niunamenos marcha juanita moro

Por el derecho a una vida libre de violencia

niunamenos marcha juanita moroPor ONG Juanita Moro. Dentro del marco del 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, adherimos a la marcha #NiUnaMenos, movilizando colectivamente por el derecho a una vida libre de violencia. 

Desde nuestra ONG Juanita Moro, expresamos como todos los años nuestra preocupación por tantos casos de mujeres víctimas de violencia familiar y doméstica, estas situaciones altamente naturalizadas han empezado a visibilizarse con los avances que el movimiento de mujeres viene dando a lo largo de los años.

Las leyes que protegen los derechos de las mujeres a vivir una vida libre de violencia han puesto en evidencia la gran necesidad de abordar esta problemática desde varios frentes, identificando los obstáculos persistentes actuales y los desafíos a enfrentar, cambios tan necesarios en nuestra sociedad.

Desde nuestra ONG Juanita Moro, expresamos como todos los años nuestra preocupación por tantos casos de mujeres víctimas de violencia familiar y doméstica, en nuestro ámbito de atención a las víctimas tenemos una gran demanda y el estado debe ponerse al tono con las necesidades de las usuarias de los servicios tanto en el campo de la salud como en lo social y de la justicia, a través de nuestras acciones uno trata de contribuir y poder articular con el estado, la violencia hacia las mujeres constituyen un problema que retrasa el avance de las mujeres en relaciones sociales, políticas, económicas y afectan en general el desarrollo de las sociedades.

Tenemos el programa de atención a las víctimas con la atención de la asesoría legal y brindar espacios de información reflexión y empoderamiento y en ejecución el proyecto de fortalecimiento y empoderamiento Mujeres Construyendo Futuro cuyo objetivo es poder mejorar las capacidades de nuestra organización para dar respuestas adecuadas al problema.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como la Convención de Belén Do Para, fue pionera en el mundo aprobada en el año 1994 y hasta hace poco como único instrumento jurídico internacional vinculante específicamente sobre el tema de violencia contra las mujeres, en conexión con la CEDAW y otros instrumentos pertinentes, ha sentado la base para las adopciones de leyes y políticas contra la discriminación y la violencia hacia las mujeres en todos los estados de la región y así como un marco político estratégico para su implementación.

En ese contexto se debe reflexionar acerca de los avances realizados durante 21 años de la CEDAW, identificando los obstáculos para su real aplicación y el cumplimiento de los estados y los gobiernos con las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, según la Naciones Unidas la violencia de género contra las mujeres es un crimen encubierto más numeroso del mundo.

En todos los países muchas mujeres sufren la violencia física, psicológica, incluyendo la violencia sexual (agresiones, acoso, mutilación genital, tráfico y explotación de niñas y mujeres), estrategias militares, botín de guerra y otras tantas y en diferentes ámbitos donde la violencia se ejerce: domestica, laboral, institucional, esto implica una violación de los derechos humanos y por lo tanto el estado debe fortalecer con recursos humanos y presupuesto la adopción de medidas en políticas públicas de prevención y asistencia, la promoción de la igualdad y empleo, plan de igualdad de oportunidades entre la mujer y el hombre con programas integrales .

A lo largo de la lucha de los movimientos de mujeres a generado mayor conciencia pública pero los gobiernos deben poner los recursos asignados a la prevención, responder y sancionar la violencia contra las mujeres.

Se debe fortalecer los sistemas de información sobre todas las formas de violencia.

Las organizaciones de la sociedad civil siempre ha tomado las iniciativas de trabajar para enfrentar este problema y también en los casos de femicidio y así también lograron la ley 26485 y en nuestra provincia dicha adhesión ley 5738 en ellas se disponen las herramientas necesarias para implementar una política publica que nos permita erradicar este delito. 

Sin embargo hasta ahora padece de incumplimientos notorios como el plan nacional de acción con metodología participativa, plural integral y con recursos financieros que permita su monitoreo y evaluación por parte de las organizaciones sociales de mujeres fomentando la incorporación en el consejo consultivo como lo establece la ley.

Todos los avances son necesarios, para la promoción de la igualdad de género y el derecho a una vida libre de violencia.

Integrantes de la ONG Juanita Moro. Cristina Romano, Maria José Álvarez Carreras, Elva Castro, Nora Ferreira, Clara Iñiguez, Monica Pantoja, Veronica Ruge, Mabel Aima

x

Check Also

Subió la participación de mujeres asalariadas y supera la situación prepandemia

La participación de mujeres asalariadas en el sector privado de la Argentina se ubicó en 33,6% en octubre pasado, lo que ...