Foto: AP

Crisis en Guatemala: Manifestantes toman el Congreso y le prenden fuego

Cientos de manifestantes tomaron este sábado el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego a varias oficinas hasta ser desalojados por fuerzas de seguridad y cuerpos de bomberos, que apagaron el incendio.

Los manifestantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta de ingreso al Parlamento y también las ventanas, lanzando antorchas de fuego al interior y avanzando para destruir las instalaciones.

Un grupo de manifestantes en las afueras del Congreso de Guatemala rompieron ventanales del palacio Legislativo y prendieron fuego a las instalaciones en el medio de las protestas que se suscitan en el país. De acuerdo a medios locales, se trataría de algunos estudiantes que irrumpieron en el Congreso y lanzaron objetos con fuego para que la sede Legislativa se incendie. La invasión ocurrió sin ninguna intervención de la Policía Nacional Civil (PNC).

Otro grupo de manifestantes que se ubica en la Plaza de la Constitución (enfrente del Congreso) levantan pancartas, banderas de Guatemala y expresan consignas en contra de la aprobación del Presupuesto 2021, hecho que ha desatado movilizaciones y motivan las peticiones de renuncia del presidente y los parlamentarios.

La actuación del presidente Gianmmattei para autorizar el presupuesto parece ser el último eslabón en la cadena de desaciertos que la población advierte en la administración, ya cuestionada por la mala gestión de las emergencias por la pandemia, los fenómenos climáticos (el reciente paso de Eta e Iota) y el uso de recursos para gastos superfluos o la duplicidad de funciones de algunos funcionarios.

Varias organizaciones como la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Justicia Ya, Acción Ciudadana, y el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas. respaldan la convocatoria para las protestas ciudadanas.

Solo este viernes hubo 17 convocatorias de diferentes organizaciones a manifestaciones en diversos puntos del país, en protesta por la “aprobación exprés” del Presupuesto para 2021 por parte del Congreso, según el diario local El Periódico.

La Corte de Constitucionalidad (CC) concedió un recurso de amparo presentado por dos ciudadanos contra Giammattei, a quien obligó a “preservar el orden público” y permitir “tanto el derecho a manifestarse como también el derecho a la libre locomoción de personas y vehículos”.

Pese a ello, la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala suspendió el transporte público debido a la “alta concentración de personas” en el centro.

El vicepresidente Guillermo Castillo le propuso al presidente Alejandro Giammattei que ambos dejen sus cargos “por el bien del país”, ante las persistentes divergencias entre ambos.

El vicepresidente propuso esa solución a fin de descartar “ideas sediciosas”, como un golpe de estado, y aseguró que no quiere asumir el cargo de Giammattei, pero aclaró que no renunciará si no lo hace también el mandatario.

Castillo agregó que le propuso a Giammattei que vete el Presupuesto sancionado y lo devuelva al Congreso porque tiene “anomalías”, y calificó al jefe del Estado como “alguien que posiblemente ha hecho mal las cosas”.

La secretaria de Comunicación, Francis Maseck, dijo que la Presidencia no tenía comentarios sobre las declaraciones de Castillo.

El 29 de septiembre pasado, Giammattei reprendió públicamente a Castillo después de que se filtrara a la prensa la grabación de una conversación en la que el vice le reclamó que fuera “serio”.

“Si el señor (Castillo) tiene diferencias, que venga al Consejo de Ministros y las exponga, pero que no agarre su chat y lo mande a un periódico para tratar de hacerse víctima de algo que no es víctima”, dijo entonces el mandatario por radio.

Giammattei confirmó la veracidad del audio filtrado y amenazó a Castillo con querellarlo por difundir esa conversación privada mantenida en el seno del grupo de chat del gabinete.

Aquella conversación se produjo cuando Castillo fue citado a una reunión del gabinete para definir la continuidad o no del estado de calamidad por la pandemia de coronavirus y respondió que no asistiría y criticó a Giammattei por no haberle delegado atribuciones mientras permaneció aislado por haber contraído Covid-19.

“Esa reunión pudimos haberla tenido con suficiente antelación si usted hubiera decidido delegar en mi persona la convocatoria al Consejo de Ministros y no detenerla egoístamente solo pensando en el ejercicio de poder recaído en su persona”, dijo aquella vez el vice.

“El problema del vicepresidente es que durante las últimas cuatro semanas no se acercó jamás a ningún ministerio a ver qué estábamos haciendo; si alguien se ha estado rascando la barriga, que se ponga por lo menos con la boquita callada”, replicó Giammattei.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El PSDB mantiene San Pablo y el bolsonarismo perdió la intendencia de Río de Janeiro

El intendente de San Pablo, Bruno Covas, fue reelecto en la mayor ciudad sudamericana, mientras el liberal Eduardo Paes le arrebató ...