El veredicto del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa será el 6 de febrero

El Tribunal del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa confirmó hoy que el veredicto será el lunes 6 de febrero, donde se conocerá el fallo para los ocho imputados por el homicidio del joven estudiante de abogacía.

María Claudia Castro, presidenta del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, confirmó esta tarde, tras las «últimas palabras» de los acusados, que ese día se conocerán la sentencia a las 13.

Antes, Los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa pidieron «disculpas» a la familia de la víctima, manifestaron estar «arrepentidos», no haber tenido intención de matar y dijeron lamentar la muerte de un joven de su misma edad.

Graciela Sosa, la madre de Fernando Báez Sosa, dijo este mediodía frente a los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores que «nunca» pensó que estaría presenciando el asesinato de mi hijo, sino que «estaría viendo cómo él defendería a la gente» como abogado.

«La verdad que nunca pensé que estaría en este lugar. Siempre pensé que algún día mi hijo se recibiría y estaría viendo cómo él defendería a la gente, pero nunca que estaría presenciando el asesinato de mi hijo», dijo Graciela en el uso de su derecho de expresar unas últimas palabras ante el tribunal antes de que se inicie el alegato de la defensa, tal como contempla la Ley de Víctimas.

La mujer se paró detrás de sus abogados Fernando Burlando, Fabián Améndola y Facundo Améndola y mirando a los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari expresó que le “costó horrores” ver las imágenes donde asesinaban a su hijo.

“Nunca me atreví a mirar los videos y acá (durante el juicio) los vi reiteradas veces, como miles de veces. Me costó horrores ver la forma cómo asesinaron a mi hijo”, sostuvo Graciela con la mano en alto y mientras era abrazada por su esposo, Silvino Báez.

En su breve exposición, Graciela afirmó: “Es una angustia que nunca podré olvidar, cuando mi hijo levantaba la mano implorando piedad mientras le seguían dando patada tras patada y tenía esa sensación como madre de tirarme sobre él, de poder ayudarlo para que esas patadas fueran para mí porque yo daría la vida por mi hijo, un hijo bueno, decente, que nunca creyó en la maldad”.

“Quiero justicia por mi hijo, que paguen lo que hicieron, no le tuvieron piedad para nada, solo deseo justicia”, finalizó en su exposición la madre del joven estudiante de abogacía.

En tanto, al finalizar la audiencia la mujer dijo a la prensa que le resultó «indiferente» el pedido de disculpas que realizaron los ochos acusados en sus últimas palabras.

«Ninguno de ellos me miró a la cara. No me conmueve que lloren», señaló Graciela al retirarse de los tribunales de Dolores.

«Me duele en el alma lo que le hicieron a mi hijo. La vida que tengo ya no es vida. Lo extraño muchísimo», expresó emocionada y remarcó: «Acá, la única víctima es Fernando.»

Junto a ella estuvo Silvino, el padre de la víctima, quien dijo que el pedido de disculpas de los rugbiers le pareció «actuado»:

«No les creo. Es muy fuerte que maten a tu hijo y después vengan a pedir perdón. No les veo sinceridad», indicó.

Pedido de perdón y de arrepentimiento

Todos los imputados se pusieron de pie y pronunciaron un breve discurso luego de que la presidenta del TOC 1, María Claudia Castro, le consultara a cada uno de ellos si iban a hacer uso de la palabra.

Luciano Pertossi (21) «Primero disculpas a la familia Báez Sosa y a cualquier persona que haya sido afectada con esto. Nunca quise participar de una pelea en la que fallezca una persona. Pido mil disculpas por todo lo malo. Lo que ustedes decidan va a ser lo correcto. Le pido a Dios que sea algo bueno para todos».

Máximo Thomsen (23) «Primero que nada pedir disculpas a la familia. Y todas las personas afectadas. Jamás pensé que algo así podría llegar a pasar. Me lastima muchísimo que se murió un chico de nuestra edad. Ojalá pudiera volver el tiempo atrás y revertir todo esto. Estoy muy arrepentido. Gracias por darme este espacio y siempre vamos a acatar todo lo que decidan».

Lucas Pertossi (23) «Ante todo quería pedir disculpas a la familia de Fernando por todo lo causado. Estoy muy arrepentido por todo lo que pasó. Estoy muy mal desde lo que pasó ese día hasta el día de hoy. Muy triste por todo lo sucedido y a todas las personas que afecté les quiero pedir sinceramente mis disculpas. Nunca tuve intención de matar a nadie ni participar de un asesinato. Gracias por escucharme».

Ciro Pertossi (22) «Quería decir que estoy muy arrepentido de todo lo que pasó. Por favor, pedirle perdón a la familia por haber estado en el lugar en el que mataron a alguien. Nunca voy a querer matar a nadie. Se murió alguien de nuestra edad. Es muy feo y es muy feo que nos acusen».

Matías Benicelli (23) «Quiero pedir perdón a la familia de Fernando. Nunca quise que esto pasara. Nunca tuve la intención de matar a nadie. Todos los días lo pienso. Ojalá pudiera volver el tiempo atrás. Nunca quise matar a nadie».

Blas Cinalli (21) «Quiero pedir disculpas a todas las personas afectadas por lo que pasó. Es algo que duele muchísimo hasta el día de hoy. No hubo ningún plan ni nada de lo que se dice».

Enzo Comelli (22) «Sinceramente quería pedirle a la familia de Fernando y también a mi familia. Quiero pedirles disculpas a todas las personas afectadas por este hecho aberrante. Falleció una persona de nuestra misma edad que, al igual que nosotros, tenía toda la vida por delante. Quiero dar mis sinceras disculpas a todos. A cada una de las personas que pasaron este calvario y se sentaron ahí. Siempre voy a estar a su disposición. Que tengan buen día».

Ayrton Viollaz (23) «Quiero pedirle perdón a la familia de Fernando. Jamás pensé que iba a pasar algo así. Estoy muy arrepentido de todo. Gracias a todos por el espacio que me están dando. Que Dios los bendiga».

La defensa pidió la absolución

El defensor de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes el 18 de enero de 2020 en la localidad de Villa Gesell, consideró este jueves que los rugbiers deberían ser absueltos en el juicio debido a la «incongruencia» entre la elevación a juicio y la acusación en los alegatos y pidió que, de no ser así, sean condenados por el delito de «homicidio en riña», que prevé una pena máxima de seis años de prisión.

A continuación, planteó que, subsidiariamente, en caso de que los declare culpables sea por «homicidio simple con dolo eventual» y que el Tribunal distribuya sus participaciones, o por el delito de «homicidio preterintencional».

«No hay dolo, no se pudo comprobar el plan para matar en esos siete minutos, no hubo estado de indefensión, sí hubo una agresión», aseguró Hugo Tomei, quien además solicitó la nulidad del secuestro de los teléfonos celulares y las prendas de vestir de los imputados al momento ser detenidos ya que «no se los comunicó los derechos que los asistían».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Piden expulsar a los diputados libertarios que visitaron a genocidas: Hay apoyo oficial

Luego del escándalo que protagonizaron un grupo de diputados de la Libertad Avanza que visitaron a los genocidas en el penal ...