Destacamos

El segundo semestre de Milei empezó con despidos masivos y represión

La Policía de la Ciudad reprimió y detuvo a trabajadores y trabajadoras del INTI que protestaban en las puertas del instituto en rechazo de los 288 despidos en el organismo. También fueron atacados y apretados dirigentes de ATE y la CTA Autónoma que acompañaron la manifestación.

La protesta comenzó alrededor de las 9 de la mañana en la puerta del INTI, ubicado en la colectora de la Av. Gral. Paz, sentido al Riachuelo, entre Constituyentes y San Martín. Allí se congregaron organizaciones sociales, partidos políticos de izquierda, organizaciones sindicales y de derechos humanos.

Efectivos de la Policía de la Ciudad reprimieron con palos y gases a los manifestantes. Hasta el mediodía se registraron dos personas detenidas, Sergio Melo y Damián Pereyra, trabajadores y militantes de la CTA Autónoma.

«Nos proponen un modelo de país que solo entra con represión. Exigimos la inmediata liberación de los dos compañeros detenidos», denunció el secretario general de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar.

El reclamo de los trabajadores del INTI fue anunciado con anticipación con un paro de 48 horas en reclamo de los 288 despidos confirmados.

«Directamente avanzaron sobre nosotros con patadas, palos y gases, están golpeando y deteniendo gente sin darnos ninguna explicación», Giselle Santana, trabajadora del INTI, en diálogo con El Destape El Mundo AM 1070.

ATE confirmó las detenciones y detalló que fueron trasladados a la Alcadía 12 de la Ciudad de Buenos Aires. «Reivindicamos el derecho a la protesta en un contexto donde se están perdiendo miles de puestos de trabajo, condenando al hambre y la miseria a familias de todo el país», denunciaron desde el gremio.

Aguiar apuntó contra la política del Gobierno nacional: «Esto se parece cada vez más a una dictadura. Enfrentamos un plan sistemático para destruir el Estado en el que los nuevos desaparecidos son los trabajadores despedidos y sus familias».

Por su parte, el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Waldo Wolff, apuntó contra la manifestación. “Manifestarse sí, cortar la calle no. Agredir policías no, armas blancas no. La Policía de la Ciudad hoy liberó un corte en la colectora de Gral. Paz frente al INTI. Detuvimos a una persona por agredir al personal policial y otra por esgrimir un arma blanca. Es con orden”, escribió en sus redes sociales.

Repudios

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) emitió un comunicado en el que repudia «enérgicamente la detención de dos trabajadores durante las protestas pacíficas» en el INTI.

“Denunciamos desde ATE la represión salvaje que se está llevando a cabo en el INTI pero también la militarización de toda la Administración Pública en este momento. Nos proponen un modelo de país que solo entra con represión. Exigimos la inmediata liberación de los dos compañeros detenidos», señaló el Secretario General de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar”.

“En un operativo desmedido, violento e ilegal, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a Sergio Melo y Damián Pereyra, trabajadores y militantes de la CTA Autónoma. Según pudo averiguar el sindicato, fueron llevados a la Alcaldía 4 de CABA”, agregó.

Y completó: “El sindicato exige la inmediata liberación de los detenidos ilegalmente. Reivindicamos el derecho a la protesta en un contexto donde se están perdiendo miles de puestos de trabajo, condenando al hambre y la miseria a familias de todo el país”.

En el mismo sentido se pronunció la CTA Autónoma.

‘Vaciar al Estado’

Ante la nueva ola de despidos en el Estado que se concretaron durante el fin de semana, se desarrollaban este lunes protestas en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Desarrollo Social, la Ex ESMA, el ex Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y otras reparticiones públicas.

Durante el fin de semana a los trabajadores públicos les siguieron llegando notificaciones de que sus contratos no serán renovados; el gobierno arrancó con la nueva tanda de despidos el viernes y los afectados son ya cerca de 2500. En los próximos días podrían aumentar a 5000.

