Cómo fue la suspensión de una reunión que nunca se convocó

Dirigentes de Juntos por el Cambio se quejaron porque, de acuerdo a su interpretación, el gobierno suspendió la reunión en la que el ministro de Economía Martín Guzmán iba a informar sobre las negociaciones con el FMI. Sin embargo, desde la Casa Rosada advirtieron que «no se suspendió ninguna reunión porque nunca se confirmó una fecha», y aclararon que «la supuesta fecha prevista para el martes no se basó en información oficial».

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, criticó a Guzmán en las redes sociales: «No quiere mostrar el ajuste que propondrá al FMI», acusó. Lo cierto es que la reunión nunca fue confirmada oficialmente sino que se trató de una construcción mediática surgida de las filas opositoras.

Primero dejaron trascender que el encuentro sería este martes. Cuando se conoció que el ministro tenía actividades programadas en la provincia de San Luis, salieron a quejarse. La pregunta que cabe es: ¿conocían la agenda de Guzmán antes de haber fijado para hoy la supuesta reunión?

Juntos por el Cambio fue el que tuvo el primer desplante, cuando rechazó la invitación que cursó el ministro a todos los gobernadores y gobernadoras para hablar de la negociación de la deuda con el FMI. El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador Morales coincidieron en calificar la reunión como «política», curiosamente con una connotación negativa. También dijeron que era «poco seria».

Sin embargo, Morales mandó a su vicegobernador Carlos Haquim, que se sentó obediente a escuchar a Guzmán. Se dice que hubo conversaciones telefónicas entre el jujeño y el presidente Alberto Fernández, luego de las cuales el Gobierno aceptó algunas condiciones que puso la oposición, como invitar a los empresarios y sindicalistas a un encuentro aparte que se concretó hace dos semanas y participaron autoridades de todos los distritos, excepto de CABA.

Después Morales anunció que el lunes 10 se haría una reunión entre los tres gobernadores radicales con Guzmán, a la que luego se sumaría Rodríguez Larreta. La cuestión provocó discusiones en el seno de JxC, sobre todo entre el jujeño y Patricia Bullrich. La presidenta del PRO no estaba de acuerdo «Una oposición seria no puede ir a escuchar eso», dijo. Sin embargo, cuando el encuentro finalmente quedó en una mera ilusión, ella misma se quejó: «La suspensión (…) confirma que este es un Gobierno con modelo de libro cerrado».

El «anuncio» de una reunión que se realizaría este martes tampoco tuvo confirmación desde el oficialismo. De hecho, cuando se conoció la agenda de Guzmán para esta jornada quedó claro que el encuentro con los gobernadores opositores no estaba incluido. El ministro viaja a San Juan a acompañar al Presidente en un acto en el que se lanzará la asociación pública-privada para la generación de energía limpia en seis provincias.

Otra vez, desde JxC salieron a cuestionar la suspensión de la reunión que todo indica existió solo en la fantasía opositora. El periodista Werner Pertot repasa en Página/12: «Lo hicieron incluso los adláters de Bullrich, que decía que no había que ir y luego se quejó de que la reunión no se hiciera. Lo hizo, además de la presidenta del PRO, su mano derecha, Gerardo ‘Jerry’ Milman, quien tuiteó: ‘La postergación sin fecha de la imaginaria reunión entre la oposición y el ministro de Economía Guzmán es el spoiler de una decisión que en marzo traerá un camino peligrosísimo de mucha orfandad a nuestro país’.»

Otro dirigente cercano a Bullrich, el santafesino Federico Angelini, dijo que «el kirchnerismo debería tener una mínima capacidad de diálogo”. Y Hernán Lombardi, ex titular de medios de Mauricio Macri, escribió: «La mesa de Juntos por el Cambio le pidió a Guzmán más datos que las generalidades que les mostró a algunos gobernadores del PJ. Guzmán esquiva la reunión porque después de dos años sigue sin plan y no tiene nada para exhibir. Basta de sarasa».

«Fue curioso el argumento viniendo de un sector que reclamaba que los gobernadores opositores no fueran a dialogar», concluye Pertot.

Por el lado de los radicales, el senador Alfredo Cornejo dijo que el Gobierno ningunea a la oposición y no quiere mostrar «el aparente acuerdo con el FMI». Y Morales tomó la banquina de la izquierda: “Guzmán no quiere dar cuenta del ajuste que pactó con el Fondo“.

«El Gobierno no suspendió ninguna reunión porque nunca se confirmó una fecha. La supuesta fecha prevista para el martes no se basó en información oficial», aclararon desde el Ministerio de Economía. Y el mismo argumento ofrecieron en Presidencia: «No estaba definida la fecha, por lo que cual no hubo tal suspensión».

En la Casa Rosada, las fuentes consultadas cuestionaron a los dirigentes de JxC que hablaron de la suspensión del encuentro con Guzmán. «No sé de dónde sacaron eso», dijeron.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Morales expuso sobre la producción de energías limpias de Jujuy en Barcelona

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales participó de la Asamblea y Exposición Global de Hidrógeno Verde 2022 que se realiza en ...