Una mujer fue condenada a 15 años de cárcel por la muerte de su hija: Atenuantes

El Tribunal en lo Criminal Nº1 condenó a Olga Fabiola Sánchez a la pena de 15 años de prisión, por el delito de “Homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación”. La tragedia sucedió en una vivienda del barrio Malvinas de la capital provincial.

El Tribunal estuvo integrado por las juezas María Alejandra Tolaba, como presidenta de trámite, María Laura Flores, y el juez Luciano Yapura.

Los hechos

De acuerdo con la requisitoria de la Fiscalía, el 5 de febrero de 2020, aproximadamente a las 12 horas, la acusada, Fabiola Sánchez, se encontraba junto con su hija Valentina Solange Martínez, de seis meses de edad, en el interior de su habitación en un domicilio ubicado en calle Miguel Cané al 1900 del barrio San Pedrito.

En esas circunstancias, tras sufrir la niña un golpe en la cabeza que le produjo un traumatismo encéfalo craneal y llorara intensamente a raíz de dicha situación, la madre intentó calmar a la beba con una manta, hasta producirle asfixia y producirle la muerte, para que su pareja y sus suegros no la castigarán como lo hacían habitualmente

El fiscal del tribunal, sin contemplar los atenuantes, solicito la pena de prisión perpetua para la acusada.

Por su parte, la defensa técnica de Fabiola Sánchez fue ejercida por la Defensora Oficial, María Florencia Quintar, del Ministerio Público de la Defensa Penal, quien requirió para su defendida la absolución lisa y llana.

Atenuantes

Durante su alegato, la defensa había pedido que Sánchez sea absuelta de forma lisa y llana, destacando el contexto en que la joven vivía y que no fue probado el dolo.

Señaló que la joven vivía una situación habitual de extrema violencia, su pareja, mucho mayor que ella la tenía amenazada con quitarle a su bebé. Según los informes realizados por profesionales psicológicos del MPA, desde su infancia sufrió maltrato y a muy corta edad quedó sin contención familiar.

El planteo de la defensa apuntó que la muerta de la criatura se trató de un desgraciado accidente, porque la joven no tenía ninguna necesidad de matar a su hija, porque era lo único que tenía en la vida.

Describió que la mujer tenía miedo que su hija llorara y que su esposo y sus suegros cumplan con las amenazas y se la quiten y cuando la beba cayó al suelo y al no poder hacerla callar, le tapó la boca para que no hiciera ruido.

Los motivos de las circunstancias extraordinarias de atenuación de la pena, que el Tribunal tuvo en cuenta al condenar a prisión a la acusada, se conocerán en la audiencia de lectura de los fundamentos de la sentencia.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Anticipan un nuevo aumento de la carne para la semana que comienza

Durante la semana pasada, el precio de la carne subió un promedio de 50 pesos y se anuncia que a partir ...