construccion 01

Datos de agosto: la actividad industrial y la construcción en baja

construccion 01Agosto fue el séptimo mes consecutivo de caída interanual en la actividad industrial. Tomando en cuenta el acumulado de los primeros ocho meses del año, la baja con respecto a 2015 es del 4,2 por ciento. Retroceden todos los sectores, salvo agroquímicos. En construcción, el desccenso es de casi el 13 por ciento. 

La actividad industrial no repuntó como anticipó el gobierno. El equipo económico de Macri había vuelto a anticipar los primeros brotes verdes en la actividad manufacturera a partir de agosto, pero para ese mes las estadísticas oficiales dieron cuenta ayer de una caída de 5,7 por ciento interanual. De acuerdo con el Estimador Mensual Industrial que difundió el Indec, se trata de la séptima caída interanual consecutiva. En el acumulado de los primeros ocho meses el retroceso fue de 4,2 por ciento frente a igual período del año pasado, la mayor brecha interanual, lo que refleja una profundización del deterioro industrial con un impacto directo e inevitable en el empleo. En la encuesta que realiza el organismo como anexo al informe, el 92,3 por ciento de las empresas relevadas no prevé cambios en su dotación de personal o estima un recorte mientras que 87,4 por ciento adelanta que reducirá o mantendrá la cantidad de horas trabajadas.

El equipo económico había celebrado como una señal de recuperación de la actividad, principalmente de la construcción, una mejora en los despachos de cemento. El informe del Indec confirmó esa mejora, la cual fue de 4,3 por ciento respecto de agosto del año pasado, pero reveló que fue la única suba en el bloque vinculado con la construcción. La producción de vidrio se retrajo 12,5 por ciento y la de “otros materiales para la construcción” cayó un 5,2. El resultado fue que el bloque de minerales no metálicos descendió 3,1 por ciento.

Más aplastante fue la baja de la industria metálica, con una desplome de 27,5 por ciento para la producción de acero crudo y de 0,3 en aluminio. La menor actividad siderúrgica en los primeros ocho meses (-17,2 por ciento) afectó tanto a los laminados planos como a los productos no planos, cuya producción disminuyó 15,3 y 19,8 por ciento respectivamente en forma interanual. “Entre los laminados no planos cabe mencionar, según datos del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción, que el consumo interno de hierro para hormigón descendió 19 por ciento en el acumulado a agosto en comparación con igual período del año anterior”, detalla el Indec.

En otro rubro donde se registraron fuertes retrocesos en la actividad fueron Productos químicos y Caucho y plástico, que perdieron como bloque 2 y 8,5 por ciento respectivamente. Dentro de esos rubros se destacan las caídas de la producción de detergente y jabones, con una baja de 20 por ciento, y de fibras sintéticas, con el 20,1 por ciento. En estos casos se evidencia el efecto del reemplazo de producción local por importados, lo que también afecta a la industria textil. Por el contrario, creció con fuerza la fabricación de agroquímicos, que se disparó un 38,2 por ciento interanual, a partir de una mayor actividad agroexportadora. La menor venta de automotores se reflejó en una caída de 3 por ciento en la producción de neumáticos, mientras que la retracción del consumo interno tuvo su correlato también en una baja de 9,6 en manufacturas plásticas.

Junto con la menor producción de fibras sintéticas, la baja de 8,3 por ciento interanual en agosto de la elaboración de hilados de algodón y de 0,5 por ciento en tejidos representó una caída de 3,3 por ciento para la industria textil en su conjunto. La semana pasada se conoció que TN Platex, la mayor empresa textil del país, resolvió cerrar a fin de mes su planta de la ciudad chaqueña de Puerto Tirol dejando 166 trabajadores sin empleo. Alpargatas, la segunda en importancia, comenzará el mes próximo a otorgar vacaciones anticipadas a sus empleados.

La industria alimenticia arrojó un incremento de 0,4 por ciento en agosto pero una reducción de 1,3 por ciento en el acumulado desde enero. Agosto arrojó baja en lácteos, con un 10,5 por ciento; molienda de cereales y oleaginosos, 5,8 por ciento; y bebidas, 0,9. Por último, la producción automotriz registró en agosto una disminución del 7,2 por ciento, mientras que en el acumulado de los primeros ochos meses la caída fue de 12,6 por ciento, con lo que dejó de ser el segmento que arrastra el indicador para sumarse al desplome generalizado.

