mariana vargas

Advierten sobre sospechas de irregularidades en el Materno Infantil

mariana vargasMariana Vargas es abogada, integra el colectivo Mujeres Unidas en Lucha de Jujuy, y patrocina a Clara Segovia, la joven madre a la que le robaron su bebé pocas horas después del parto. A pesar de que el niño fue devuelto, abandonado cerca de una comisaría, la situación de Clara sigue siendo terrible. “Está sola, no puede estar con nadie, para ella es una tortura”, describió Vargas en diálogo con El Submarino Radio (91.5), y denunció que dentro del hospital Materno Infantil se ejerce violencia obstétrica y existe “una mafia” vinculada con situaciones similares a la de Clara.

“Acabo de salir de la maternidad. Fui a ver a Clara pero no pude verla. Está sola, no la dejan estar acompañada, no puede estar con nadie. La única persona que está en la sala es la custodia. Es una situación terrible”, describió la abogada. 

Advirtió sin embargo que no se trata de un caso aislado. “La situación de violencia obstétrica siembre fue muy terrible, antes en el Pablo Soria y ahora en esta maternidad”, aunque señaló que “con Clara la situación se ve absolutamente agravada porque acaba de parir y ni siquiera puede estar acompañada por el papá del bebé”.

La abogada relató que mientras esperaba que le dieran autorización para entrar –lo que nunca sucedió- “le dijeron al abuelo del bebé ‘sáquese la gorrita porque no puede estar dentro del hospital con gorra’”.

“Para Clara este es un momento de tortura porque está sola, y todo se agrava por el terror que le quedó por el robo de su hijo”, relató Vargas, y describió: “Ella  no lo quiere poner en la cuna del miedo que tiene, y aunque es cierto que se aconseja no dormir con el bebé, ella tiene terror; y como está sola, nadie la ayuda a superarlo”.

Calificó de “absurdos” los controles que se ejercen, y los puso en contexto: “Es violencia obstétrica, no lo podemos llamar de otra forma. Es una violencia se ejerce cotidianamente contra todas las mujeres que vienen a parir, que además son las mujeres pobres, las que no tienen obra social”.

-¿Quién determina esas reglas?

-La dirección del hospital. Son normas de un funcionario que está más dedicado al maltrato y a las estupideces, a subordinar a los que usan el sistema público de salud por necesidad, en lugar de estar dedicados a otra cosa para que las mujeres puedan parir acompañadas de los papás, disfrutando de ese momento.

-Más allá de las reglas y de este caso particular, parece que hay una costumbre a hacer las cosas así.

-Están muy acostumbrados, la violencia obstétrica está muy asentada. Hay que tener en cuenta que el momento del parto es muy duro para las mujeres, y uno todo el tiempo está viendo situaciones de violencia. Por ejemplo, se aconseja que la cesárea no se haga en forma vertical sino horizontal, por el tema de la cicatriz, y yo conozco pibas jóvenes que han parido por cesárea en el hospital de San Pedro y le han hecho la cirugía de forma vertical. Vivimos con esta violencia constante. Y la ley de parto humanizado no se cumple en absoluto.

-¿Qué pasos van a seguir en el caso de Clara?  

-Vamos a empezar por el principio. Mañana vamos con el papá de ella a la fiscalía. El problema grave es que hoy vi la carátula del expediente y resulta que no hay ninguna imputación por sustracción de menores. Lo lógico sería promover una acción penal pública contra una persona a determinar. Acá en cambio se está investigando a Clara, porque no se le cree que le robaron el bebé. Ayer, cuando el papá de Clara fue a declarar a la fiscalía, le decían que contara la verdad, si ella estaba fingiendo el robo. 

-¿No hay nadie que cuente qué pasó, que haya visto algo?

-En medio de esta violencia obstétrica, lo que menos preocupación genera, evidentemente, es el bienestar de la madre y de su hijo; porque esto en definitiva también es maltrato hacia el niño. Uno habla por ahí con algunas personas y siempre salen otras denuncias, y cuando pasa algo se juntan todos los relatos de tantos niños muertos cuyas madres tienen dudas de que haya sido así. Y cuentan también situaciones muy extrañas en las que aparentemente les quisieron robar a sus bebés. Todas estas historias surgieron a partir de lo que le pasó a Clara. Yo creo que adentro hay una mafia. El problema es que sacan los ojos de ahí y los ponen sobre una mujer pobre a la que sustrajeron su hijo. Por suerte, por la repercusión que tuvo el caso y por la foto que empezó a recorrer de inmediato, entiendo que lo devolvieron dejándolo en la puerta de la comisaría de Coronel Arias. Pero lo cierto es que el rumor infundado de que había sido un autorrobo salió de adentro de la maternidad. 

x

Check Also

Masiva asistencia para presenciar los corsos capitalinos bajo la lluvia

Miles de personas asistieron a la Ciudad Cultural, durante este sábado, que fue convertida en un «corsódromo». Este domingo, se espera ...