juicio dic21 mila defensas

El alegato de la defensa de Sala: «Este proceso es una vergüenza nacional»

juicio dic21 mila defensas«No puedo dejar de comenzar este alegato refiriendo que hace 15 años, un día como hoy, nuestro país estaba en estado de sitio debido a las jornadas que se vivieron los días 19 y 20 de diciembre, siendo ellas las más dramáticas de nuestra reciente democracia», dijo Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de Milagro Sala, al inicio de su alegato. Pocas horas antes la policía jujeña había reprimido en las inmediaciones del tribunal a diputados nacionales y otros militantes a quienes les negaron el ingreso al juicio oral y público que comenzaría minutos después. 

La letrada inició así su exposición, que además de las consideraciones técnicas estuvo fuertemente sostenida en descripciones de contextos políticos y sociales. «Más de 30 muertos en manos de las fuerzas policiales es el precio que pagó el pueblo argentino ni más ni menos que por manifestarse», continuó, respecto de los hechos de 2001. No habían pasado dos minutos del comienzo de su alegato y ya quedaba claro lo medular de su interpretación en este proceso: el castigo de la protesta social. 

Para el momento en que se producían los alegatos dentro de la sala, la foto de uno de los agentes de las fuerzas de seguridad provinciales ahorcando a la diputada nacional Mayra Mendoza en las tierras de la unión y la paz del gobernador Morales ya había recorrido el mundo. En ese contexto, la defensora reclamó que el actual gobernador inició siete años atrás este “vergonzoso” proceso con el objetivo de criminalizar la protesta social.

«Tristemente, este 21 de diciembre nos encuentra acá en este juicio que entendemos fue vergonzoso porque fue motivado en una manifestación pública, una protesta dirigida ni más ni menos contra un funcionario público», agregó. 

Hizo referencia además a la mención en el debate de la presencia de Milagro Sala y Graciela López juntas en otras manifestaciones, argumento que se presentó a través de videos. «Se ha intentado probar que la Organización Tupac Amaru compartió otras protestas con Graciela López, pero la Tupac en los últimos años ha compartido numerosas movilizaciones con otras organizaciones políticas del país», repasó. 

«Intentar decir que porque Milagro Sala llevó acciones vinculadas a la detención de Salvatierra (es culpable) implica claramente de parte de quien lo dice que no es un militante del campo popular. Si no, a mí me tendrían que imputar por una cantidad de hechos. Lo cierto es que los militantes políticos nos manejamos así. Y cuando un compañero está preso, en cualquier circunstancia, pero sobre todo cuando es por una manifestación, no hay ninguna duda de que todos vamos a salir a llevar adelante todas las acciones», enfatizó. 

La referencia a los hechos de 2001 no fue la única respecto del pasado histórico. En el mismo sentido que lo hizo luego la abogada Paula Álvarez Carreras, también defensora de la dirigente social y querellante en los juicios de lesa humanidad en la provincia, Gómez Alcorta reclamó: “Este proceso es una vergüenza para el Poder Judicial de la Nación. Que con el nivel de litigiosidad que existe en el país y que ante hechos de gravedad que deben esperar años y hasta décadas para alcanzar la instancia del juicio oral, como por ejemplo las causas por hechos vinculados al Terrorismo de Estado que tiene en Jujuy genocidas responsables de crímenes contra la humanidad sin ser juzgados, estemos en este debate por el capricho de un funcionario público que se obsesiona, casi patológicamente, con una dirigente social, es escandaloso”, expresó.

En las más de dos horas que duró el alegato, la defensa de Milagro Sala fue desarmando minuciosamente cada una de las conjeturas y generalidades en las que tanto la querella como la fiscalía argumentaron su acusación contra la dirigente social como instigadora de daños y amenazas, y contra Graciela López y Gustavo Salvatierra como los autores materiales. A diferencia de los otros, fue con fundamentos, recorriendo cada una de las pruebas presentadas tanto en la etapa de instrucción como a lo largo del debate y justificando cada uno de los planteos con el texto de la ley, la doctrina y la jurisprudencia.

«Gerardo Morales creó, construyó una historia que nadie más pudo corroborar», afirmó, y enumeró: «Entendió en el mismo momento que le tiraban los huevos las razones de aquella manifestación en su contra; también quién la había ideado y organizado. Luego no solo denunció los hechos, sino que se presentó como querellante, presentó al único testigo que cuenta su historia, promovió el cambio de calificación para que los hechos no prescriban, se opuso a la suspensión del juicio a prueba, recurrió en Casación la prescripción de las supuestas amenazas dictadas por este mismo Tribunal».

«Morales, tal como dijo Milagro Sala en su indagatoria, sentía rencor hacia su persona y desde entonces la persigue, y todo lo que aquí señalamos lo demuestra”, agregó.

Pasadas las dos de la madrugada, el Presidente del Tribunal consideró “las altas horas de la noche y que mañana tenemos audiencia” como excusa para no dictar el veredicto tras la lectura de los alegatos. La defensa cuestionó la decisión e indicó que tras la instancia que concluía se debía dictar inmediatamente después la resolución el Tribunal.

Les recordó a los jueces que “en los juicios orales hay algo que se llama principio de inmediación, que quiere decir que las audiencias tienen que ser sucesivas porque los jueces del Tribunal tienen que llevarse el impacto de lo sucedido en la audiencia», y remarcó: «El impacto que han tenido nuestros alegatos ha sido absolutamente contundente».

«La postergación por el simple hecho de que mañana tienen audiencia es ridícula -calificó Gómez Alcorta-. Lo cierto es que todos nosotros mañana también trabajamos. Sin embargo a nosotros no nos paga el Estado, sino que tenemos que cubrir nuestras propias cuentas, y lo cierto es que estamos acá después de siete años. Y la demora de los cinco días me parece un exceso».

«Mi defendida va a pasar Navidad en la cárcel sin saber si es condenada o no», advirtió la abogada luego de que el presidente del Tribunal reafirmara su decisión de pasar a cuarto intermedio hasta el miércoles próximo. «Esto implica una mortificación, sostener seis días más la incertidumbre sobre si este juicio termina en una sentencia condenatoria o en una absolución”, expresó Alcorta al salir de la sala. 

Para ver el alegato completo: Primera parte Segunda parte 

x

Check Also

El Gobierno provincial anunció que en febrero arrancan las paritarias 2023

El ministro de Hacienda y Finanzas de Jujuy, Carlos Sadir, anunció esta mañana que las reuniones paritarias se iniciarán los primeros ...