Juan Rueda, Mónica Cunchila y el abogado Julián Martín Palmieri

Denuncian por falso testimonio y piden la detención de una testigo en el juicio por el femicidio de Iara  

La madre y el padre de Iara Rueda, la adolescente asesinada en septiembre de 2020 en Palpalá, denunciaron en la justicia a Yolanda Beatriz Paredes por falso testimonio, luego de que la mujer declarara como testigo en el juicio que se desarrolla contra Tomás Fernández, Mauricio Esteban Abad y Raúl Arnaldo Cachizumba, acusados del crimen. Ahora el fiscal Diego Funes debe evaluar el caso y podría ordenar la detención de Paredes, tal como lo pidió la querella.

Paredes, que es expareja de Cachizumba, brindó testimonio este martes ante el tribunal integrado por María Margarita Nallar –presidenta de trámite–, Ana Carolina Pérez Rojas, y el juez Mario Ramón Puig. En su declaración, «mintió e incurrió en contradicciones con lo que había dicho en su momento tanto en sede policial como en la fiscalía», reveló Julián Martín Palmieri, abogado que representa a la querella de la familia de Iara.

«Con totales contradicciones, claramente quiere dar como resultado un beneficio para el imputado y un perjuicio para el proceso», afirmó el letrado en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), y agregó: «Consideramos que esta persona tiene que ser imputada y detenida a la brevedad».

Martín Palmieri explicó que con sus dichos, Paredes «quiso armar una coartada para desvincular a Cachizumba del hecho». Sin embargo, esos dichos se contrapondrían con los de otra testigo, Salomé Cachizumba, quien relacionó al acusado con el crimen.

«La testigo Salomé Cachizumba declaró y ratificó que este individuo apareció el día que enterraron a Iara Rueda con una pala, lleno de barro, transpirado, desorbitado, lleno de rasguños y lastimaduras en los brazos y en la cara», refirió el abogado.

Incluso en el curso del debate oral se realizó un careo entre esta mujer y el acusado «que fue favorable para la testigo, que se plantó en sus dichos, mientras que el señor Cachizumba no pudo esgrimir defensa alguna y quedó expuesto», indicó.

Respecto del pedido de detención, Martín Palmieri explicó que Paredes tiene que ser detenida no sólo porque incurrió en falso testimonio, perjudicando el debido proceso, sino que además podría influir sobre las personas que deben atestiguar en las próximas audiencias, «que pueden tener alguna clase de relación con esta mujer y con los otros imputados», precisó el abogado.

La denuncia por falso testimonio fue presentada en la mañana de este miércoles en Fiscalía general, y recayó en el fiscal Diego Funes, quien ya pidió las declaraciones de Paredes en sede policial y en la justicia, y fijó audiencia.

«Yo considero que el fiscal va a tener la misma opinión que nosotros, que las declaraciones son totalmente contradictorias y mentirosas», arriesgó el abogado.

Para la audiencia de este jueves se espera que atestigüen algunos efectivos policiales, incluido el jefe de la investigación, de apellido Silvera. «Creo que va a aportar datos de importancia porque él estuvo desde el minuto cero», consideró Martín Palmieri.

También están citados el padre y la madre de uno de los imputados y una joven que en el momento del crimen tenía 16 años, como Iara. «Es una chica que hoy ya tiene la edad habilitada para declarar y en en su momento dijo cosas muy importantes. Veremos si ratifica lo manifestado en sede policial y en la fiscalía», comentó el letrado.

Consultado sobre la inspección ocular que se realizó este martes, consideró que fue «totalmente favorable» para la querella. «Gracias a Dios y gracias a Iara, de a poquito, paso a paso, desde hace dos años y medio, vamos armando un rompecabezas que en su momento parecía imposible», analizó.

En concreto, con la inspección ocular se determinó que los domicilios de los imputados Cachizumba y Abad están muy cerca del lugar donde se encontró el cuerpo de Iara. «Lo que fue bueno es que acreditamos que muy cerca del domicilio del imputado hay un canal de riego, lo que lleva a la hipótesis de que Iara pudo haber estado ahí, pudieron haberle dado muerte en ese lugar y haber estado escondida», detalló el abogado.

«No lo digo yo, sino que lo dijo la forense en su momento. Que la autopsia mostró que el cuerpo de Iara estaba mojado, con barro y pasto. Pero en el lugar donde fue plantado el cuerpo, que está muy cerca de los domicilios de los imputados, la tierra estaba muy seca; eran días de 35, 40 grados de calor», detalló.

Por otro lado, destacó Martín Palmieri, «un día antes de que encuentren el cuerpo de Iara, en el mismo lugar donde la encontraron hubo un rastrillaje; es decir que quienes cometieron el femicidio esperaron a que pase el rastrillaje de Juan (Rueda) y los vecinos para plantar el cuerpo ahí».

«Estamos muy cerquita de la verdad. Es una lucha muy intensa. Pero estamos con la convicción de seguir adelante y con la convicción de que Iara nos sigue iluminando», concluyó.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La Cámara de Transporte exhortan al municipio por la falta de fondos para el Begu

La Cámara del Transporte Automotor de Pasajeros de Jujuy (CTPJ) solicitó una reunión urgente con las autoridades municipales para conocer el ...