Destacamos

Trotta presentó el índice epidemiológico para la vuelta a clases

El Ministerio de Educación de la Nación, junto con la cartera de Salud, presentó este martes un modelo de «indicador epidemiológico objetivo» que permitirá, en línea con lo que había anticipado el ministro Nicolás Trotta, saldar la discusión política que hace semanas mantiene Nación con la Ciudad de Buenos Aires respecto al regreso presencial a las escuelas.

Según explicaron desde Educación, «el nuevo índice facilitará la evaluación para la adecuada temporalidad del regreso a actividades escolares en urbes de más de 500 mil habitantes, minimizando los riesgos de contagio para la comunidad educativa». Desde el gobierno porteño aseguraron a Página/12 que por ahora no harán declaraciones al respecto.

Los indicadores principales a tener en cuenta para construir el índice serán: la cantidad contagios; la infraestructura escolar que permita cumplir los protocolos; la respuesta del sistema sanitario ante un rebrote y la ocupación de las camas de cuidados intensivos.

Desde el Ministerio de Educación informaron que, una vez que se cuente con toda esa información, los datos serán evaluados por la autoridad sanitaria de cada jurisdicción y luego deberán ser aprobados por el Consejo Federal de Educación para poder hacer efectivo el regreso a la presencialidad.

De este modo, se establecerán parámetros claros para la toma de decisiones en aglomerados urbanos con más de 500 mil habitantes proponiendo una escala de riesgos -baja, media o alta- que será evaluada por la autoridad sanitaria y de educación de cada jurisdicción.

Trotta aseguró: «Tendremos que convivir con el covid-19; como lo hemos planteado al momento de aprobar los protocolos marco, no se puede esperar a la vacuna para regresar físicamente a las actividades escolares. Somos fervientes promotores del regreso a las aulas porque, si bien se ha logrado mantener la continuidad pedagógica -aunque de manera desigual-, entendemos que el impacto subjetivo en nuestras niñas, niños y adolescentes es profundo”.

Luego agregó que “en las grandes ciudades la situación se complejiza, por lo tanto estos indicadores permitirán medir los riesgos de contagio y establecer parámetros objetivos para abordar con responsabilidad el momento adecuado del retorno seguro a las actividades escolares”.

Este miércoles se llevará a cabo una mesa de trabajo con representantes jurisdiccionales de educación y especialistas en la que analizarán la adaptación del indicador del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) a la realidad local, para que, según indicaron, «sea la ciencia la que se expida respecto del momento epidemiológico que atraviesan las grandes ciudades de Argentina para el regreso a las actividades escolares».

A su turno, Ángela Gentile, jefa del departamento de epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez e integrante del comité de asesores de Presidencia de la Nación, celebró la “confección de índices objetivos” y el “diálogo y el consenso para avanzar”.

“Se debe avanzar con datos concretos. Es correcto basarse en los indicadores del CDC, por supuesto adaptados a nuestras condiciones locales, porque tenemos que ejercer un marcado cuidado del docente y de los chicos a quienes hay que poner en agenda”, remarcó.

La presentación del indicador se realizó en el marco del Consejo asesor para la planificación del regreso presencial a las aulas y contó con la participación de representantes de las carteras de Salud y Educación, ministras y ministros de Educación de las cinco regiones del Consejo Federal y de provincias con aglomerados de más de 500 mil habitantes. También participaron representantes de los gremios docentes; la doctora Marisa Graham, defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación; representantes de la Organización Mundial de la Salud y de de Unicef, entre otros.

Independientemente del nivel de riesgo, según lo determinado por los indicadores, desde Educación afirmaron que «será fundamental que las escuelas utilicen las múltiples estrategias de mitigación contempladas en el protocolo aprobado por unanimidad en el Consejo Federal de Educación: el uso constante y correcto de tapabocas, distanciamiento social, higiene de manos, limpieza y desinfección, ventilación, entre otras medidas».

Además de la presentación del indicador, este martes el ministro Trotta estuvo junto al gobernador Axel Kicillof en la inauguración de un edificio escolar en Avellaneda. Durante el acto destacó la importancia de aumentar la inversión en educación y aseguró que «en el presupuesto 2021 dejamos atrás el abandono a la educación pública”. Kicillof, en tanto, subrayó que “mientras en algunos lugares se construían escuelas, en otros lados los edificios explotaban», aludiendo a la explosión de una garrafa en una escuela de Moreno durante la gestión de María Eugenia Vidal, que terminó con la muerte de dos trabajadores. Más tarde, afirmó que «eran un gobierno que no sabía ni para qué eran las universidades y no entregaba computadoras para los chicos, pero ahora están desesperados por abrir las escuelas”.

Página/12

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Ponen en marcha un observatorio para monitorear la aplicación de la ESI en todo el país

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, puso en marcha el Observatorio Federal de la Educación Sexual Integral (ESI) que, integrado por ...