Docentes autoconvocados: Carta abierta a los gremios de la educación

Nosotros, los docentes autoconvocados de todos los niveles y modalidades de la provincia de Jujuy, nos dirigimos a las direcciones sindicales de los trabajadores de Adep, Cedems, Ate, Sadop y Uda a causa del inicio del ciclo lectivo 2021 bajo la modalidad de clases presenciales en contexto de Pandemia. Las mismas iniciaron el miércoles 17 de febrero en los niveles Inicial y Primario, y el pasado 22 de febrero en el nivel secundario.

En primer lugar, queremos resaltar la gran movilidad de personas que significará la presencialidad en las escuelas en Jujuy, sumada a la falta del resguardo de la vacunación de docentes y estudiantes, y, mucho menos, en la población en general.  Al tiempo que se destapa el escándalo de la vacunación “VIP” de políticos y empresarios de la provincia.

En nuestra provincia, hay un total de 218.000 estudiantes en la modalidad común entre los niveles inicial, primario, secundario y superior no universitario; 1.700 en la modalidad especial; 27.500 en modalidad de adultos; 22.200 en las escuelas técnicas; haciendo un total de 273.400 estudiantes, sin contar las familias que se mueven junto a los/as estudiantes para el traslado, sobre todo en los grados más bajos. Todo este movimiento de personas, en una provincia de 700.000 habitantes, muestra claramente que la actividad educativa no es una más.

Sabemos que la pandemia no está, en absoluto, contralada, y que las condiciones de nuestras instituciones para llevar adelante el protocolo que quiere el gobierno, son inviables. Es por eso que, desde la semana pasada, no ha parado de activarse el protocolo en diversas escuelas por denuncias de casos sospechosos o positivos (confirmados) de Covid-19.

Nosotros llevamos contabilizadas más de 35 escuelas, en los que destaca el caso positivo de un niño de una escuela de la localidad de El Carmen. Y el COEM de Humahuaca, por su parte, en sesión extraordinaria, sugirió al Ministerio de Educación, mediante Res. N°04/2021, suspender las actividades áulicas por la situación crítica que se vive en dicha ciudad.

Por otro lado, queremos dejar constancia y denunciar las condiciones de hacinamiento en que se desplazan aquellos/as colegas que trabajan zonas aledañas de Jujuy; situación que contradice e impide el distanciamiento social.

Entre las denuncias de atropello hacia los/as docentes, se cuentan denuncias de colegas a quienes se les impide firmar la toma de posesión, más allá de haber tomado el cargo; o de docentes que debieron someterse a sorteos para ser reubicados, debido a que residen lejos de las escuelas donde son titulares.

Actualmente, muchos docentes se encuentran sin trabajo por la falta de cargos vacantes y el mal funcionamiento de Junta Calificadora, que anuló cargos arbitrariamente, y que envía información cruzada sobre una segunda instancia de entrega de cargos, tratando de enemistarnos entre nosotros.

Existen diversas denuncias por acomodos, mal funcionamiento de la Junta. Como conocedores del sistema y de las realidades en que estamos insertos/as, sabemos que se necesitan más docentes, por lo que deberían crearse más cargos docentes para que todos tengamos parejas pedagógicas.

La falta de información y de objetividad con que se manejan los medios de comunicación «oficialistas» con respecto a la problemática de la comunidad educativa, da cuenta de una clara intención de distorsionar la realidad que vivimos.

Actualmente, circulan en las redes sociales tres links para que docentes puedan registrarse y recibir la vacuna, algo que también genera malestar, ya que ningún formulario considera a los/as docentes reemplazantes. Cada día, surge algo nuevo que afecta emocional, física y psicológicamente a los/as docentes, todo esto sumado a la situación de pandemia: nuestras vidas también valen.

Por todo lo expuesto, exigimos claridad frente a esta situación, sobre todo, por parte de los dirigentes sindicales de los trabajadores de la Educación, quienes deben pronunciarse al respecto.  Nosotros/as estamos convencidos/as que deben suspenderse las actividades áulicas y volver a las clases remotas-virtuales hasta que los gobiernos nacional y provincial se hagan cargo de las inversiones reales que necesitan los establecimientos educativos, con todo el equipamiento necesario, y que los docentes desocupados se sumen como pareja pedagógica; que cada estudiante tenga su computadora, al igual que los/as docentes, con internet gratuito, y que se designe personal técnico y asistencial. Y, también, hasta que se inmunice a la mayoría de la sociedad. Es importante que se aproveche el tiempo para refaccionar todas las escuelas que no están en condiciones y así, regresar a los establecimientos con mayor seguridad, tanto en lo sanitario como en la infraestructura.

También, queremos recordarles que el gobierno viene violando sus propias resoluciones ministeriales. La propuesta al retorno a la presencialidad actual implica la infracción de los mismos acuerdos fijados por el Ministerio de Educación en la Resolución CFE 364/20 y Anexos.

 

Allí, se establecía claramente que, dentro de las condiciones sociodemográficas, el tránsito progresivo a la presencialidad daría prioridad a: “8. 5.a. a las zonas rurales y rurales aisladas dado que tienen baja densidad poblacional, menor uso de transporte público, zonas libres de casos Covid-19, y a los/as estudiantes tienen menos posibilidades de continuidad pedagógica a distancia por las limitaciones de conexión a internet y de menor acceso a dispositivos electrónicos que lo permitan”.

Asimismo, establecía como opción la “no presencialidad” para quienes “por razones sanitarias o no deseen por temor o decisión de las familias, bajo ningún concepto asistir a clases presenciales”, muy distinto al intento actual de presencialidad obligatoria. Y ni hablar de aquella promesa cuasi electoral, “todos los docentes serán vacunados en febrero”. Por esto y lo manifestado más arriba, insistimos y exigimos que los representantes de los trabajadores de la educación, se pronuncien por la suspensión de las clases presenciales que nos está llevando a una situación muy crítica, que no está lejos de ser un futuro crimen social.

Por la defensa de la vida, suspensión de las clases presenciales Y que el gobierno se haga cargo de todos los gastos de los recursos tecnológicos.

Por la derogación del decreto 1807 y todas las resoluciones y leyes que violen los derechos docentes en Jujuy

Por la urgente entrega de todos los cargos docentes en la Provincia

Por la entrega de los abonos a los docentes y se respete dicha ley

Por un censo de infraestructura escolar con su correspondiente inversión para las refacciones de los establecimientos

Por un aumento salarial acorde a dos canastas básicas totales

Por el ejercicio de la democracia sindical a través de las Asambleas, instancias en las que mediante mandato se aprobarán o rechazarán, ofrecimientos del gobierno.

Decimos los docentes jujeños

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Apuap manifiesta su preocupación sobre la situación epidemiológica en Jujuy

Profesionales nucleados en la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública, expresan su enorme preocupación y alerta por el rápido ...