Destacamos

Morales y su 20% de miseria para los docentes de la provincia

Por la Corriente Nacional Docente Corti-Santoro. Una vez más el gobierno de Gerardo Morales logró imponer una paritaria docente a su medida. Con bombos y platillos la patronal estatal anunció el cierre de la paritaria. El ofrecimiento final incluye un 10%, que ya fue liquidado, 6% con el mes de mayo y otro 4% con el mes de julio. Cualquier docente que ve, día a día, disminuir su poder adquisitivo, sabe muy bien que esto es una miseria.

En las semanas que lleva esta “simulada” negociación de paritarias entre la dirección sindical docente y el gobierno ya se conocían datos elementales que mostraban el carácter irrisorio de la propuesta. Los números oficiales de la inflación esperada para 2021 rondan entre un 47 y un 49,8%, tal como surge del último relevamiento de expectativas del mercado del Banco Central.

En Jujuy, la canasta básica total durante el mes de enero 2021 fue de $58.662, según un relevamiento del Instituto de Investigación Social, Económica, Política y Ciudadana que se realizó en diversos negocios de barrios de la provincia.

Ahora bien, el número se ubica más en sintonía con los valores del INDEC oficial que de una medición más realista. Si observamos el relevamiento de la Canasta de Consumos Mínimos que realiza ATE-INDEC, veremos que una familia tipo en el NOA necesitó $74.468,90 para no ser pobre. Así, un docente con 10 años antigüedad ($33.000) cubre el 56% de la canasta oficial y apenas el 46% del valor establecido por ATE-INDEC.

En realidad, hoy ese porcentaje es menor aún, porque el relevamiento corresponde al mes de enero, por lo que hay que adicionarle por lo menos un 4% de inflación y otro tanto que se espera para marzo. Si hacemos la sumatoria, ese 10% liquidado ya fue comido por la inflación. Por eso, aún con diez años de antigüedad el docente jujeño se mantiene en la pobreza, imagine usted compañera maestra que recién se inicia en qué escalón estará. Queda claro entonces que una paritaria del 20% no hace otra cosa más que mantener a los docentes jujeños hundidos en la pobreza.

La responsabilidad por estos guarismos no se limita al gobernador Morales. El gobernador tiene cómplices en la burocracia docente, principalmente en los dos gremios más grandes de Jujuy: CEDEMS y ADEP.

En el caso de Jorge Montero, dirigente de los profesores del Nivel Secundario y Terciario, solo es un vocero más del Ministerio de Educación. Las cifras que cerraron son a lo que aspiraba este burócrata. En el caso de Darío Aban, dirigente de las docentes de Nivel Inicial y Primaria, llegó a las paritarias con el rimbombante 40%, que también era sellar una paritaria de hambre, pero sostiene que esa fue su contrapropuesta frente a la del gobierno.

 

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Unir, pero no amontonar

Por Javier Bach Bilbao. El próximo 27 de abril se cumplirán 18 años de las elecciones presidenciales en las que el ...