Las expectativas de los empresarios recogidas por el informe revelan que 54,3 por ciento de los entrevistas no prevé cambios de la demanda interna y el 24,6 por ciento estima una baja. Sólo el 21,1 por ciento aguarda alguna mejora. En cuanto al perfil exportador, el 54,3 por ciento no espera cambios en sus ventas externas y el 20,7 por ciento prevé una baja de sus exportaciones.

La construcción también 

El indicador oficial de actividad en la construcción sigue en retroceso. En ocho meses de 2016, marca un descenso del 12,8 por ciento respecto de 2015. Cae el empleo formal en el sector: 15,5 por ciento menos que el año pasado.

La actividad de la construcción cayó 3,7 por ciento en agosto respecto del mismo mes del año pasado, según lo informó ayer el Indec. En lo que va del año, marcó una merma del 12,8 por ciento interanual. El empleo de la construcción marcó el mayor retroceso en el año, al disminuir 15,5 por ciento en julio, computando 387.295 trabajadores formales en el sector, cuando al mismo mes del año pasado había 458.433. El freno de la obra pública, la desarticulación de programas de incentivo como el Procrear y el salto de los precios en los últimos meses explican el parate del sector. Los despachos de insumos claves para la edificación marcaron caídas de más del 15 por ciento. La mitad de los empresarios de las constructoras considera que para los próximos meses no habrá una recomposición de la actividad.

La construcción marcó este año caídas que no se registraban desde la crisis de la convertibilidad (año 2001). En enero, la actividad bajó 2,5 por ciento respecto de doce meses atrás, mientras que en febrero lo hizo en el 6,2 por ciento, 6,8 en marzo, 24,1 en abril, 12,9 en mayo, 19,6 en junio, 23,1 en julio y finalmente 3,7 en agosto.

La venta de materiales para la construcción marcaron fuertes retrocesos el mes pasado. Hierro redondo para hormigón disminuyó 15,3 por ciento en agosto respecto de igual mes de 2015. La caída de ladrillos huecos fue del 10,9 por ciento y en pisos y revestimientos cerámicos, del 1,5 por ciento. A diferencia de este desempeño, artículos sanitarios de cerámica marcó un alza del 1,7 por ciento, al tiempo que asfalto subió 25,3 por ciento, pinturas para construcción 4,6 por ciento y placas de yeso 7 por ciento. En cuanto a los despachos de cemento portland, el insumo de mayor relevancia para la actividad de la construcción, se anotó un alza del 6,8 por ciento, asociado a efectos estadísticos por la mayor cantidad de días hábiles que tuvo agosto de este año respecto del mismo mes del año pasado. También a fenómenos meteorológicos, con mayor cantidad de lluvias en 2015 en relación con las de este año.

El Indec difundió en el informe una encuesta de expectativas de las principales constructoras que realizan tanto obras públicas como privadas. El 65,2 por ciento de las firmas consideró que en los próximos meses su nivel de actividad no cambiará o que incluso continuará disminuyendo. A su vez, el 65,3 por ciento de los constructores considera que el empleo no variará en septiembre, octubre y noviembre, mientras que el 4,3 por ciento espera que siga retrocediendo. El 25,4 por ciento de los empresarios planteó además que será importante la política de créditos para el sector para empezar a recomponer el nivel de actividad.

El parate de la construcción se explicó en buena medida por el freno casi total de las obras de infraestructura este año, es decir las construcciones asociadas al gasto del sector público. El Indec dejó de publicar la evolución de los distintos bloques que componen el nivel general de la construcción, donde se informaba la dinámica de la obra vial y de otros proyectos estatales de envergadura. Sin embargo, la ejecución del presupuesto permite observar el freno de los gastos de capital del Estado, con meses de 2016 en los que se gastó en términos nominales menos que en 2015, pese a la suba de los precios de más del 40 por ciento. Recién en agosto empezó a registrarse cierta reactivación nominal de los gastos de capital, aunque estas erogaciones continuaron siendo negativas en términos reales.

Página/12

x

Check Also

El Senado debatirá el proyecto de aporte solidario de las grandes fortunas

El Senado comenzará este martes a debatir en comisión el proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de Grandes Fortunas, ...