Dirigentes de distintos espacios analizaron el debate presidencial 

Tras el primer debate presidencial , los dirigentes del peronismo destacaron la participación de Alberto Fernández, que calificaron como «contudente», y reconocieron la dificultad del presidente Mauricio Macri para imponerse en un debate como candidato cuando carga «con cuatro años con retrocesos en lo económico y social». En tanto, desde Juntos por el Cambio declararon ganador al presidente Macri y se esforzaron en remarcar los gestos de Alberto Fernández.

«Mucha gente bajo la palabra ‘cambio’, creyó, se esperanzó y ahora está desilusionada. Generó una expectativa que, en función de la evaluación de gestión, ha sido un retrocesos económico, social, productivo y financiero», analizó el diputado Daniel Scioli, al entablar un paralelo entre el debate 2015, en el que era candidato a presidente frente a Macri, y el ocurrido ayer en Santa Fe, donde estuvo presente en primera fila como gesto simbólico de las mentiras que el líder de Cambiemos dijo hace cuatro años.

«Alberto estuvo sólido y contundente hablando de temas concretos y desenmascarando otras cuestiones», valoró Scioli, en diálogo con Radio Con Vos, la participación del candidato del peronismo, mientras que consideró que Macri no pudo hacer frente con «la enorme dificultad de cargar con cuatro años con retrocesos en lo económico y social».

El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, coincidió con el ex gobernador bonaerense al señalar que Macri «no supo estar a la altura» del debate presidencial y agregó: «Me cuesta entender cuál fue su estrategia». Con esa perspectiva, en diálogo con Futurock, Katopodis calificó el resultado del debate en términos boxísticos: «En las tarjetas, Alberto fue un 10».  «Todos salimos muy entusiasmados con el debate que hizo Alberto, se mostró con propuestas, con ideas y mostrando un futuro prometedor», destacó el jefe comunal.

Por su parte, el jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, resaltó dos fragmentos de las intervenciones del candidato del Frente Todos.  Uno en el que consideró que «cuando se trata de derechos, no hay que mirar el gasto público» y el otro cuando confirmó que creará el Ministerio de la Mujer.

«Alberto fue muy contundente. Muy contundente al inicio y con picos muy altos sobre economía y derechos humanos. Fue el incuestionable ganador del debate», celebró Rossi en diálogo con El Destape radio. «Yo miraba la cara del presidente y quedó sentido con el encuadre que le dio Alberto al debate», concluyó.

Desde Juntos por el Cambio salieron a adjudicarle a Macri la victoria en el debate de anoche y se encargaron de resaltar la idea del «dedo acusador», con la que el presidente buscó empañar la imagen del candidato del Frente de Todos. «Hay una soberbia de dirigirse a todos con el dedito levantado, diciéndonos como nos tenemos que portar», replicó el senador Bullrich la crítica surgidad desde el macrismo tras el debate.

La idea del «dedo acusador» como símbolo de que «el kirchnerismo no cambió», según apuntó Macri en el debate, fue la base para que en las redes sociales se multiplicaron las críticas a Alberto Fernández y se insistiera en el análisis del debate por parte del algunos medios como una mala actitud del candidato del Frente de Todos. Esta mañana, dirigentes y militantes del peronismo respondieron a ese argumento a través de las redes.

«Es una actitud de soberbia, de volver a marcar con el dedo acusador y no reconocer absolutamente nada», insistió Bullrich, en diálogo con radio La Red, y reivindicó la defensa que hizo Macri de sus casi cuatro años de gestión.  «El presidente reconoció ayer las cosas que están pasando, las buenas y la malas», valoró Bullrich.

«El presidente esta convencido de que este es el camino que nos sacará de los problemas profundos que todavía no hemos resuelto», volvió a confiar el senador por Cambiemos.

Por su parte, el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto también calificó a Macri como el «claro ganador del debate», criticó a su ex socio político Roberto Lavagna, a quien dijo «ver desdibujado», y mantuvo su perfil de las últimas semanas al concentrar sus críticas en los pasajes del debate sobre la realidad venezolana.

«Fernández no puede pronunciarse categóricamente en contra de la dictadura porque su compañera de fórmula, la ex presidente Cristina Kirchner, mantiene negociaciones con (Nicolás) Maduro y con Raúl Castro», elucubró Pichetto para argumentar que fue una «pavada» la advertencia del candidato del Frente de Todos sobre una posible intervención militar en tierras venezolanas con respaldo del Ejército argentino.

Página/12

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Imputaron por «homicidio culposo» al médico de Maradona y allanaron su casa y consultorio

El médico personal de Diego Armando Maradona, Leopoldo Luque fue imputado del delito «homicidio culposo» en el marco de la causa ...