Destacamos
taxis compartidos 2

Cámara de Taxis: “Jorge gobierna para favorecer a las empresas de colectivo, pero el voto se lo dieron los usuarios”

taxis compartidos 2En materia de política de transporte previsto para este año se destacan: aumento de tarifa de colectivo y eliminación la competencia del colectivo, convirtiendo el taxi compartido, en taxi de radio llamada o taxi amarillo.

 De ello se desprende que el objeto del Intendente es incrementar exponencialmente la recaudación diaria de los empresarios de colectivo.

 El Intendente Raúl Jorge, ya lo intento en 2011 y 2013, no pudo, porque desde nuestra institución lo impedimos. Un taxi compartido por todo concepto recauda diariamente, 1.000 pesos, teniendo en cuenta que son 206 unidades, estamos hablando, de que si el Intendente elimina el servicio de taxi compartido pasándolo a amarillo, ello incrementara en 200.000 pesos por día las arcas de pocos empresarios del colectivo. Dinero que hoy se distribuye entre 600 familias de vecinos del taxi compartido.

 Nos oponemos por cuanto, lo que se esconde atrás, es hacer desaparecer el taxi compartido, deteriorar el servicio de taxi radio-llamada, favorecer la recaudación diaria a las empresas de colectivo y entregar el monopolio del transporte masivo a pocos empresarios amigos. Algunos de los cuales son reconocidos militantes radicales y empezaron en el transporte urbano en la gestión del actual jefe comunal, como la empresa que casualmente lleva el santo de su nombre.

 Del aumento del boleto del colectivo acordado por el intendente

 También busca aumentar la recaudación diaria de empresas de colectivo. Si bien todos los sectores de la sociedad sufrimos la inflación, aquellas empresas, son las únicas que reciben millonarios subsidios por mes del gobierno nacional.

 Lo hacen por un simple trámite de “declaración jurada”. Por ejemplo: un empresario “dice” tener 15 colectivos en la línea Z1, que cada colectivo recorre 500 km diarios, y traslada 1.500 usuarios. El municipio no los constata, pero los legitima. A partir de ello, el gobierno nacional paga el subsidio sobre esos parámetros.

 Pero, la realidad es que la cantidad de colectivos en la línea Z1, los kilómetros recorridos y los usuarios transportados son muchísimo menos. Es decir en un contexto fraudulento y con la complicidad del municipio, las empresas de colectivos cobrarían subsidios por un servicio de primera y dan al usuario un servicio de cuarta. Esto data de largo tiempo.

 El municipio sostiene que el transporte urbano traslada 6000.000 usuarios por mes. Las empresas deben tributar al municipio el 3 % de cada boleto ($3.50). Es decir casi $ 500000 por mes. Pero, las empresas de colectivo no pagarían de forma efectiva sus impuestos municipales y el Intendente no hace nada por cobrarles, desde que se hizo cargo de la Intendencia. Todo lo contrario para con el taxista.

 En consecuencia, si un taxi compartido que hace un simil trabajo que el colectivo, no recibe subsidio alguno y paga puntualmente los altísimos impuestos municipales, cobra actualmente por su servicio 4,00 pesos. El colectivo que recibe millonarios y dudosos subsidios y no paga impuestos municipales, no debería recibir aumento de tarifa, máxime ahora que los mismos empresarios, reconocen que tienen menos frecuencia o colectivos por línea.

En mayo del 2013, el intendente Jorge, justificó el último aumento de tarifa de colectivos diciendo que estaría mejor el servicio. La realidad indica que esta peor. Y van …

 Propuesta

 Ante esta situación proponemos que antes de otorgar un aumento al boleto de colectivo se:

 Forme una comisión fiscalizadora que controle y constate, si los subsidios recibidos por las empresas de colectivo, se corresponden con la realidad del servicio que prestan. Puede que allí se encuentre, una estafa al estado nacional, perpetrada por empresarios del transporte urbano en complicidad con el municipio.

 Que antes de aumentarse el boleto de colectivo, el Intendente muestre el pago al día de los impuestos municipales, por parte de las empresas de colectivo. Tal como lo hacen los vecinos comunes.

 Conclusión

 El aumento del boleto de colectivo, la eliminación del taxi compartido, la legitimación sospechoso de subsidios a simple declaración empresarial, el no cobro efectivo de impuestos municipales a aquel sector, son herramientas usadas por el Intendente Jorge, para alcanzar su objetivo real de engrosar la recaudación diaria de las empresas de colectivo, para quienes gobierna. A la vez que damnifica a la economía familiar de todos los usuarios y les privara de tener alternativas de servicio de transporte o deteriora grave y arteramente su calidad.

 Finalmente le pedimos públicamente al Intendente, que se dedique a resolver el problema del comercio ilegal, en particular del transporte trucho y rinda cuenta de la plata que ya administra. Antes de intentar esquilmar usuarios y eliminar taxis legales.

x

Check Also

El gobierno pretendió figurar en una campaña que impulsa un colectivo feminista

El gobierno provincial pretendió figurar en una campaña que inició un colectivo feminista para que comercios se sumen como «puntos seguros» ...