morales1

El presidente de Bolivia promulgó una ley que extiende en saneamiento de tierras por cuatro años

morales1El presidente de Bolivia, Evo Morales promulgó una ley que extiende el «saneamiento» de tierras por cuatro años, para continuar con la «revolución agraria» planteada por su gobierno, con la que ya se entregó títulos de propiedad a casi 400.000 pequeños productores o comunidades indígenas.

 «Hemos escuchado en distintas reuniones y hasta concentraciones el pedido clamoroso del movimiento campesino, indígena, originario de ampliar la ley para culminar con el saneamiento de nuestras tierras en Bolivia y mediante la ministra de Desarrollo Rural enviamos a la Asamblea; ésta aprobó esta ley que ahora estamos promulgando», dijo Morales, citado por la agencia ABI.

 El saneamiento de tierras consiste en garantizar la legalidad de la propiedad individual o colectiva en territorios de pueblos originarios, y su carácter productivo o improductivo; en este último caso se habilita su expropiación.

 Según el informe de la Comisión de Economía Plural del Senado, el saneamiento de tierras en el país, desde octubre de 2006 hasta la fecha, alcanzó el 61 por ciento, por lo que queda pendiente el 39 por ciento.

 El proceso de saneamiento del 100 por ciento de las tierras, con la nueva ley, concluirá en octubre de 2017, lo que supone 106 millones de hectáreas, para lo que el INRA (Instituto Nacional de la Reforma Agraria) necesitará 89 millones de dólares.

 En la ocasión, Morales lamentó, según el diario local Los Tiempos, que algunos dirigentes usen la campaña de saneamiento para «lucrar» y aseguró que varios funcionarios del INRA ya fueron «separados» de sus cargos tras corroborarse actividades ilegales.

«Algunos dirigentes tratan de adueñarse del INRA solamente para que esté al servicio de alguien, (pero) somos autoridades de todos y en base a la legitimidad y la legalidad (nosotros) trabajamos», aseveró.

 El proceso de saneamiento del 100 por ciento de las tierras, con la nueva ley, concluirá en octubre de 2017 Por ejemplo, dijo, que entre 1996 y 2005 sanear una hectárea costaba en promedio cerca de 10 dólares y se lo hizo en 9 millones de hectáreas, mientras que entre 2006 y 2013 se sanearon 57 millones con un costo por hectárea de 1,8 dólares.

 Antes, en 10 años, señaló Morales, se entregaron 26.147 títulos ejecutoriados de tierras, y en la actual gestión, en cambio, se firmaron 396.681 títulos de propiedad.

 Los beneficiados suman, en los 10 años anteriores a 2006, 174.963 familias, mientras en la actualidad son 1.117.804.

 Destacó que con la «mal llamada» Reforma Agraria de los años 50, y posteriormente con el apogeo del modelo neoliberal, la tierra se concentró en pocas manos y benefició a pocas familias.

 En ese sentido, puso como ejemplo el sector de los pequeños campesinos, que tenía 17 millones de hectáreas frente al gran empresariado que contaba con 39 millones de hectáreas.

 Esa situación se revirtió en la actualidad y la tierra en manos de campesinos, pequeños productores, suma 38 millones de hectáreas, mientras que los predios en manos de los empresarios ascienden a 4 millones de hectáreas. «Esa es la revolución agraria», enfatizó el presidente Morales.

x

Check Also

Lula y Ciro Gomes se reunieron en San Pablo y dieron una fuerte señal política para 2022

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el excandidato presidencial Ciro Gomes iniciaron un reacercamiento político opositor al gobierno de ...