Destacamos
cabana fusz 2017 01
El ministro Cabana Fusz enfrenta más de una denuncia por acoso

Buscan adelantar un aumento a los estatales como “medida urgente” por la inflación

El gobierno decidió adelantar las reuniones paritarias con los gremios estatales que estaban previstas para octubre. El martes se inician las negociaciones con los sindicatos de la administración pública y el jueves con los de educación. “Nadie piensa que se pueda llegar a octubre, es una barbaridad”, afirmó el ministro de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz, en diálogo con El Submarino Radio (91.5), y argumentó: “La inflación ha superado ampliamente lo acordado”, afirmó, aunque se excusó de adelantar qué porcentaje de aumento ofrecerá el gobierno a los gremios.

“A nivel nacional hay un 16 por ciento, y nosotros habíamos acordado un 10 por ciento para el sector público”, repasó, y opinó que “las medidas nacionales no favorecen para nada lo laboral y el salario se achica cada vez más”.

En este contexto, dijo que el gobierno “tiene que buscar otras formas para ver cómo se mejora la situación de los trabajadores”.

Cabana Fusz prefirió no dar números, porque según explicó el ministro de Hacienda Carlos Sadir brindará su informe recién durante la semana próxima: “No sé de cuánto será el porcentaje que se quiere proponer como una salida paliativa”, se excusó, pero estimó que la paritaria quedará abierta para “seguir trabajando hasta fin de año porque nadie se anima a tomar una decisión y hay que tomar medidas urgentes”.

-Los gremios piden un aumento del 25 por ciento. ¿El gobierno está en condiciones de dar ese porcentaje?

-Por lo que sé hasta ahora, seguramente no se puede dar ya. Yo no quiero alentar expectativas, porque no conozco los números, pero algo se está por dar ahora y quedan prácticamente cuatro meses en los que se puede analizar cómo va desarrollándose el tema inflacionario, que es el problema. Pero no creo que se pueda dar ya una solución a ese 25 por ciento.

-¿En octubre van a dar otro aumento?

-Eso va a ser producto de la negociación y de la perspectiva, de la proyección financiera que tenga el ministro de Hacienda. Yo también estoy presuroso de saber qué panorama tiene él. Lo vamos hablar en estos días, pero lo importante es que se anticipó el sentarnos a ver alguna respuesta. Nadie piensa que se pueda llegar a octubre, es una barbaridad; entendemos que hay que dar algo urgente y por eso nos estamos entando ahora la semana que viene.

-Hace unos meses se lanzó la bolsa de trabajo. ¿Cuál es el balance?

-Venimos desarrollando el tema de la inscripción, que era el primer proceso para tomar conocimiento de la cantidad de gente, porque la bolsa no tan solo era para conectar la oferta con la demanda sino que nos servía como una base de datos importante para saber dónde estamos parados. Ya hemos hecho contacto con varias empresas y varias cámaras, y tenemos algunos resultados. No es algo importantísimo, al contrario, son temas moderados en los cuales venimos asistiendo y ya hay gente que se ha integrado a trabajar.

-¿Se puede conocer qué cantidad?

-Ya lo vamos a detallar, lo estamos trabajando. Hay cuestionamientos de los medios que piden información para denostarnos y criticarnos. Pero en medio de la crisis lo peor es no haber hecho nada. Yo me comprometo a darle unos datos próximamente. Seguimos trabajando con este tema.

-Se hablaba de 18 mil personas anotadas en la bolsa de trabajo…

-Los 18 mil es lo que se inscribió. Nadie les va a dar solución a los 18 mil, es una barbaridad. Hay que mediar entre la oferta y la demanda. A nosotros esta base de datos nos sirve para saber dónde estamos plantados. Nadie tenía los números exactos, ni el organismo que debía tenerlos. Los nuestros sí tienen sustento. Sabemos que son muchos más, pero a partir de ahí nos sirve para tomar todas las determinaciones que tengamos que tomar. Tenemos una gran cantidad de desocupados y es un problema, tenemos que ir buscando cómo le damos solución. No sé si será a través del trabajo informal o por planes, porque el gobierno tendrá que asistir.

-La bolsa de trabajo incluía capacitaciones. ¿Cómo está ese tema?

-Estamos dando capacitación y estamos orientando a la gente hacia la necesidad de la provincia producto de las charlas que venimos teniendo con las empresas. Por ejemplo el 15 de agosto tememos una capacitación en manejo de máquinas viales y tractores, una necesidad del sector agrícola ganadero de Quebrada y Puna. La estamos haciendo en Abra Pampa y le va a dar una posibilidad de insertarse en la parte privada y propia. También tenemos un convenio con la empresa que abastece de nafta en la provincia, que va a abrir una sucursal, y con Yumi que estaría tomando gente. Todo eso queremos informar. No estamos avanzando en la forma que uno desea, hay que ubicarse en el contexto.

-¿La actividad privada está en crisis?

-El sector del comercio está con muchos problemas. No se pueden pagar los sueldos. Esta semana nos reunimos con la Cámara de Comercio, con el gremio y con el ministro de Producción, para ver qué alternativas podemos acercar para un problema grande que es la afluencia del sector informal.

-El sindicato de comercio habló de despidos…

-No nos consta. Lo primero que hacen los trabajadores despedidos es venir al ministerio de Trabajo, y yo no tengo información de despidos en el sector de comercio. Lo vamos a charlar con la gente del sector, porque además hay un tema fundamental y es que no hay control sobre los alquileres, que han subido en forma desmesurada, y la mayoría de los comerciantes alquilan. Y el costo laboral, los aportes.

Para la CGT Jujuy, la bolsa de trabajo del gobierno provincial es “una engaña pichanga”

x

Check Also

El peronismo que necesitamos en Jujuy

Por Carolina Moisés. Diputada Nacional. Consejo Nacional Justicialista. Luego del cierre de listas para la renovación de cargos dentro del Partido ...