dejan su lugar. Esta muestra de cine migrante nos acerca a esta perspectivas”, explicó en el programa Día 6 Laura Yufra, investigadora del CISOR-Conicet-UNJu.

Además de la proyección de cortos y largometrajes vinculados con la temática migratoria, la Muestra incluye un panel titulado “Extranjerías en tiempos neoliberales”, del que participarán, además de Yufra, la antropóloga Gabriela Karasik y Elena Chaves, coordinadora institucional de Andhes.

Yufra explica: “Una de las características principales del abordaje neoliberal de estas cuestiones es la responsabilización individual de los problemas, perdiéndose de vista justamente lo social y culpabilizando a las víctimas de sus propios malestares. En relación con la migración, esto ocurre en un contexto de recortes y dificultades económicas, donde es más fácil responsabilizar a los individuos o los grupos que reconocer el origen social de algunos conflictos o problemas”.

Una ley de vanguardia

En este sentido, en el panel se abordarán esta cuestiones desde el punto de vista de las transformaciones ocurridas en el último tiempo en la ley argentina de migraciones, la 25.871, sancionada en 2003, que es considerada de vanguardia por haber planteado la cuestión migratoria con una perspectiva de derechos humanos. Reglamentada en 2010, fue una norma que se diseñó con una alta participación de organizaciones de la sociedad civil, migrantes y especialistas que trabajaban en la temática.

“Es una ley bien consensuada, participativa, que concede muchos derechos y sobre todo consagra el derecho humano a migrar. Eso es lo más interesante porque cambia todo un paradigma. Antes teníamos el paradigma de la securitización, en cambio con esta ley hablamos de migrar como derecho humano, sacando el peso en la persona migrante y poniendo la obligación del estado de acompañar y asesorar en la regularización migratoria”, detalla Cháves.

Uno de los ejes principales de la ley fue haber implementado un programa de regularización migratoria muy amplio, centrado en la Patria Grande, que permitió que, por ejemplo, abuelos y abuelas bolivianos residentes en Jujuy obtuvieran por primera vez su DNI.

No obstante, desde 2017 hubo un cambio a partir del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que modificó la ley, cuya constitucionalidad fue cuestionada y está actualmente en trámite en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “El DNU ha producido un retroceso en cuanto a los derechos consagrados en la ley, cambiando el paradigma y criminalizando a la persona migrante. Por eso está siendo debatido, porque entendemos que es inconstitucional”, señala Cháves.

Laura Yufra detalla las consecuencias de ese cambio de paradigma: “Se han habilitado una serie de discursos y prácticas que antes eran casi inimaginables. Siempre con los extranjeros se ha tenido una relación ambigua, pero estos discrusos han habilitados posiciones francamente hostiles hacia las personas migrantes”.

Si bien el DNU no modifica los artículos que garantizaban el acceso a los derechos y recursos sociales, al día siguiente de su promulgación, en enero de 2017, comenzaron a surgir voces cuestionando el acceso a los recursos sociales. En Jujuy, se puso en debate la atención de bolivianos en el sistema público de salud, mientras que a nivel nacional hubo una avanzada contra los extranjeros que estudian en las universidades nacionales.

“Hubo un episodio con una mujer salteña en oficinas del PAMI que fue insultada y agredida, acusándola de boliviana. Este es un ejemplo paradigmático, porque cuando empiezan estas actitudes, sobre todo en una provincia como la nuestra, en realidad no son las personas migrantes las únicas susceptibles de sufrir discriminación y maltrato, sino la población en general”, agrega Yufra.

Desde el punto de vista formal, entre otras modificaciones, el DNU cambió la situación de las personas migrantes sometidas a un proceso judicial, restringiendo su acceso a la defensa técnica. Antes, frente a un trámite de expulsión, el migrante tenía 30 días para contestar, y a partir del DNU cuenta solo con 3 días. Por otra parte, antes se producía la expulsión cuando la persona que había cometido un ilícito tenía una condena firme, y ahora es suficiente con que se produzca el procesamiento.

“Además, se ignora el principio de reunificación familiar, para poder contrarrestar estas expulsiones, que es un principio de derechos humanos a nivel internacional, sostenido y avalado por nuestra Constitución porque incorpora tratados internacionales que resguardan este derecho. Así vemos cómo quedan desprotegidos niños y niñas migrantes, hijos de padres migrantes, si llegasen a ser expulsados”, agrega Cháves.

Otras dificultades que afrontan los migrantes a partir de la promulgación del DNU tienen que ver con la cuestión económica y el costo que implica el trámite de residencia. La regularización, que antes costaba 300 pesos, pasó a costar 3000. Cháves da precisiones: “Las personas vienen de una situación de ajuste, precisamente buscand su estabilidad. Llegan, se registran en el primer ingreso y hacen una visa de turista, que dura tres meses. En ese tiempo no pueden trabajar. Recién pueden hacerlo cuando obtienen la regularización migratoria y el certificado de haber ingresado, lo que les da acceso a la precaria, hasta que les den el DNI. Recién con la precaria pueden trabajar, pero para acceder a ella necesitan el dinero”.

Para Yufra, garantizar los derechos de las personas migrantes “es un gran desafío para todos, porque hace a la calidad democrática de nuestras sociedades”.

“La ley es fantástica, pero hay un gobierno que implementa políticas públicas que retroceden, y al que no le imoprta violentar el principio de no regresabilidad de los dechos humanos, que nos da cuenta de que si logramos un piso no podemos bajar. Los derechos humanos son progesivos, para arriba”, suma Cháves.

El DNU contra las personas migrantes: una política selectiva y diferenciada

Programación de la muestra

Viernes 14 

A las 16.30, apertura de la Muestra a cargo de Agustina Ferraresi (de CineMigrante), Laura Yufra y Elena Chaves.

A continuación proyección de tres cortos: Escort (Países Bajos, 2013), Tu seras mon Allié (Bélgica, 2012) y The journey of no return (Alemania-Turquía, 2010).

A las 18 se desarrollará el panel “Extranjerías en tiempos neoliberales”, con la participación de Gabriela Karasik, Laura Yufra y Elena Cháves, y presentación del informe “Consideraciones sobre la presencia boliviana en Jujuy y sobre el Proyecto de Ley de Creación del Sistema Provincial de Seguro de Salud para Extranjeros”.

A las 19.30 se proyectará el  largometraje La jaula de oro (México-España, 2013), que aborda el tránsito y migración de tres adolescentes niños por Centroamérica, un tema que hoy está en el foco por las caravanas de migrantes que avanzan desde esa región hacia México, para llegar a los Estados Unidos.

Sábado 15 

A las 16.30 se proyectará el corto Le bruit et la rumeur, la fabrique du préjugé (Francia, 2011). A continuación, el largometraje Les sateurs (Dinamarca, 2016), que trata sobre el cruce de africanos hacia la anhelada Europa, contado en primera persona por los propios migrantes.

Descargá el programa completo

 

 

x

Tal vez te interese

El Arte se manifiesta contra el terror que implementó el Estado hace 43 años

A 43 años del golpe cívico militar y bajo el lema “Unidad en la lucha por nuestra dignidad”, los artistas de ...

A %d blogueros les gusta esto: