Destacamos

Los organismos de DDHH le responden a Bullrich: “Una burda estrategia de campaña”

Volcada de lleno a la campaña electoral, la ministra Patricia Bullrich buscó generar una antinomia con los organismos de derechos humanos al afirmar que “nunca se ponen de lado del policía asesinado ni de la víctima”. La afirmación es “deliberadamente falsa e incorrecta”, advirtió el director del CELS, Gastón Chillier, quien recordó los históricos cuestionamientos del organismo a la ley de personal policial que los obliga a actuar aún cuando están fuera de servicio, situación en la que se produce la mayor cantidad de muertes policiales. “¿Qué autoridad tiene Bullrich para hablar sobre cómo comportarse ante una muerte cuando promueve el ‘mate primero y averigüe después’?”, se preguntó Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien recordó que “para nosotros el principal derecho humano a proteger es el derecho a la vida, siempre”.

–¿Hay posibilidad, como dicen organismos de Derechos Humanos, que (las pistolas Taser) sean usadas para torturar? -le preguntó Clarín.

–Los organismos de derechos humanos nunca se ponen del lado del policía asesinado, ni de la víctima. Por eso la opinión que tienen de la Taser es poco consistente. Es un arma no letal, que siempre debe ser usada con cuidado. Pero si quieren que no haya Policía y que cada uno se defienda como pueda, deben decirlo claramente– fue la respuesta de la ministra.

“Las Taser son un arma de tortura. Le preguntan a Bullrich si ‘como dicen los organismos de derechos humanos’ las Taser pueden ser usadas para torturar. En lugar de responder que no y que respeta los derechos humanos, ataca a los organismos”, advirtió H.I.J.O.S. Capital desde Twitter. “Esa afirmación es una estupidez, una ofensa más a los organismos que hay que tomar como de quien viene. Tengamos presente que su jefe, el presidente Macri, a poco de asumir habló del ‘curro de los derechos humanos’”, recordó Almeida ante la consulta de PáginaI12. “Para nosotros el principal derecho humano a proteger es el derecho a la vida, siempre. ¿Qué autoridad tiene Bullrich para hablar sobre cómo comportarse ante una muerte cuando promueve el ‘mate primero y averigüe después’? ¿Qué ha hecho ella ante las muertes de Santiago Maldonado y de todos los muertos por la policía?”, se preguntó.

“Es evidente y burda la estrategia de campaña de intentar generar una antinomia con los organismos, y como estrategia me parece peligrosa”, señaló Chillier, quien consideró “deliberadamente falsa e incorrecta” la afirmación sobre la actitud ante las muertes de policías. “En el CELS nos manifestamos históricamente en contra de una regulación que genera la mayor cantidad de muertes de policías al obligarlos a actuar aún cuando están de franco. En 2018, 20 de los 28 policías que murieron estaban fuera de servicio y actuaron porque si no lo hacen son sancionados. Aunque hayan trabajado quince horas y estén con su familia en una plaza, sin chaleco antibalas, esa regulación los obliga a actuar. El CELS hace más de veinte años que viene luchando contra esa regulación que no sólo pone en riesgo la integridad física y la vida de los policías sino que afecta también las condiciones laborales, ya que nadie trabaja turnos de 24 horas”, destacó.

Un segundo aspecto que resaltó Chillier pasa por los riesgos para la sociedad, incluidos los policías, del discurso de “mano dura” y su materialización en el protocolo sobre uso de armas de fuego. “El CELS es crítico de un protocolo que promueve al abuso de la fuerza, con lo cual genera una escalada en el uso de armas que implica poner en riesgo la integridad física y la vida de todas las personas: de quien eventualmente delinquió y debe ser juzgado, de terceros que muchas veces mueren en contextos de enfrentamientos, y de los propios agentes de las fuerzas”, explicó. Si desde el Estado se fomenta la idea de que el policía está habilitado para matar “se genera una escalada de violencia porque quien va a delinquir sabe que va a matar o morir”, advirtió.

Chillier calificó como “absolutamente irresponsables” las declaraciones de Bullrich y consideró que “no debería jugar con el miedo y la demanda legítima de seguridad, porque es jugar con fuego”. “Bullrich y la clase política deberían mirar de reojo lo que ocurre en Brasil, ver lo que pasa cuando irresponsablemente se azuzan los miedos, cómo se terminan legitimando plataformas políticas de negación de derechos”, advirtió. Por último, contextualizó la afirmación de la ministra en el fracaso de las políticas oficiales. “Ante la imposibilidad de poder dar una buena noticia en términos económicos y sociales, es bastante claro que sólo les queda enarbolar el discurso del orden y la mano dura, y es muy peligroso”, alertó.

Página/12

x

Tal vez te interese

Es oficial: la inflación de 2018 fue del 47,6%, la más alta de los últimos 27 años

El Índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó en diciembre el 2,6% y acumuló un alza del 47,6 % durante 2018, informó el ...

A %d blogueros les gusta esto: