Destacamos
PLN

La hegemonía de Partido Liberación es amenazada por la izquierda

PLNDespués de dos gobiernos del Partido Liberación Nacional (PLN) de Costa Rica, pero sobre todo tras la muy cuestionada gestión de Laura Chinchilla (2010-2014), su hegemonía, expresada ahora por el candidato Johnny Araya, aparece amenazada por el izquierdista José María Villalta y su Frente Amplio, según las encuestas, aunque ningún presidenciable ganaría el 2 de febrero en primera vuelta.

 Las tres últimas encuestas electorales muestran una fuerte caída del centrista aspirante del PLN, que busca despegarse de la herencia de Chinchilla: dos sondeos lo colocan con ligera ventaja sobre el carismático diputado Villalta y su flamante Frente Amplio, y un tercero lo ubica primero al candidato de la izquierda.

 En tercer lugar, también muy cerca de Araya y Villalta, aparece el derechista Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y en cuarto lugar, pero más alejado, según los sondeos, se coloca el centroizquierdista Luis Guillermo Solís.

 De cualquier manera, todos ellos están muy lejos de sumar el 40 por ciento de los votos como se requiere para ganar en primera vuelta, por lo que las encuestas coinciden en que se irá al balotaje a principios de abril.

 El 2 de febrero, casi 3,1 millones de costarricenses estarán llamados a las urnas para escoger al presidente de la República y los 57 diputados de la Asamblea Legislativa unicameral para el periodo 2014-2018.

 La campaña electoral en la democracia más consolidada de la region dejó cambios importantes en el panorama político del país.

 Según una nota publicada por el diario local El País, «la hegemonía del PLN se ve amenazada por la entrada en el escenario de un joven y carismático político de izquierda, Villalta, que ha catalizado el descontento generado por la muy mal valorada administración de Chinchilla».

 En esta elección, recuerda la nota, «los jóvenes marcan el paso», porque «representan un 42 por ciento» del total del electorado.

 «Esos jóvenes, a través de las redes sociales, han puesto en jaque a los políticos tradicionales espetándoles su cansancio por la forma en la que ha sido gobernada Costa Rica», agrega.

 Eso se vio reflejado en el último debate que tuvieron esta semana los candidatos, en el que los opositores lanzaron dardos en contra del PLN, que gobernó con Oscar Arias (2006-2010) y luego con Chinchilla, acusándolo de corrupción, de gobernar mal y de no solucionar los problemas de la desigualdad y la pobreza, que ronda el 21 por ciento de la población en los últimos ocho años.

 Frente a esa catarata de críticas, Araya reconoció que su partido cometió errores en el gobierno, pero que en un eventual mandato suyo se verá un cambio y se rectificará «con responsabilidad».

 «Costa Rica quiere un gobierno con más transparencia. Estoy liderando una renovación en el partido, recuperando las raíces socialdemócratas y somos la mejor opción», aseguró el aspirante oficialista, citado por la agencia EFE.

 Las críticas al PLN surgieron luego de que en el debate Araya se quejara de la «ingobernabilidad» en el país y de que pidiera al electorado no votar por los «extremismos» de Villalta y Guevara, que para él suponen «amenazas» para la economía y los programas sociales del país.

 Por su parte, el aspirante presidencial del Frente Amplio aseguró que «el problema no es la gobernabilidad sino la `robabilidad´, la corrupción y la concentración de poder», que a su juicio ha propiciado el PLN.

 Villalta agregó que su propuesta de gobierno busca defender la institucionalidad y acabar con la corrupción y la falta de transparencia, que para él son los principales factores que ahuyentan la inversión extranjera.

 El derechista Otto Guevara, en tanto, acusó al oficialista Araya de mentir, e hizo un llamado para que los costarricenses no voten por el «continuismo» del PLN ni por el «comunismo» de Villalta.

 «Hemos hablado que después de ocho años en el poder la pobreza se mantiene igual. Hay muchos problemas que no han logrado resolver. Debemos darnos el chance de cambiar por otra opción política», manifestó el aspirante de Movimiento Libertario.

 Por su parte, Solís, del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana (PAC), afirmó que «lo que perciben como ingobernabilidad es en realidad mal gobierno. El país está donde está, no por arte de magia, sino por malas políticas públicas».

 El candidato y economista afirmó que al mando del PLN se ha establecido «un sistema que ha concentrado la riqueza, con alta corrupción y en el que el bien común se ha perdido en este inmenso desorden en la gestión pública».

x

Check Also

Preocupa a expertas de la OEA la prohibición constitucional del aborto en Honduras

El Comité de Expertas (CEVI) que funciona dentro de la estructura de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó hoy ...