Destacamos
marcos levin-la veloz

Elevan a juicio la causa por delitos de lesa humanidad contra el dueño de La Veloz del Norte

marcos levin-la velozSe elevó a juicio la causa en la que está imputado Marcos Levín, dueño de La Veloz del Norte, por secuestro y torturas de un delegado de esa empresa de transporte ocurridos en Salta en 1977.

Podría ser el primer empresario juzgado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura, aunque quizás le gane en Jujuy Carlos Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma.

 El juez federal Julio Leonardo Bavio elevó a juicio el expediente en el que se investiga a Levín por haber instigado la persecución, la detención irregular y las torturas contra Víctor Manuel Cobos, delegado en su empresa, La Veloz del Norte. Además del empresario están acusados los policías retirados Víctor Hugo Bocos, Enrique Víctor Cardozo y Víctor Almirón.

 Los policías Bocos y Cardozo están acusados como coautores materiales de las torturas, mientras que a Almirón, quien era jefe de la Comisaría 4ª de Salta, se le atribuye la participación primaria.

 A comienzos de 1977, los policías detuvieron a unos veinte trabajadores de La Veloz del Norte y los trasladaron a la comisaría 4ª de Salta, donde funcionaba un Centro Clandestino de Detención. Allí fueron torturados y obligados a firmar declaraciones en las que admitían haber cometido un supuesto fraude contra la empresa.

 Entre los detenidos estaba Cobos, que integraba la comisión directiva de la Unión Tranviarios Automotor, UTA, y era delegado de los empleados de La Veloz en Salta. También fue secuestrado Enrique Vázquez, delegado de los empleados en Tucumán.

 Los fiscales Eduardo Villalba y Juan Manuel Sivila establecieron que Levin se valió así de su estrecha relación con integrantes del aparato estatal represivo para acallar los reclamos de mejoras laborales y reivindicaciones de sus empleados.

 Para el juez Bavio, “está fehacientemente acreditado” que Bocos cumplía funciones en la Policía de la Provincia de Salta, pero también trabajaba para la empresa La Veloz del Norte. Esta relación era tan estrecha que varios de los detenidos declararon haber escuchado la voz de Levín en la comisaría.

 El magistrado entiende que Levín usó a Víctor Bocos “como nexo para reprimir a sus empleados”, y que al arrancarles esas “confesiones”, Bocos fue funcional al empresario, quien podía así despedirlos sin indemnización.

 En el expediente hay testimonios que señalan que Bocos dirigió las sesiones de tortura, y que Cardozo, Ramón Inecio Figueroa y el Sapo Toranzos (fallecido) eran los ejecutores.

 El jefe de personal de La Veloz, José Antonio Grueso, también estuvo imputado por estos hechos, obtuvo un sobreseimiento que fue revocado por la Cámara Federal y ahora el juez Bavio formó un expediente por separado. Los empleados identifican a Grueso como quien habría armado las listas de quienes eran problemáticos para la empresa

 Otra de las causas que debe ser activada es la referida a los tormentos sufridos por quince trabajadores de La Veloz, que también fueron detenidos y torturados en la comisaría 4ª, algunos de ellos detenidos por la Brigada de Investigaciones de Tucumán y trasladados a Salta en un colectivo de La Veloz del Norte.

 Empresarios cómplices

 El año pasado fueron confirmados en Jujuy los procesamientos del dueño del Ingenio Ledesma, Carlos Pedro Blaquier, y su ex administrador, Alberto Lemos, por los hechos conocidos como la Noche del Apagón, ocurridos en 1976.

 También están procesados tres directivos de la Ford y el ex titular de la Comisión Nacional de Valores, Juan Etchebarne. 


 

Tomado de http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-242407-2014-03-22.html


 

x

Check Also

La ¿viveza? de insistir con el cuento de la energía solar

Por Juan Enrique Giusti. Se avecina un nuevo fracaso con la construcción de nuevos parques solares. Albert Einstein definía que la ...