Destacamos
blaquier

Blaquier y la Noche del Apagón: todo listo para el pedido de elevación a juicio oral

blaquierEl juez federal Fernando Poviña cerró la instrucción de las causas por los delitos de lesa humanidad cometidos en la zona de Libertador Gral. San Martín en 1976, encuadrados en lo que se conoce como la Noche del Apagón. Los imputados son Carlos Pedro Blaquier y Alberto Lemos, dueño y exadministrador del Ingenio Ledesma, y un grupo de expenitenciarios y expolicías.

Se trata de dos causas, ‘Luis Burgos y otros’ y ‘Luis Aredez y otros’, en las que Poviña corrió vista a las querellas, al Ministerio Público Fiscal y a la defensa para que evalúen y consideren las actuaciones para que sean elevadas a juicio oral y público.

 En ‘Luis Burgos y otros’ están imputados Blaquier, Lemos, los expenitenciarios Mario Gutiérrez, Carlos Ortíz, Ricardo Ortíz y Herminio Zaráte, y los expolicías José Américo Lescano, Pedro Ríos, Carlos Cachambe y Virgilio Chofi. En tanto, en la causa ‘Luis Aredez y otros’ los imputados son Blaquier, Lemos y el expolicía Juan de la Cruz Kairuz.

 Gutiérrez, Zárate y los hermanos Ortíz están detenidos, cerca de recibir la sentencia en el segundo juicio por delitos de lesa humanidad que se desarrolla en Jujuy, en el que están acusados de los delitos de homicidio, secuestro y tormentos, en distintos grados de participación. Lescano, Ríos, Cachambe y Chofi están presos desde hace más de dos años, por las causas que ahora se elevarán a juicio.

 Blaquier fue procesado como partícipe necesario en 29 secuestros y otros delitos de lesa humanidad, y está libre después de haber depositado una fianza de 11 millones de pesos, mientras que Lemos lo acompaña como partícipe secundario, y pagó por su libertad 5,5 millones.

 Entre las dos causas se investigan las cerca de 400 detenciones y 30 desapariciones ocurridas durante la última dictadura cívico militar en el departamento de Ledesma.

 La Noche del Apagón fue en realidad una sucesión de jornadas en las que se desplegó un operativo represivo en el que se detuvo a cientos de personas. La investigación y los testimonios dan cuenta de que los detenidos eran alojados en las comisarías 41, de Calilegua, y 21, que estaba ubicada dentro del Ingenio Ledesma, y en la sede de Gendarmería Nacional. También se usaron galpones de la fábrica de azúcar. Muchos de los detenidos fueron luego trasladados al Centro Clandestino de Detención que funcionaba en la localidad de Guerrero.

 Blaquier y Lemos están acusados de haber proporcionado vehículos de Ledesma, el mayor ingenio azucarero del país, para el traslado de los secuestrados en las operaciones represivas que se desplegaron en Libertador Gral. San Martín, Calilegua y El Talar.

 Con la elevación a juicio oral y público de estas causas, se ventilará por primera vez ante un tribunal la complicidad empresarial con las fuerzas de seguridad en el plan represivo llevado adelante en aquellos años. Durante el desarrollo de los dos primeros juicios ya se escucharon numerosos testimonios que dieron cuenta de la complicidad eclesiástica, sobre todo en la figura del entonces Obispo de Jujuy, monseñor José Miguel Medina, ya fallecido. 


 

x

Check Also

El gobierno nacional duplica el presupuesto 2021 en obras públicas para Jujuy

17 provincias contarán con subas de más del 100% para obra pública en el proyecto de Presupuesto Nacional 2021, entre ellas ...