Camacho es el que, tras el golpe de Estado, entró al palacio de Gobierno blandiendo una Biblia

Bolivia: Camacho ofreció bajarse y pidió crear un frente único para competir contra Evo 

Luis Fernando Camacho, uno de los políticos más activos en la organización del golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia, puso hoy en suspenso su candidatura a la presidencia para negociar la creación de un frente único capaz de vencer a la fuerza fundada por el líder indigenista en las elecciones generales del 3 de mayo.

Camacho puso «en blanco» su postulación un día después de que se difundiera una encuesta según la cual el candidato presidencial Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS, la fuerza de Morales) encabeza las preferencias del electorado, con una intención de voto de 31,6 por ciento.

Detrás se ubican Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), con 17,1, y la presidenta interina, Jeanine Áñez, candidata de Juntos, con 16,5, de acuerdo con una encuesta nacional de la empresa Ciesmori, que traza un panorama de balotaje.

«Ponemos nuestras candidaturas en blanco por Bolivia; esto no quiere decir de que nosotros nos vamos a bajar solamente porque otros candidatos sumen, vamos a bajarnos para que todos apoyemos una sola candidatura, hagamos eso por Bolivia, es lo que Bolivia está pidiendo», dijo hoy Camacho, citado por los diarios El Deber y Página Siete.

Camacho, un acérrimo opositor de Morales, fue presidente del Comité Cívico de Santa Cruz hasta noviembre de 2019, cuando renunció para presentarse como candidato en las elecciones generales de mayo.

Desde el Comité Cívico encabezó las protestas de 21 días para forzar la renuncia de Morales, quien fue acusado de haber cometido fraude en las elecciones de octubre, en las que fue declarado ganador y reelecto. Las protestas y los planteos de los altos mandos de las Fuerzas Armadas de Bolivia forzaron a Morales a renunciar y a marchar al exilio, primero en México y luego en la Argentina, tras lo cual las elecciones de octubre fueron anuladas.

Siete candidatos se presentaron ahora para competir por la presidencia contra Arce, el postulante del MAS, sin que ninguno de ellos fuera capaz hasta el momento de asegurar una porción suficiente de votos para lograr la victoria, de acuerdo con las encuestas.

En ese contexto, Camacho presentó una carta en la que solicita al Comité Pro Santa Cruz que llame a una reunión de emergencia con los candidatos de partidos y alianzas enfrentados al MAS para buscar un frente único que capaz de ofrecerse en las urnas con mayor vigor de lo que las fuerzas dispersas exhiben ahora.

«Sentémonos y hagamos una sola candidatura», sintetizó el líder cívico.

Según Camacho, la difusión de encuestas que favorecen al MAS le dan una «excusa» a esa fuerza para exigir que se apruebe la postulación de Morales a senador, la cual fue motivo de impugnaciones formales que aún no fueron resueltas por las autoridades electorales, igual que en el caso de Arce.

También pidió que la reunión entre candidatos se haga ante la presencia de la prensa, para que quede claro «quienes están dispuestos a dar todo por Bolivia y quienes no».

«Si no, ¿para qué estuvo la lucha, para qué paramos 21 días, para qué arriesgamos todos los bolivianos nuestras vidas?», completó al insistir con su propuesta de unidad.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Samper: «El caos relacionado a la pandemia prueba que se necesita la Unasur»

Por Julia Goldenberg, en Página/12. En su gira latinoamericana, que se vio suspendida por el avance del coronavirus, Ernesto Samper, expresidente ...