Denuncian que los dueños del Ingenio Ledesma ayudaron a las fuerzas represivas en La Noche del Apagón

En la audiencia N°14 del sexto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Jujuy, los testigos denunciaron que los dueños del Ingenio Ledesma brindaron apoyo logístico para detener y secuestrar a trabajadores y estudiantes, durante la Noche del Apagón.

Declararon los hermanos Oscar y Eduardo César Maldonado y Humberto Filemón Campos, que fueron presos políticos y sobrevivientes de la dictadura militar en la provincia y Ricardo Aredez, hijo de Luis, quien fuera intendente de la ciudad de Libertador, que fue detenido y desaparecido del terrorismo del estado.

Los cuatro tienen domicilio en Buenos Aires,y atestiguaron a través de videoconferencia desde la Unidad de Derechos Humanos del Consejo de la Magistratura de aquella provincia.

Oscar Eusebio Maldonado fue detenido en Calilegua durante el operativo de la Noche del Apagón, ocurrido en el mes de julio de 1976. Contó que a las 2 de la mañana fuerzas conjuntas rompieron la puerta de entrada de la casa de su suegra, donde vivía con su esposa, suegra y sus cuñados Alfredo Cortez y María Azucena Rodríguez, ingresaron a su domicilio y le ordenaron que salga hacia la galería del frente del domicilio, allí lo vendaron y subieron a un camión de gendarmería en el cual fue trasladado hacia el CCD de Guerrero.

Declaró que el comisario Adolfo Herrera de la policía de Calilegua fue quien lo detuvo y que durante el traslado hacia Guerrero reconoció a Horacio Díaz (comerciante y ex preso de Calilegua), Alfonso Waldino Cordero (ex preso), Ana María Pérez (ex presa), Norma Castillo (ex presa) y a un primo de apellido Sanabria, añadió que en el viaje hicieron una parada en el Ingenio Ledesma para abastecerse de combustible en expendedor de la empresa.

Oscar estuvo 3 días en el centro de exterminio de Guerrero en muy malas condiciones, maniatado, tirado en el suelo y casi sin comer. Además, en ese centro escuchó gritos, tiros durante la noche y sufrió torturas. Posteriormente, fue llevado a la central de San Salvador, donde lo interrogaron y preguntaron por Bebe Córdoba (desaparecido), quien era su amigo y luego, lo llevaron a una sala donde había otros detenidos, le entregaron el DNI y recuperó su libertad. Agregó que su detención estaba relacionada con su amistad con Córdoba y el haber sido chofer del sindicato de Calilegua.

Eduardo César Maldonado fue detenido en julio de 1976. Contó que un día las fuerzas lo fueron a buscar a su domicilio, pero él no se encontraba, así que luego se presentó voluntariamente en la comisaría de Calilegua. Recordó que el día que no lo encontraron, escuchó disparos en el pueblo.

En la comisaría del lugar, un “primo” suyo de apellido Sanabria, que estaba a cargo de un operativo, lo dejó pasar y los policías Herrera y Cachambe lo detuvieron. Fue trasladado primero a San Pedro y luego al RIM 20 en una camioneta del ejército, para ser alojado finalmente en Guerrero, donde lo torturaron salvajemente durante 14 días. Pasó por la cárcel de Gorriti y la Unidad N° 9 de La Plata, y luego recuperó su libertad.

Humberto Filemón Campos fue detenido el 1 de agosto de 1976 cuando, al enterarse que lo buscaban, se presentó voluntariamente, acompañado por su madre, en la central policial de San Salvador. Luego, lo trasladaron a CCD de Guerrero donde estuvo 20 días. Allí, sufrió tortura y padeció condiciones y situaciones de encierro infrahumanas por parte de los secuestradores pertenecientes a las fuerzas conjuntas integradas por la policía de la provincia, gendarmería y ejército.

Relató que en ese lugar reconoció al comisario Vilte y a otros secuestrados como Domingo Reales, a los hermanos Germán y Leandro Córdoba y Domingo Horacio y Miguel Ángel Garnica, Horacio Díaz, Román Rivero, de quien supo que intentó fugarse y estuvo al lado de Salvador Cruz, quien era su tío, todos permanecen en calidad de detenidos desaparecidos de la dictadura.

A fines de agosto lo sacaron envuelto en una frazada y lo trasladaron en un Ford Falcón al penal de Gorriti, donde lo visitó Monseñor Medina y vio a Casiano Bache (ex preso). Posteriormente, en octubre lo llevaron vía aérea a la Unidad 9 de la plata, durante todo el vuelo sufrió torturas y padeció ataques psicológicos. Luego de un año y medio en La Plata a disposición del PEN, finalmente recuperó su libertad.

Seguidamente, Humberto testimonió que cuando trabajaba en Ledesma, el jefe de personal de apellido Camargo tenía unas listas confeccionadas por Verón de la policía de Calilegua, donde figuraban trabajadores y estudiantes de la escuela Normal y que su jefe Mario Paz le ordenaba buscar los legajos de la empresa y señalarlos con una cinta roja para luego ser entregados a éste y agregó que en una oportunidad presenció un encuentro entre Camargo, Lemos, Paz y una comitiva de cinco personas encabezada por el jefe de la fuerza aérea, un policía y con gendarmes. Por último, recordó que una vez, por la zona de la terminal, se encontró a Vilte y en otro momento, a Verón, a quienes hacían pasar por fallecidos y que supo que tenían domicilio en San Pedro.

Ricardo Aredez es hijo de Luis Aredez, quien fue detenido el 24 de marzo de 1976 a las 3:30. “Mi padre pensó que era un paciente, pero eran las fuerzas conjuntas que lo iban a llevar”, dijo. Lo llevaron a la comisaría 11 de Libertador en un vehículo de la empresa Ledesma y de allí al penal de Gorriti, donde permaneció hasta el 7 de octubre de 1976 día en que lo trasladaron a la Unidad N° 9 de La Plata hasta ser liberado el 5 de marzo de 1977. Volvió a Libertador y continuó ejerciendo como médico hasta el día de su segunda detención, el 13 de mayo de 1977.

Contó que un día antes junto a su madre habían viajado a Tucumán a ver a su hermana que estudiaba en esa provincia y Luis Aredez debía ir a la salida del trabajo, pero no lo hizo. Llamaron a su casa por teléfono, pero nadie atendió. Al volver a Jujuy, una vecina les avisó que su padre nunca había llegado a la casa. Luego supieron que un grupo de tareas lo interceptó en el camino de regreso. Nunca más supieron de él.

x

Check Also

Contraofensiva: Condenaron a cinco represores a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad

El Tribunal Oral Federal número 4 de San Martín condenó a prisión perpetua a cinco de los seis acusados en el ...