Destacamos
Wenceslao Pedernera y su familia

La Rioja: Comienza el juicio por el crimen de Wenceslao Pedernera 

La Secretaría de Derechos Humanos de La Rioja, junto a la Asociación de Ex Presos Políticos y agrupaciones de derechos humanos, anunciaron el inicio del juicio por el asesinato del dirigente campesino Wenceslao Pedernera, integrante de la pastoral de monseñor Enrique Angelelli, que comenzará este viernes.

Durante la conferencia, el secretario de DDHH de la provincia, Delfor Brizuela, anunció que el Tribunal Oral Federal (TOF) de La Rioja dará inicio al noveno juicio oral y público, en este caso por el dirigente acribillado por un «grupo de tareas» frente a su familia el 25 julio de 1976, durante la última dictadura.

«La condena va a llegar, la esperamos y la necesitamos como sociedad. En nuestra lucha siempre ha estado esclarecer y alcanzar la verdad histórica y la aplicación de la Justicia para que terminemos con la impunidad», dijo Brizuela a Télam luego de la conferencia realizada en la Sala de la Memoria «Justino Vergara», de la Asociación de Ex Presos Políticos, en La Rioja.

El juicio se desarrollará todos los viernes desde las 9 en ese tribunal y está prevista la participación de 62 testigos -entre los que también hay víctimas- y varias querellas.

«La política de Estado contra las violaciones de derechos humanos en Argentina es fundamental para fortalecer nuestra democracia, por eso vamos a seguir insistiendo en ella», agregó Brizuela en referencia a un proceso judicial que se espera que finalice entre junio y julio.

También participó de la conferencia la representante de la Asociación de Presos y Presas Políticas de La Rioja, Diana Quiroz, quien agradeció a los presentes por visibilizar el juicio de lesa humanidad por el que se juzgará al exgendarme Eduardo Abelardo Britos, el único imputado en la causa.

Britos está acusado de ser autor intelectual del asesinato de Pedernera cuando se desempeñaba como jefe del Escuadrón 24 de Gendarmería con sede en Chilecito.

«Homicidio, allanamientos ilegales, imposiciones de tormentos agravados, privación ilegitima de la libertad agravada, tentativa de violación y delitos sexuales y asociación ilícita», detalló Brizuela sobre los cargos imputados al exgendarme.

Britos se encuentra cumpliendo condenas previas en Salta por delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura militar.

Durante este proceso judicial, a cargo de los magistrados José Camilo Quiroga Uriburu, Mario Martínez y Juan Carlos Raynaga, también se analizarán delitos cometidos en perjuicio de presos políticas que estuvieron detenidos en la provincia durante la última dictadura cívico militar, y entre esos casos se incluye la causa por el asesinato del dirigente campesino Pedernera.

El Obispado de La Rioja, junto con la familia Pedernera, participa en el proceso como querellante particular a través de los abogados representantes Mirta Sánchez y Pablo Ramiro Fresneda.

En 1972, Pedernera comenzó a trabajar pastoralmente con los pobres, junto al obispo de La Rioja de aquel entonces, Enrique Angelelli. La noche del 24 de julio de 1976 su casa fue atacada por un grupo de tareas del Ejército, y lo acribilló delante de su esposa e hijas. En su agonía, pidió a su familia que no odiaran a sus victimarios. Fue beatificado en abril de 2019, y es el actual patrono de la pastoral campesina.

Angelelli fue obispo de La Rioja y murió en una ruta en agosto de 1976, en lo que la dictadura trató de hacer pasar por accidente, pero luego la justicia demostró que fue un asesinato.

Angelelli, los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias y el laico Wenceslao Pedernera fueron los mártires riojanos reconocidos oficialmente por el papa Francisco. La beatificación, concedida con el carácter de “martirio en odio de la fe”, fue realizada el 27 de abril del año 2019. ​

‘No odien’

En una nota que brindó al portal Vida Nueva Digital en 2021, la hija de Pedernera, Susana, contó que aquel 24 de julio de 1076 las fuerzas del estado quisieron asesinarlo ingresando a su casa de Sañogasta. Aunque lo balearon y lo golpearon, no lograron (en palabras de Susana) “terminar el trabajo”, que era matarlo.

Su esposa y sus hijas, testigos del ataque, pidieron auxilio y, con un vecino en su camioneta, lo llevaron al hospital de la ciudad de Chilecito. Mientras llegaba la ayuda, “el papi, en el suelo y gritando de dolor, nos dijo perdónenlos, no odien, yo ya los perdoné”, refirió.

Al llegar lo auxiliaron rodeado de gendarmes y a Coca con sus tres hijas, las encerraron, interrogatorio mediante, en una pieza con dos camas y dos policías que les dijeron que estaban incomunicadas, y que a Wenceslao lo estaban atendiendo y lo tenían que operar. Así pasaron la noche.

Al llegar la media mañana, María Rosa pidió ir al baño. Una vez afuera, llevada por los quejidos de dolor de su padre, llegó al lugar donde estaba. Debajo de la cama había sangre. Al verla le preguntó cómo estaba ella, su mamá y sus hermanas, la niña le contestó que bien y regresó a la habitación para no ser descubierta.

Al poco rato llegó una enfermera diciendo “que el papi había muerto”. Demoraron en entregar su cuerpo. Años después, al exhumar sus restos, comprobaron que aquella noche sólo le habían puesto unas compresas de gasa para detener la sangre. Sin ningún otro auxilio, “el papi murió desangrado, se entregó al saber que estábamos bien”, contó Susana.

Después del martirio de Wenceslao, comenzó el martirio de estas cuatro mujeres. Fueron aisladas y rechazadas por vecinos y familiares. También sufrieron necesidades básicas. Son las mártires del mártir. Aún hoy no cobran ninguna pensión por la dilación del juicio civil.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Visita a genocidas: Denuncian penalmente al diputado Benedit por apología del crimen

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM)* presentó este viernes una denuncia penal contra el diputado nacional Beltrán Benedit (LLA) por ...