Destacamos

Feria del Cambalache y Trueque en el Moreno, bajo el Nevado del Chañi

Este fin de semana, se llevará a cabo la 22º edición de la Feria del Cambalache y Trueque en la Comunidad de El Moreno, bajo el Nevado de El Chañi, a 10 kilómetros de las salinas grandes, bajo la consigna «Por los valores de nuestras tierras y por la soberanía alimentaria de los pueblos campesinos originarios”.

La Feria es organizada por la Red Puna, y la Comunidad Aborigen de El Angosto y La Organización Comunitaria Aborigen “Sol de Mayo de El Moreno, con la participación de 45 comunidades originarias de la Quebrada, Puna y Valles jujeños.

Los campesinos y campesinas intercambiaremos, de modo ancestral una gran variedad de productos agrícolas, ganaderos y alimenticios: frutas, verduras, carnes, granos, lanas, cueros, sal, artesanías y todos aquellos productos que tenemos en nuestras comunidades.

Desde hace más de 20 años nos juntamos todos los años para intercambiar nuestros productos en base a nuestras necesidades y darle importancia a otros productos que no son valorados en los mercados, pero si necesarios y útiles para nuestras familias. Nos hemos organizado para luchar por nuestros territorios, la tierra, el agua, la producción, nuestras semillas, y nuestra identidad.

La importancia de los cambalaches radica en mantener nuestra cultura, las tradiciones y sobre todo defender el estilo de vida campesino indígena y de alimentación. Reconocemos la importancia de la producción agroecológica campesina, a diferencia del modelo de los agro-negocios que nos quieren imponer con semillas transgénicos, agroquímicos y un sistema de producción homogéneo, que limita la variedad de productos y semillas, de manera de controlar el sistema de producción y alimentación de nuestros pueblos.

La Argentina, desde hace más de 30 años viene entregando su Soberanía Alimentaria al permitir que la producción y distribución de alimentos quede en manos de un pequeño grupo de empresas transnacionales, que controlan los mercados, especulan con los precios, y hacen de la comida un negocio.  Los alimentos son un derecho.

“Tomamos la experiencia de nuestros abuelos, de nuestros antiguos. Los de la Puna lo hacían con sus carnes, los de la Quebrada lo hacían con la fruta y con la verdura, y los de la Salinas con sus panes de sal.  Hoy, venimos haciendo lo mismo, recuperando la historia, la de nuestros abuelos, la de nuestros antiguos, la de nuestro pueblo, nuestras raíces.  Estas raíces son las que forjan nuestra organización y nuestra lucha. Buscamos defender nuestro derecho a la tierra y a nuestros territorios, a la producción y la comercialización de nuestros productos, y por sobre todo el derecho a nuestra soberanía alimentaría”, señala uno de los dirigentes de la Red Puna.

x

Check Also

Femicidio de Cesia Reynaga: Sigue juicio político contra concejala

Este jueves, se cumplió una nueva audiencia en el juicio político contra la concejala del Frente de Todos, Rosalía Velásquez, en ...