Destacamos

El gobierno no se hace cargo y la Casa de la Mujer María Conti tiene que cerrar

El último día de este año, las responsables de la Casa de la Mujer María Conti de San Pedro de Jujuy tienen que entregar la llave de la casa donde desde hace más de una década vienen atendiendo a mujeres víctimas de violencia de género. Durante los últimos 4 años, el gobierno provincial pagó el alquiler; pero la dueña de la propiedad no va a renovar el contrato. Alejandra Martínez, flamante titular del Consejo Provincial de la Mujer, les dijo a las responsables de la Casa que “achiquen los gastos” y que «por ahora» el Estado no puede hacer nada. Esa es la única respuesta que recibieron.

“Es muy triste para nosotras, después de 12 años de intenso trabajo”, sintetizó una de las referentes de la Casa, Elsa Colqui.

Este jueves, representantes de la Casa fueron hasta el Ministerio de Desarrollo Humano, para pedir una respuesta. Alejandra Martínez no estaba. Las recibió una funcionaria, Fabiana Calizaya, quien les dijo que traten de resolver ahora el problema ellas mismas, que no se puede hacer nada porque no hay medios, y que después el Consejo se va a hacer cargo.

“Pero nosotras mañana estamos haciendo la mudanza, y no tenemos dónde ir”, afirmó Colqui en diálogo con El Submarino Diario, y precisó: “La inmobiliaria nos pide 10 mil pesos de adelanto, más tres meses de depósito más la garantía. No tenemos ese dinero. Así que esto implica que cerremos las puertas”.

La funcionaria que las atendió las convocó para este viernes, a una nueva reunión con Alejandra Martínez. “No sabemos si nos va a dar la solución o nos va a decir lo mismo que antes”, comentó Colqui.

Mientras tanto, están embalando todo para desocupar el lugar.

Durante los primeros 8 años de su existencia, el alquiler de la vivienda donde funciona la Casa lo pagó solidariamente el cantante León Gieco. “Cuando asumió esta gestión, que en la campaña decía que se iba a ocupar de la violencia de género, les pedimos que pagaran el alquiler, que ellos estaban en condiciones de afrontarlo, y así no teníamos que molestarlo más a León”, relató Colqui.

Así es como el estado provincial firmó dos contratos consecutivos de dos años cada uno. Hace dos meses, la propietaria les hizo saber a las responsables de la Casa que el 31 de diciembre tienen que entregar la llave porque no va a renovar el acuerdo.

La Casa de la Mujer María Conti es una asociación civil sin fines de lucro. Sus responsables realizan actividades para recaudar fondos que sostengan su funcionamiento, pero esos recursos no son ni serían suficientes para afrontar un nuevo contrato de alquiler.

Cuando recibieron la notificación de la dueña de la vivienda, fueron a hablar con Alejandra Martínez, titular del Consejo Provincial de la Mujer. “Nos dijo que iba a hacer gestiones para que nos fuéramos a otro lugar, y nos pidió que abaratemos costos”, refirió Elsa.

“Abaratar costos” implicaría, en principio, mudarse de barrio. Y eso es un problema para la continuidad del trabajo de la Casa. “Nosotras no estamos en pleno centro, pero es un lugar accesible para que las mujeres puedan encontrarnos. Querríamos mudarnos cerca de donde estamos ahora, porque la gente ya nos conoce; para que no nos anden buscando”, describió.

Los diez mil pesos que les piden de alquiler mensual para ocupar una propiedad que está cerca de donde funciona ahora «no es siquiera el sueldo de una persona”, señaló Colqui.

“Nos pidieron tiempo porque dicen que están con otros problemas, que momentáneamente lo resolvamos nosotras. Pero es muy difícil. Si tuviéramos el dinero, no necesitaríamos del Estado; pero no lo tenemos”, agregó.

La tarea de la Casa siempre fue importante, y sigue siéndolo a pesar de algunos supuestos avances en las políticas públicas para atender a mujeres víctimas de violencia. Colqui detalló: “A pesar de que se creó una secretaría en la municipalidad de San Pedro, a pesar de que se creó el juzgado de violencia de género, nosotras jamás dejamos de trabajar como siempre. La demanda es muchísima”.

San Pedro de Jujuy es una de las localidades jujeñas donde la problemática aparece con mayor fuerza. En el juzgado de violencia de género aseguran que están sobrepasados por la cantidad de casos que reciben. Y las instancias estatales, como las secretarías y direcciones dedicadas al tema, no parecen estar teniendo resultados concretos y permanentes.

En este contexto, la existencia de organizaciones como la Casa de la Mujer María Conti resulta fundamental porque hacen la tarea que debería hacer el propio Estado. Organizan talleres, capacitaciones, charlas, tanto en su sede como en escuelas y otras instituciones de la zona.

“Ellos no lo tienen que tomar como un gasto, sino como una ayuda y una inversión-reflexionó Colqui-. Nosotras hacemos una parte del trabajo, somos un equipo interdisciplinario, nos capacitamos. Las mujeres vienen y ya salen con una demanda, y en el juzgado solo toman intervención”.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

San Pedro de Jujuy sigue habilitando actividades: Cementerio

El cementerio de la ciudad de San Pedro de Jujuy reabrió sus portones de manera normal de lunes a sábado, en ...