Presupuesto 2022: la lapicera de Gerardo Morales y el dibujo del ajuste

Por Gastón Remy (economista y concejal PTS). El gasto presupuestado supera los 203 mil millones de pesos, un aumento del 72%; pero en realidad el gasto total está distorsionado. Las partidas de gasto corriente (que cubren el funcionamiento cotidiano de las distintas áreas del Estado) suben un 66% respecto al presupuesto 2021; mientras el gasto en capital (inversiones) lo hacen en un 97%.

¿A qué se debe? El gobierno incorporó al presupuesto 2022 el tan anunciado “Plan Maestro”, un conjunto de diversas obras públicas que se ejecutarían entre 2021 y 2023. De esta forma inflan el gasto total. A punto tal, que los recursos (ingresos) presupuestados destinados a los gastos de capital solo aumentan un 17% (6.309 millones a 7.373 millones de pesos). El resto del gasto de capital, que como dijimos el presupuesto indica tendría un aumento del 97%, buscarán financiarlo con endeudamiento (así lo prevé el propio “Plan Maestro”).

El ajuste cae sobre los salarios nuevamente con un total de recursos por $98.047 millones. Si consideramos el aumento paritario según fuentes oficiales de 40,5% (que incluye el bono de fin de año de $8.000) la masa salarial en 2021 llegaría a los $77.000 millones*. De esta forma, la masa salarial presupuestada aumentaría en un 27%, mientras la inflación esperada por el propio REM del Banco Central es del 50%. Esta metodología de presupuestar paritarias a la baja en el presupuesto es un mecanismo permanente del gobierno provincial con el cual se terminan ajustando los salarios por inflación.

Las consecuencias de este manejo del presupuesto viene arrojando además un resultado financiero positivo en 2020 y hasta junio de 2021 superaba los $7.000 millones (último dato disponible). El ajuste por inflación contra la masa salarial se utiliza para reorientar fondos hacia el pago de la deuda contraída por los distintos proyectos del Gobernador y a su manera, van haciendo los deberes acorde a las exigencias de reducción de gasto público que exige Nación bajo las órdenes del FMI.

Hay que evaluar si en 2022 el endeudamiento extra para financiar el “Plan Maestro” termina arrojando un déficit casi de $12.000 millones como indica el propio presupuesto presentado.

En el caso del presupuesto de bienestar social si consideramos el gasto corriente ajustado por inflación en 2022 el recorte de fondos sería del 20%. Esto ocurrirá en una provincia con el 42,5 % de personas bajo la línea de pobreza. En esta misma partida se incluye el gasto en “vivienda y urbanismo” que con un total de 10.500 millones de pesos permitiría en el mejor de los casos construir 2.000 viviendas populares, cuando hay más de 40.000 inscriptos en el IVUJ y, estos últimos, son un sector reducido de la población sin vivienda que puede cumplir con los requisitos socioeconómicos para solicitar una vivienda al Estado.

Como todos los años los empresarios mimados por el Estado recibieran su libra de carne. El Fondo Especial del Tabaco dispondría de $7.287 millones y los subsidios para los empresarios del transporte (SISTAU y Fondo Compensador) otros 468 y 1.218 millones de pesos respectivamente.

Por último, el Parque Solar Cauchari, el objeto del deseo del gobernador, reportaría ingresos por $7.028 millones; mientras que los intereses de la deuda pública (en gran parte originados por la construcción del parque) ascenderían a $7.495 millones. Ni para pagar los intereses alcanza la renta de Cauchari. Dato, mata relato.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La Asociación Argentina de Juristas se suma a la marcha del 1F

La Asociación Argentina de Juristas, rama nacional de la Asociación Americana de Juristas, organización con Estatuto Consultivo ante el Consejo Económico ...