Romina Piccirillo, secretaria de Comunicación de ATE Capital, contó a Página12 que los despidos “se dieron de a cientos en varios ministerios», y advirtió: «Van en la lógica de vaciar al Estado y dejan descubiertas muchas políticas públicas».

«No sabemos, por ejemplo, cómo van a seguir dando sus servicios los programas de atención a las mujeres víctimas de violencia, ni cómo van a funcionar los sitios de la memoria -detalló-. Hay una reducción y vaciamiento que se está haciendo de manera masiva y arbitraria, porque no hubo una lógica de evaluación de desempeño, de control de presentismo o de antigüedad. Fueron despedidos compañeros y compañeras con muchísima trayectoria, formación y capacidades. Son despidos que responden sólo a reducir el gasto y hacer que áreas enteras del Estado dejen de funcionar”.

Además de afectar a los ministerios con sede en la Ciudad de Buenos Aires, también hubo despidos en las delegaciones que el Estado nacional tiene en las provincias. “Igual que en marzo, de nuevo hay una gran cantidad de cesantías en el interior del país”, dijo Aguiar. El dirigente aseguró que “el Estado nacional agoniza en las provincias, su ausencia es casi total».

De acuerdo a los datos de ATE, los ministerios y organismos más afectados son el ex de las Mujeres, Géneros y Diversidad, con 450 despidos; la Secretaría de Derechos Humanos, con 700; el ex ministerio de Desarrollo Social, con 370 cesanteados (tanto de las oficinas ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires como en los Centros de Referencia de las provincias); el INTI, con 285 despidos; Parques Nacionales, con 79 despedidos y el INCAA, con 20.

Esta nueva tanda se asienta sobre las históricas condiciones de precariedad de los trabajadores del Estado. Los cesanteados son parte de los 50.000 trabajadores con contratos a los que el gobierno de Milei prorrogó su duración por tres meses en marzo, cuando tuvo lugar la ola de despidos más grande de la gestión libertaria (unos 15.000). En aquel momento el gobierno anunció que habría una “auditoría permanente”, un eufemismo para hacer saber que cada trimestre realizará nuevas podas.

El viernes pasado, el vocero presidencial Manuel Adorni había calificado a estos nuevos despidos como un operativo de “barrido y limpieza”.

El vaciamiento de distintas áreas de la Secretaría de Derechos Humanos afecta a los espacios y sitios de la Memoria, donde no se renovaron 27 de las 42 contrataciones que vencían el 1 de julio. “En los centros de la Memoria somos alrededor de 65 trabajadores entre los ex centros de detención Olimpo, Orletti, Virrey Ceballos, Atlético, El Faro, la Escuelita de Famaillá y el Regimiento de Corrientes”, contó una de las trabajadoras, señalando la gravedad de la quita de recursos. Además, hubo despedidos en el Archivo Nacional para la Memoria y otros programas de la Secretaría de Derechos Humanos.

La Subsecretaría de Protección Contra la Violencia de Género quedó desmantelada: fue muy afectada, por ejemplo, la Línea 144 de asistencia a las mujeres víctimas de violencia, así como los hogares y programas que protegen a las diversidades, mujeres y niños que huyen de entornos violentos, y el equipo que debía aplicar la Ley Micaela destinada a formaciones contra la violencia de género.

En el INTI, la no renovación de 285 contratados mediante el monotributo fue acompañado del cierre de varias sedes del organismo en el interior del país.

La agenda de protestas continuará el martes, a las 11.00, con una asamblea frente al Ministerio de Justicia Sarmiento 329, mientras que el miércoles los delegados generales de ATE realizarán un plenario.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Milei divide la opinión pública: Está firme, pero crece el rechazo

El presidente, Javier Milei, junto al gobierno nacional, atravesó las últimas semanas su momento más difícil en los ocho meses de ...