Destacamos

Apuap manifiesta su preocupación sobre la situación epidemiológica en Jujuy

Profesionales nucleados en la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública, expresan su enorme preocupación y alerta por el rápido ascenso de la curva de contagios de las últimas semanas y la inadecuada estrategia sanitaria llevada adelante por el Gobernador Gerardo Morales y el Ministro Gustavo Bouhid.

Dicha preocupación fue expresada por integrantes de la Comisión Directiva en audiencia con el máximo responsable y autoridades de la cartera sanitaria.

Manifestamos públicamente, como lo hemos hecho a lo largo del 2020, que el gobierno de la provincia sostiene el “Marketing Sanitario” y vuelve a incurrir en los mismos errores que cometió el pasado año, cuyas consecuencias significaron más de mil fallecidos, entre ellos un alto porcentaje de trabajadores/as de la salud (Jujuy duplica la tasa de mortalidad promedio nacional cada 100 mil habitantes).

El gobierno de la provincia, se equivoca al desarrollar una estrategia sanitaria en función de sus estrategias e intereses políticos, con el agravante de que la misma está supeditada a la especulación electoral.

Los informes del COE no reflejan datos confiables e intentan construir un relato sobre la realidad que justifique las medidas irresponsables e imprudentes del Ejecutivo, como por ejemplo, el adelantamiento de las elecciones provinciales al 27 de junio.

El ejecutivo vuelve a integrar un COE sin epidemiólogos y sanitaristas, a pesar de que en nuestra provincia existen profesionales de excelencia científica y trayectoria profesional reconocida, esta metodología repetida obedece a la subordinación de la estrategia sanitaria a la estrategia político electoral.

En consonancia con las recomendaciones científicas de epidemiólogos y sanitaristas de la provincia, desde APUAP, expresamos que la estrategia planteada por el gobierno, para el inicio de una segunda ola de contagios en la provincia, vuelve a ser equivocada agravándose la situación por los permanentes embates y ajustes al sistema público de salud con la implementación del “Plan Estratégico de Salud” y su aplicación a través de medidas como el decreto 2770, la desarticulación de APS, el constante ajuste presupuestario y la desinversión en Salud, cuya muestra más cabal, es el deplorable estado del Hospital Oscar Orías de Libertador General San Martin que se inundó el último fin de semana y de diversos Centros Sanitarios de capital e interior.

No hay una explicación clara ni científica, por parte del ministerio, para justificar la abrupta disminución de testeos PCR de los últimos meses, actualmente solo se testea a los sintomáticos, razón por la cual es imposible contar con cifras reales que permitan realizar un diagnóstico preciso para saber en qué momento epidemiológico exacto estamos, y las medidas que hacen falta, para abordarlo correctamente, al tiempo que, de este modo se desguarnece a la población de la información necesaria para extremar las medidas de cuidado.

El nivel de ocupación de camas es elevado si lo comparamos con el inicio de la primera ola en el 2020, estamos nuevamente ante un inminente desborde del sistema de salud, ejemplo de esto es lo que ocurre en estos momentos en el Hospital de Tilcara.

El equipo de Salud se encuentra agotado producto del sobre esfuerzo al que fue sometido y al mismo tiempo tiene que redoblar los esfuerzos para defender sus derechos laborales, salarios y condiciones de trabajo dignas frente a un gobierno provincial que incumple con los compromisos asumidos, no respeta las leyes de carrera, desconociendo a los/las enfermeras e instrumentistas como profesionales y somete al equipo de Salud a salarios de pobreza (principal causa de la crisis de recursos humanos profesionales en toda la administración pública y que se presenta con particular agudeza en el sector Salud).

El Gobernador Morales y el Ministro Bouhid, deben cambiar el rumbo de la estrategia Sanitaria tomando medidas urgentes: en primer lugar, frenar los embates contra el sistema de salud pública, dejando sin efecto del Plan Estratégico de Salud y sus aplicaciones (Decreto 2770, ajuste presupuestario, desguace de APS, privatización de servicios).

En segundo término, fortalecer el sistema sanitario con recursos materiales y edilicios como así también con mayor cantidad de recursos humanos que perciban salarios dignos y acordes a la tarea, para poder enfrentar, en mejores condiciones, la nueva ola de contagios que ya está en curso.

En el mismo sentido, es imprescindible la incorporación de profesionales y científicos idóneos para dirigir la estrategia sanitaria, una campaña activa y a gran escala de testeos PCR y el cumplimiento estricto de los protocolos, tanto en las instituciones de salud, como en el resto de la administración pública provincial, donde hay cadenas de contagios por incumplimiento de protocolos como ocurrió en estos días en el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción.

Por último, desde APUAP, somos parte del conjunto de sindicatos de la salud, organizaciones sociales y de la sociedad civil que nacionalmente se organizan para luchar por la soberanía sanitaria que sostiene hoy, como medida inmediata, la imperiosa necesidad de retener la vacuna de AstraZeneca, fabricada en Argentina, para garantizar la vacunación del conjunto de la población.

Solo de este modo podrá cuidarse, en los hechos y más allá del del marketing sanitario, a quienes nos cuidan en la primera línea contra la pandemia y se evitarán mayores sufrimientos al pueblo de Jujuy.

Responsables y solidarios pero con derechos, salarios y condiciones dignas de trabajo.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Entablan una demanda contra Ledesma por la falta de aportes sindicales

El Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio Ledesma (Soeail) presentó esta mañana una demanda por cobro de aportes sindicales ...