hector daer telam

La CGT se reúne por los despidos y no descarta un paro nacional

hector daer telamTras un encuentro entre los tres secretarios generales cegetistas y otros dirigentes, anticiparon que en la reunión del Consejo Directivo del jueves analizarán la situación. Advierten que “se han agudizado los despidos”.

El secretario general de la CGT Héctor Daer anunció ayer que en la reunión del Consejo Directivo de la central sindical del próximo jueves se «analizarán institucionalmente» las medidas a adoptar frente a la situación laboral, a la que calificó como «crítica», y no descartó la convocatoria a un paro nacional.

Daer se pronunció así al término de un encuentro en Mar del Plata con los otros dos secretarios generales que conforman el triunvirato que lidera la CGT, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, y representantes de distintos gremios.

«Se han agudizado mucho más los despidos y esto es un incumplimiento de un acuerdo que habíamos cerrado en diciembre con el gobierno y los empresarios», subrayó el sindicalista, quien alertó que «la caída de la actividad está llevando a despidos por todos lados» y que se está «iniciando una etapa por demás crítica» con un «incremento muy grande de la tensión social».

Frente a ese panorama, el Consejo Directivo de la CGT se reunirá por primera vez en el año «el jueves 2 de febrero para analizar institucionalmente» la situación, anunció Daer, al tiempo que sostuvo que «no es ni apresurado ni no apresurado» hablar de la posibilidad de un paro, y advirtió: «La decisión la tomará el conjunto el jueves».

En ese marco, detalló: «200 en Bangho, 380 en la Gráfica. Son despidos emblemáticos, pero después la caída de la actividad está llevando a despidos por todos lados. La actividad no se recompone, el mercado interno no se recompone. Entonces estamos iniciando una etapa por demás crítica».

Entre sus cuestionamientos al gobierno, Daer incluyó «algunas últimas actitudes que no se comprenden, como que hayan corrido el (feriado del) 24 de marzo y que se esté negando la convocatoria a una paritaria nacional docente, estipulada por ley».

«El jueves 2 de febrero analizaremos institucionalmente en el Consejo Directivo de la CGT» la situación de los despidos, señaló Daer, quien al ser consultado sobre si la central resolverá ir a un paro nacional, respondió: «No sé».

Al respecto, dijo que «hay algunos cierres emblemáticos de empresas, se han agudizado mucho más los despidos» y que eso es un «incumplimiento» de un acuerdo que habían firmado en diciembre último con los empresarios en la Casa Rosada, en la última reunión del Diálogo por la Producción y el Trabajo.

«El gobierno no tiene una actitud imperativa con estos empresarios para seguir sosteniendo los puestos de trabajo, que es el eje del orden social», evaluó el referente del gremio de Sanidad.

Sobre el decreto que modificó la Ley de Accidentes de Riesgo de Trabajo (ART), dijo: «Fue impulsada por el gobierno. Concurrimos al Senado, hicimos aportes, los senadores los tomaron y tuvo media sanción. No compartimos que en la mitad del trámite parlamentario lo hayan sacado por decreto».

Al almuerzo que se realizó en Mar del Plata asistió también el ex secretario general de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, pero no estuvieron los otros ex jefes cegetistas Hugo Moyano (como presidente de Independiente, debió concurrir a la reunión de la AFA) ni Antonio Caló.

No asistieron los representantes de los «gordos» ni de los «independientes», los dos sectores con mejor diálogo con el gobierno.

Desempleo en dos dígitos

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria señaló ayer que «el gobierno de Mauricio Macri recibió una tasa de desempleo del 5,9% y en apenas un año de su gestión ya promedia los dos dígitos» y llamó a «no favorecer a un solo sector y que siempre sea el mismo», en referencia al empresarial.

«Frente a la nueva ola de despidos, cierre de empresas producto del modelo económico y de apertura a las importaciones que perjudica al trabajador y a la industria nacional a quien hay que comprender es al trabajador despedido», remarcaron desde la bancada encabezada por Héctor Recalde.

Para los integrantes del principal bloque opositor de Diputados, «los despidos siguen en este año y ahora las víctimas son 205 trabajadores de Banghó, que tuvo que cerrar debido a la medida del gobierno de permitir el ingreso con arancel cero a computadoras y notebooks con el objetivo de abaratar los precios de los productos informáticos».

«Esa grave situación se suma a las dos plantas de Alpargatas con 500 trabajadores despedidos, una en Florencia Varela y la otra en San Luis. Además, en la provincia cuyana se da la particularidad que bajaron las persianas las fábricas Cerámica San Lorenzo, Georgalos y Herzo, que estaban radicadas hace más de 30 años en San Luis, en plena época de promoción industrial», agregaron.

Además, expresaron nuevamente «solidaridad y apoyo a los 380 trabajadores despedidos de Artes Gráficas Rioplatense (AGR) del Grupo Clarín y a los 3.000 cesanteados en el Ministerio de Educación». «Rechazamos esta insistencia de reinstalar un modelo neoliberal y de precarización laboral. La prueba de ensayo fue las reformas a la ART mediante un DNU inconstitucional e ilegal que, ya anticipamos, rechazaremos en la Comisión Bicameral del Congreso Nacional», concluyeron los firmantes del comunicado. i

ART al Congreso

La Casa Rosada tiene decidido impulsar la aprobación del proyecto de reforma al régimen de ART que ya cuenta con media sanción del Senado, a pesar de haberla reglamentado el lunes pasado a través de un decreto de necesidad y urgencia, justificado en que se aproximaba una «avalancha de juicios laborales por la demora en la sanción».

Según aseguraron dos altas fuentes del Ejecutivo, la idea es «respetar la decisión del Congreso en el Senado y que Diputados apruebe el proyecto» que viene de la Cámara alta, luego de un acuerdo del gobierno con el PJ y sectores de la CGT.

El Decreto 54/2017 sobre las ART repite el espíritu del proyecto aprobado por la Cámara alta, el cual establece que todo trabajador debe pasar por una Comisión Médica antes de iniciar cualquier juicio laboral, constituyendo una instancia previa «de carácter obligatorio y excluyente de toda otra intervención».

Según trascendió, el DNU firmado por el presidente Macri «fue para evitar una avalancha de juicios laborales» de la cual fue advertido el gobierno, «para aprovechar la demora de la sanción» de la ley por parte de Diputados, según la versión oficial. Si bien este es un proyecto que buscó enviar un guiño al sector patronal, según admiten los propios funcionarios, también remarcan que era una de las medidas contempladas por la Fundación Pensar a la hora de escribir el programa electoral en 2015.

Diario Popular

x

Check Also

El FDT prepara su estrategia para enfrentar las etapas cruciales del juicio político a la Corte

El Frente de Todos (FDT) prepara en la Cámara de Diputados su estrategia para enfrentar una de las etapas cruciales del ...