Destacamos

Ambientalistas proponen medidas contra la deforestación en Brasil

Una coalición compuesta por unas 230 organizaciones de la sociedad civil, empresas agrarias y el sector financiero enviaron al Gobierno de Jair Bolsonaro un documento con propuestas de medidas para reducir la deforestación en la Amazonía brasileña, que continúa en niveles alarmantes.

La agrupación advirtió en su nota que los índices de deforestación en la Amazonía han generado una «clara y creciente preocupación» de diversos sectores de la sociedad nacional e internacional y que es fundamental para Brasil reducirlos «en el corto plazo».

«No solamente por el aumento de las pérdidas sociales y ambientales, sino también por la amenaza que representa la destrucción de los bosques en la región para las grandes cuestiones de la economía nacional», añade el comunicado.

La denominada «Coalición Brasil Clima, Bosques y Agricultura» reúne en una misma plataforma a dos bandos de intereses aparentemente contrapuestos, algo considerado inédito en Brasil.

Por un lado, participan multinacionales como las cárnicas JBS y Marfrig, la química BASF, la farmacéutica Bayer o el conglomerado industrial Unilever, entre otras firmas, y, por otro, organizaciones no gubernamentales (ONG) de ámbito internacional.

El documento enviado al Ejecutivo consta de seis propuestas para reducir de «manera rápida y permanente» la deforestación en el ecosistema tropical.

Dichas medidas incluyen la reanudación de operaciones de fiscalización para combatir los delitos medioambientales, la suspensión de nuevas inscripciones de propiedades en el Registro Ambiental Rural y destinar un área protegida de diez millones de hectáreas para uso restringido y sostenible.

También piden una «total transparencia y eficiencia» a la hora de permitir cualquier alteración en la cobertura vegetal del bioma y «suspender todos los procesos de regularización» de tierras donde se haya registrado deforestación a partir de julio de 2008.

De igual forma, ocho países europeos, entre ellos Alemania, Francia y el Reino Unido, enviaron una carta abierta al vicepresidente de Brasil, manifestándole su «extrema preocupación» con el «alarmante aumento» de la deforestación e instando al Gobierno brasileño a adoptar «acciones reales inmediatas».

«La actual tendencia creciente de la deforestación en Brasil vuelve cada vez más difícil para las empresas e inversores cumplir sus criterios ambientales, sociales y de gobernanza», añade la carta firmada por los siete países de la Asociación de las Declaraciones de Amsterdam, a los cuales se asoció Bélgica.

En 2019, que coincidió con el primer año en el poder de Bolsonaro, la pérdida de cobertura vegetal en el bosque tropical más grande del planeta se disparó un 85 por ciento hasta los 9.165 kilómetros cuadrados, su mayor nivel desde 2016, según datos oficiales.

La sociedad civil responsabiliza de ello al discurso «antiecologista» de Bolsonaro, quien también defiende poner fin a la demarcación de nuevas tierras indígenas.

teleSur

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El 97% de la capital chilena ya está fuera de cuarentena

Chile, uno de los países de América Latina con más casos confirmados, avanza en un proceso de desconfinamiento casi total de ...