El gobierno recusará a los cortesanos porque su fallo es de «imposible cumplimiento»

El presidente Alberto Fernández decidió recusar a los miembros de la Corte Suprema de la Nación y presentar un pedido de revocatoria «in extremis» contra la resolución cautelar dictada por el máximo tribunal que dispuso que el gobierno destinara el 2,95% del volumen de impuestos coparticipables a la ciudad de Buenos Aires, se informó oficialmente.

«En un fallo inédito, incongruente y de imposible cumplimiento, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sin fundar el modo por el cual construye dicho monto, decide aumentar ese porcentaje al 2,95; es decir, le otorga a la Ciudad de Buenos Aires más de 180 mil millones de pesos adicionales a los que ya percibe», argumentó el gobierno, a través de un comunicado, luego de una reunión mantenida entre el presidente y gobernadores peronistas en Casa de Gobierno.

Fernández indicó que las leyes sancionadas por el Congreso «se deben cumplir» y añadió que la norma en cuestión «no ha sido declarada nula ni cuestionada en su constitucionalidad».

Sobre ese punto, aclaró que «más allá» de que quiera cumplir con el fallo, debe enviar una ley al Congreso que «resuelva un nuevo presupuesto» para que se establezca «de dónde va a sacar los fondos», y en ese caso si es con «impuestos, aumento de retenciones o endeudamiento».

El mandatario señaló que la Corte estableció que Nación debe asignar 2,95% de transferencia a la Ciudad pero que el gobierno «no tiene la menor idea» de por qué «llegaron a ese cálculo» en el máximo tribunal, al advertir que «ese dinero no está en el presupuesto nacional».

También consideró que con el fallo se asiste a un «choque de poderes» porque el máximo tribunal «logró lo increíble», en referencia al hecho de que una resolución «contradiga al Poder Ejecutivo y al Legislativo».

El gobierno, con el acuerdo de 14 gobernadores que firmaron el documento, consideró que lo resuelto por el máximo tribunal constituye «un fallo político, de cara al año electoral» y advirtió que, con esa decisión, «la Corte Suprema pretende sustraerles recursos a todas las provincias para dárselos al jefe de gobierno de la CABA».

Consultado sobre si el objetivo del fallo es financiar la campaña electoral del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respondió que «no sabe» pero que si el máximo tribunal resuelve de esa manera «lo va a lograr».

Por último, el presidente le pidió al titular de la Corte, Horacio Rosatti, que «deje su ego de lado y retome la senda del Derecho».

El presidente tomó la decisión de recusar a los jueces de la Corte Suprema esta tarde tras una reunión que mantuvo con gobernadores peronistas en la Casa Rosada, en un encuentro convocado para analizar las consecuencias de lo dispuesto ayer por el alto tribunal, que suspendió la aplicación de una ley del Congreso y modificó de 2,30% a 2,95% el porcentaje coparticipable para el distrito gestionado por Horacio Rodríguez Larreta.

El documento lleva las firmas de los gobernadores y gobernadoras de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Cuáles serán los próximos pasos de los 14 pedidos de juicio político a los supremos

La comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados continuará su actividad el próximo jueves a las 11 con el ...