Aquí Jujuy: Presencias, ausencias y los clásicos repetitivos que atrasan

Por Raúl Solaligue. Y así pasaron las nueve lunas del Cosquín 2024 donde la representación de artistas jujeños dejó un balance agridulce.

Fue el año donde hubo más músicos de la provincia en horario central televisado y con una buena cantidad de tiempo disponible para exponer sus propuestas.

Pero, se sabe, no siempre la cantidad hace a la calidad y la cosa se empeora cuando los tres conjuntos musicales que estuvieron –dominados por varones todos- en el “Atahualpa Yupanqui” en diferentes noches; no pudieron plasmar una propuesta musical superadora que vaya más allá de cantar “lo de siempre”.

Y está claro que la cosa tampoco tiene que ver con una cuestión generacional o “tradiciones o modernidades”; sino de tomar riesgos artísticos: camino que hace mucho el rubro folklórico de Jujuy no conoce.

Tomás Lipán, Fortunato Ramos, Los Tekis y Coroico; cada uno en su estilo no pudo mostrar ni un avance en sus respectivas apariciones escénicas. El mundo folklórico (y los otros que siguen las transmisiones on line y por TV) no vio ni un paso más allá de las zonas de confort de artistas que tienen más de 30 años en escena y que no casualmente en años anteriores fueron los protagonistas de encabezar las delegaciones oficiales de Jujuy. Hablando de zonas de confort.

Nada nuevo en lo musical, ni en lo estético ni menos en el mensaje poético (las letras).

En “Quebradeños” (la presentación que comandaban Tomás y Fortunato) y en el formato carnestolendo (¿será siempre sólo eso?) de los Tekis y Coroico, tampoco se pudo apreciar la presencia de la mujer jujeña. Apenas haciendo coros (con Tomás Lipán) y las clásicas bailarinas de los interminables (y poco ensayados) grupos de danza.

Todo un síntoma y una síntesis de la propia escena jujeña. A la mujer, ni cabida más allá de lo ornamental.

La agrupación nacida en la peluquería de hermanos Chañi con imágenes de IA, (inteligentes y artificiales, muy acorde a ellos), bases sonoras tecno y atuendos new age; hicieron su acostumbrado show con soporte en la tecnología que- a pesar de la eficiencia- roba la frescura y espontaneidad necesarias para un escenario con tanta historia de música popular.

Un out sider del folklore como Diego Torres, demostró con creces que se puede sonar eficiente, moderno y con alto vuelo musical; con una banda en vivo, conectándose con la gente desde la sensibilidad y la emoción.

En la noche del último sábado, la banda de los hermanos Bravo con 12 músicos en escena, intentó mostrarse más ordenada y prolija que en otras ediciones y repitió las fórmulas probadas de “éxito”: carnaval y con los consabidos “préstamos jujeñizados” de ritmos bolivianos. La novedad fue la interpretación de obras del ámbito cool-to, con el taquirari “Coctaca” de Pablo Baca y Alabí.

Lo de Tomás Lipán siempre deja un sabor ambivalente, pues con la hondura de su canto y la solvencia escénica, devenida de años de trayectoria; siempre pareciera que el vuelo podría ser más alto, pero queda ahí, pidiendo más. Junto a Fortunato se recuestan siempre en la ejecución de clásicos del folklore norteño y muy poquito de piezas contemporáneas.

Las historias de vida y vivencias de ambos, de por sí solas son ya un hecho folklórico que merecería arreglos y puestas en escena que realcen sus riquezas innatas.

Suponemos que, por eso, la comisión organizadora de la edición 64 del mayor festival folklórico del país y la región, decidió otorgar el premio Camín de Oro al canto purmamarqueño Tomás Lipán por su trayectoria.

Ausentes

Hubo dos grandes ausencias en Cosquín 2024; una fue sin dudas la de Bruno Arias, un número puesto desde hace años en las lunas coscoínas, un espacio que ganó a fuerza de perseverancia y trabajo sostenido desde la época de su residencia en Buenos Aires.

La otra ausencia notoria fue la de la delegación oficial que suelen organizar desde las áreas culturales de los gobiernos provinciales. No hubo comunicación oficial ni razones públicas para esa ausencia, aunque se podrá suponer que habrá sido por cuestiones presupuestarias, ya que esos espacios suelen ser espacios pagos. De todas formas, al ver lo que la Secretaría de Cultura de Jujuy supo presentar en los últimos años, no hubo mucha nostalgia ni esperanzas de ver una propuesta que vaya más allá de un rejunte de diablos y carnavalitos desalineados.

Valores y premiados

A su vez, el horizonte de la escena folklórica jujeña parece asomar con otro color desde los “nuevos valores” como suelen llamarlos. Este año, se destacaron Daniela Salas, cantora humahuaqueña, “Valkirias” conjunto femenino de malambo y el conjunto de baile folklórico “Recuerdo salteño” que llegaron a la ronda final del Pre Cosquín.

Todas esas propuestas, fueron iniciativas sostenidas artística y económicamente de manera independiente y colectiva, y con el apoyo de familiares y la agrupación “Jujuy Cultural”. Los gobiernos: nada.

También recibieron premios los artesanos Luisa Serrano (metal filigrana), Mario Mendoza (modelación en cerámica) y Rosa Castillo (metal filigrana en plata) que participaron en la 57ma. Feria de Artesanías que se desarrolla en paralelo a las actividades del festival.

Conclusión

Una vez más, nos quedan más preguntas que certezas cuando hablamos de la cultura de Jujuy y con más razón cuando intentamos explicar lo que se pretende mostrar como “la” cultura de Jujuy para el afuera.

Sin caer en facilismos retóricos ni en el “sobre gustos no hay nada escrito”; podríamos asegurar que –aunque no quieran que se vea- hay mucho para mostrar.

Mostrar, vivenciar, expresar, cantar, danzar, modelar, esculpir, pintar… tanto como jujeños y jujeñas existen.

Los que existen y persisten en una urgente necesidad de decir lo que nos pasa, sostenido en la historia de los que escribieron otros y otras antes; y empujado por lo que nuestros artistas sienten hoy.

Mientras la “cultura oficial” sólo se ocupe de unos pocos, el brote del canto aflorará tarde o temprano en los escenarios más chicos, los medianos y los grandes.

Depende siempre de cuanto pechen los y las artistas.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Vacaciones de invierno: Comenzó el programa «Recreo Largo»

La Secretaría de Cultura invita a turistas y al público en general a participar del programa “Recreo Largo”, durante las vacaciones ...