Destacamos
victor aramayo plaza

Denuncian que el bono se liquidó mal y encima vino con descuentos

victor aramayo plazaMuchos trabajadores cobraron entre 300 y 600 pesos menos de lo que tenían que cobrar en concepto de bono o complemento de fin de año. Desde ayer a la tarde los dirigentes de los gremios estatales están reuniendo denuncias. Por un lado, se calculó sobre el salario bruto, en lugar del neto, y por otro lado, el Banco Macro aplicó descuentos sobre el adicional.

Así lo explicó a El Submarino Radio Víctor Aramayo, titular de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (Apuap), y referente de la Intersindical de Trabajadores del Estado (ITE). Estos problemas con el bono, señaló, vino a agravar el ya difícil panorama de este fin de año.

Aramayo recordó que al momento de recibir la noticia de la ayuda complementaria, desde todos los sindicatos la calificaron como “miserable y discriminatoria”. Ya eso alcanzaba para que hubiera preocupación. Pero desde ayer, cuando se empezó a depositar, la dirigencia sindical viene recibiendo “una catarata de llamadas de compañeros que nos informan que el bono se ha liquidado no sobre lo que decía la resolución, el neto de ley, sino sobre el salario bruto”.

“En consecuencia, han dejado de percibir este complemento muchos compañeros que pensaban que iban a cobrar de acuerdo al cálculo que habían hecho a partir del nivel de su salario”, indicó.

Pero eso no es todo: “Otra cosa que ha provocado mucha bronca e indignación, sobre todo en los que menos ganan, es que el banco que agente financiero de la provincia ha procedido a retener dinero de ese bono, por distintos conceptos”, describió.

“En concreto –sintetizó-, mucha gente ha cobrado entre 300 y 600 pesos menos de lo que tenía que cobrar. Traducido, esto quiere decir que el bono se dio para que los bancos hagan su negocio, en este caso el banco Macro”.

Por este y otros temas, en los próximos días, seguramente entre el lunes y el martes, los dirigentes de los sindicatos estatales se van a reunir para trazar un diagnóstico de situación y debatir cómo van a llevar adelante los reclamos pendientes de respuesta.

“Vamos a emitir un pronunciamiento y una exigencia para que el gobierno nos convoque, así reiniciamos la discusión sobre este bono miserable, y también sobre salarios y condiciones de trabajo para el 2017, y para iniciar las paritarias”, anticipó Aramayo.

-¿Cómo se van a plantear los reclamos, ahora que se concretó la criminalización de la protesta?

-El fallo de ayer por el acampe en plaza Belgrano sienta un precedente peligrosísimo, porque atenta contra la libertad de expresar el inconformismo, libremente, en la vía pública. Este precedente grave está a tono con lo que ya venía sucediendo en el gobierno anterior con el proyecto X, la ley antiterrorista, y ya nos hemos pronunciado en su momento repudiando esos instrumentos de represión. Es gravísimo, porque el día de mañana a cualquiera que quiera expresar su protesta le van a caer por la cabeza con los artículos de la contravencional.

-¿Van a tomar posición sobre el tema?

-Todos debemos tomar posición respecto a esta cuestión, no solo los sectores gremiales; lo tenemos que hacer de conjunto. Porque si seguimos por este camino vamos a conseguir la paz de los cementerios, donde nadie grita, nadie hace ruido, y eso no es la paz. Como dice el documento que entregamos el día de la marcha, nosotros no creemos que la paz sea ausencia de manifestaciones, sino que la paz tiene que ser producto de la justicia. Mientras no haya justicia, no habrá verdadera paz. Quizás no haya ruido, pero paz no habrá porque la paz solo se consigue cuando los hogares y las familias de los trabajadores acceden a lo que deben acceder por derecho: a la educación, a la salud, vestirse, comer, tener un rato de distracción.

-Este año surgió otra novedad, que es el descuento de los días de paro. ¿El sindicalismo se va a replantear los métodos de protesta?

-Sí. En esa reunión que tendremos los dirigentes haremos una actualización del diagnóstico del país y de la provincia, para a partir de allí elaborar o consensuar un programa, un pliego de reivindicaciones que nos contenga a todos, o por los menos a gran mayoría. El objetivo es fijar rumbos de acción, metodologías, sabiendo que ganar la conciencia de los compañeros, en el sentido de conciencia de clase, no es tarea fácil. Pero hay que trabajar sobre eso; tenemos que llevar a un acuerdo con el conjunto, con las bases de cada gremio.

-¿Cuál es el ánimo entre los trabajadores de base?

-Hay varios comportamientos. Algunos compañeros están con miedo, otros tenían mucha expectativa con este el gobierno, y otros son escépticos, porque pasamos todo el año luchando y son muy pocos los avances que logramos. Con ese compañero escéptico tenemos que conversar mucho, persuadirlo. También con los que tenían expectativas y ahora no la tienen o ha menguado mucho. Hay que trabajar con todos los sectores, hacer política en el sentido de ganar la conciencia del compañero, su actitud y aptitud para poder defender sus derechos. 

Balance

-¿Qué balance hace del año que termina?

-Ha sido un año duro para los trabajadores, en general, en la Argentina, porque hemos sufrido un achicamiento del poder adquisitivo de nuestros salarios de un 8 o 10 por ciento. Hemos sufrido la devaluación, una inflación que anualizada termina siendo del 40 por ciento, con una recomposición salarial que apenas alcanzó el 31. Ha sido un año duro también desde el punto de vista de las condiciones de trabajo. En Jujuy particularmente ha habido un mal clima de trabajo, y esto se lo hemos dicho al gobernador y a los ministros. En algunos casos hubo maltrato, en otros hubo directamente violencia laboral, verbal, psicológica. El gobernador se comprometió a abordar este tema con sus ministros, pero hasta ahora no hemos tenido respuesta. En síntesis, ha habido retrocesos para los trabajadores.

-¿No pone nada en el haber?

-En el haber podemos poner el hecho de que no hemos bajado nunca los brazos, que hemos estado contestes a la necesidad de los compañeros de que defendamos los derechos de los trabajadores con todos los instrumentos, porque por eso nos han votado en los gremios.

-El vicegobernador Haquim dijo que algunos dirigentes gremiales llevan más de 20 años en el cargo y que deberían dar un paso al costado. ¿Qué opina?

-Efectivamente, muchos estamos peleando hace veinte años. .Yo en la década del 90 era delegado del Hospital de Niños, en Apuap, y recuerdo que en ese entonces el señor Haquim era funcionario. Por lo tanto, si se trata de renovar la dirigencia, esto incluye también a los políticos. En la Legislatura hay personas que llevan 34 años viviendo de políticos.

x

Check Also

El Frente Todos por Jujuy presentó las listas de candidatos/as

El Frente Todos por Jujuy presentó ante el Tribunal Electoral Permanente de la provincia las listas de candidatas y candidatos para ...