Destacamos

[VIDEO] Ni Una Menos: «Una red inmensa que no se deshace con una pandemia» 

En el informe matutino de este miércoles del Ministerio de Salud de la Nación, se reservó un espacio por la conmemoración de los 5 años de la primera movilización de Ni Una Menos. En representación del colectivo, la periodista Ingrid Beck se refirió a las situaciones de violencia de género en el marco de la cuarentena y recordó que las mujeres que necesiten denunciar y pedir medidas de protección, pueden salir de sus casas.

Tras repasar las líneas habilitadas a nivel nacional para hacer denuncias y solicitar ayuda, la periodista sintetizó: «Somos una red inmensa que no se deshace con una pandemia».

El texto completo

Hoy se cumplen 5 años de Ni Una Menos, la primera movilización masiva que reclamó medidas para terminar con los femicidios en todo el país.

Hace 5 años, cada treinta horas, una mujer era asesinada por razones de género.

Hoy, en emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, mientras el resto de los delitos disminuye, los femicidios se mantienen.

Hablamos de números, pero son vidas de mujeres.

El Registro de la Corte, el único oficial hasta ahora, nos da los datos del año pasado: 268 víctimas directas de femicidio y de femicidio vinculado, y 5 travesticidios y transfemicidios en la Argentina.

Son asesinatos que dejaron sin madre a 222 niñas y niños.

Los femicidios son la expresión más extrema de la violencia machista. Son la manifestación más cruel de la desigualdad. Es decir que en este país se violan sistemáticamente los derechos humanos de las mujeres.

Otro dato es que 7 de cada diez de las víctimas de femicidio fueron asesinadas en sus casas. Sabemos que la recomendación para reducir la propagación del coronavirus es quedarnos en casa. ¿Qué hacen en esta situación las mujeres encerradas con sus agresores?

El mensaje de Ni Una Menos fue y es que no estamos solas.

Entonces, quiero decirles a esas mujeres que no están solas. Que si están atravesando una situación de violencia pueden salir de sus casas, pueden ir a pedir ayuda.

Si necesitan denunciar y pedir medidas de protección, pueden salir de sus casas.

Que si necesitan acceder a una interrupción legal del embarazo, pueden pedirla.

Nadie puede negarles ese derecho.

Los servicios de salud, de asistencia, los juzgados, el personal de las fuerzas de seguridad, no pueden negarles sus derechos. La atención a las víctimas de violencia es un servicio esencial.

Ninguna mujer, niña, niño o adolescente están obligadas u obligados a permanecer encerradas o encerrados con un violento.

Hay líneas telefónicas de orientación y asesoramiento, líneas de asistencia y de emergencia.

La línea 144 funciona en todo el país, para hacer consultas, además de las de cada provincia y municipio.

El 0800 222 3444 de la Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva también funciona en todo el país y la línea 102 para niños, niñas y adolescentes también es una línea de asistencia.

El Estado debe estar presente para cada una de esas mujeres y para cada una de esas niñas y cada uno de esos niños.

Y aprovecho este espacio para hablarles a quienes conocen o saben que alguna mujer está pasando por una situación de violencia:

El distanciamiento no es indiferencia. Podemos intervenir. Tenemos que intervenir.

Somos una red inmensa que no se deshace con una pandemia.

Siempre hay una amiga, una vecina, una colega dispuesta a demostrarnos que no estamos solas.

Ni Una Menos. Vivas Nos Queremos.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

In Memorian. Eduardo Víctor Cavadini, “Pollo”

Por Foro Jujeño. Con profundo pesar despedimos al compañero más esclarecido y consecuente de nuestro grupo de militantes peronistas, a quien ...