Las FARC pidieron que la sustitución de los cultivos ilícitos sea voluntaria y concertada con los campesinos

FARCLas FARC presentaron un plan para la sustitución de los cultivos ilícitos de coca, marihuana y amapola, donde proponen que el cambio sea voluntario, concertado con las comunidades campesinas, y financiado en su totalidad por el Estado colombiano.

 Los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) divulgaron hoy ante los medios en La Habana su «programa nacional» para sustituir esos cultivos ilícitos, uno de los aspectos incluidos en el punto sobre el problema de las drogas y el narcotráfico que actualmente debaten el Gobierno y la guerrilla.

 Según el grupo insurgente, el problema a enfrentar en la lucha contra las drogas y el narcotráfico no son los cultivos campesinos de coca, amapola o marihuana sino sus usos ilícitos, de manera que «más que combatir la producción, de lo que se trata es de regularla o sustituirla», de acuerdo con ese documento, leído por Pablo Catatumbo, alias de Jorge Torres Victoria.

 La guerrilla «se distancia en su concepción de políticas prohibicionistas o de interdicción y pretende buscar una salida a la problemática económica y social que ha llevado a sectores del campesinado a convertirse en los eslabones más débiles de una empresa capitalista de carácter trasnacional», indican las FARC.

 Además, según destaca un despacho de la agencia EFE, propone que la sustitución de cultivos ilegales forme parte de la reforma rural y agraria de Colombia y se lleve a cabo mediante planes de desarrollo alternativo «diseñados en forma concertada y con la participación directa de las comunidades involucradas».

 Esos planes de desarrollo «deberán contribuir a garantizar las condiciones de sostenibilidad» de los territorios donde se implanten, con medidas para la producción de alimentos y la realización de otras actividades económicas distintas a las agrícolas y pecuarias.

 Otra de las vías que las FARC proponen para la sustitución de cultivos ilegales es la intervención directa del Estado colombiano «para regular la producción y el mercado considerando las cualidades alimenticias, nutricionales, medicinales, terapéuticas y culturales» de cultivos como la hoja de coca.

 Además, las FARC proponen que los territorios objeto del programa de sustitución de cultivos ilícitos queden desmilitarizados y también excluidos de cualquier proyecto de minería a cielo abierto y gran escala o de exploración y extracción de hidrocarburos.

x

Check Also

Preocupa a expertas de la OEA la prohibición constitucional del aborto en Honduras

El Comité de Expertas (CEVI) que funciona dentro de la estructura de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó hoy ...