Belizán en el Hogar Escuela: «Seguramente están por hacer un hotel»

Hace ya más de dos semanas que las madres y padres de los niños que asisten al Hogar Escuela José Ignacio Gorriti mantienen el reclamo para que se reincorpore al personal separado de su cargo, incluidos directivos, y que vuelvan a habilitar los cuatro dormitorios que funcionaban, de los cuales fueron cerrados dos. En la mañana de este martes, se hizo presente en el lugar Pedro Belizán, jefe del bloque de diputados provinciales del PJ, quien afirmó: «La sociedad tiene que saber que el gobernador y la ministra no quieren preservar el Hogar Escuela».

«Más que venir acá, la ministra tendría que ir a la iglesia a confesarse por todos los desastres que está haciendo», sentenció el legislador en referencia a la titular de la cartera de Educación, sobre quien además dijo que «aparentemente está por encima del gobernador, porque toma las decisiones y no da explicaciones ni a la sociedad, ni a la Legislatura ni al gobernador».

Ante la falta de información oficial sobre cuáles son las razones de los cambios, aparecen las presunciones. Para Belizán, la suma de irregularidades tendría una única razón: «Lo que la sociedad tiene que saber es que el gobernador y la ministra no quieren preservar el Hogar Escuela», afirmó, y aventuró «Seguramente están por hacer un hotel».

En tanto, las madres volvieron a reclamar que todo vuelva a ser como era. De los cuatro dormitorios que funcionaban, ahora quedan habilitados solamente dos, uno para chicos y otro para chicas. «La supervisora amontonó a todos, están los de 5 años con los de 12; no los pueden mezclar así», dijo Claudia Carabajal, una de las mamás que permanecen en la puerta del establecimiento.

Se quejaron además de que los niños sufren violencia y maltratos de parte de los nuevos directivos y docentes que fueron designados tras separar a los anteriores. «Les están dando menos comida, el otro día no les querían dar una frazada, y hacía frío. Tampoco los dejan salir a los recreos, no tienen juguetes, clases de apoyo ni taller», enumeraron.

El viernes  pasado fue la última reunión que tuvieron con algún responsable. Fue con el supervisor, quien les dio que todos los cambios son para que los niños estén mejor. «Pero están peor -aseguran las mamás-. Sacaron los roperos, los llevaron al depósito, otros están a los costados, otros atrás».

A diferencia de lo que ocurría antes, comenzaron a aplicarse castigos, como por ejemplo encerrando a los niños en el dormitorio. Así fue como se perdieron su participación en la FNE.

A las madres tampoco les permiten entrar al Hogar. «Les hicieron firmar un acta al personal para que ningún papá pueda entrar. Antes íbamos, entrábamos a la cocina a colaborar, siempre estaba abierta, íbamos al comedor a ver qué comían nuestros niños, pero ahora no nos permiten», describieron.

Tampoco está funcionando el gabinete. La fonoaudióloga es una de los profesionales despedidos, por lo que los chicos que estaban en tratamiento sufrieron una regresión y dejaron de hablar.

Esta situación provocó que muchos chicos y chicas no quisieran volver. Aseguran las madres que hoy están asistiendo menos de la mitad de los 180 que solían ir. «Tienen miedo, dicen que los nuevos maestros los maltratan, les gritan y los agarran de los brazos. No están capacitados», dicen.

Los niños, en tanto, están reaccionando. A su modo, claro. Algunos no quieren ir más, otros expresan su bronca con violencia, tratando de escaparse o intentando producir algún daño al lugar.

A pesar de haber presentado notas pidiendo audiencias, las madres no recibieron respuesta ni del gobernador Gerardo Morales ni de la ministra Isolda Calsina.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Docentes, padres y madres del Hogar Escuela movilizaron a Educación

Los docentes del Hogar Escuela que fueron dados de baja hace un mes se movilizaron al Ministerio de Educación para reclamar ...