El padre de Micaela García reclamó perspectiva de género en el Poder Judicial 

Néstor ‘Yuyo’ García, padre de Micaela, la joven víctima de femicidio que dio nombre a la ley de capacitaciones en temas de género para los tres poderes del Estado, consideró este miércoles que «el Poder Judicial tiene intereses corporativos que no son ni los del pueblo, ni el reclamo de justicia de las familias», en sintonía con afirmaciones realizadas por el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ De Pedro sobre el accionar de la justicia frente a denuncias de violencia de género.

«Detrás de una denuncia o expediente cajoneado en un juzgado, ha estado la vida de una de nuestras hijas», sostuvo García a través un texto que difundió a través de su cuenta en la red social Facebook.

García y De Pedro mantuvieron este miércoles un breve diálogo telefónico en el que acordaron mantener una reunión presencial el jueves en Casa de Gobierno.

El martes, en el contexto de la presentación de un programa para la construcción de Centros Integrales de proximidad para la asistencia a las víctimas de violencia de género, el ministro del Interior había criticado a los funcionarios judiciales que dejan en libertad a personas denunciadas que luego se convierten en femicidas y sostuvo que los magistrados «tiene que escuchar».

«O se transforman o se van de un Poder que busca igualdad y justicia», completó en referencia a la actuación judiciales en esos casos.

Al respecto, Néstor García dijo: «Esas palabras aparecen como un haz de luz frente a la tristeza, la desesperanza y la impotencia que nos da cada nuevo femicidio; porque recordamos que detrás de una denuncia o expediente cajoneado en un juzgado, ha estado la vida de una nuestras hijas».

El padre de Micaela recordó que «el sistema de justicia fue factor clave para que Sebastián Warner, con libertad condicional a pesar de su condena por dos violaciones y los informes psicológicos que desaconsejaban este beneficio, secuestrara, violara, matara y desapareciera» a la joven entrerriana.

Luego del femicidio, el Congreso sancionó la Ley Ley Micaela que obliga a todas las personas que trabajan en los tres poderes del Estado Nacional a recibir capacitaciones en temas de género y violencias contra las mujeres.

En el escrito, el padre de Micaela se preguntó si «en la Justicia Federal y las provinciales están capacitándose y si se está sancionando a las personas que se niegan a concurrir a los cursos».

«Recuerdo que la Suprema Corte de Justicia se negó a ser capacitada esgrimiendo que se autocapacitaría ¿Qué clase de Poder es aquel que en democracia no dialoga con ningún mecanismo democrático?», agregó García.

Además, apuntó contra «algunos medios» de comunicación «que hoy aparecen como detractores y se ensañan contra las personas que señalan a la justicia su incapacidad para resolver las necesidades de la sociedad».

«(Los medios) son los mismos que cuando nuestras hijas han sido asesinadas indagan sobre sus vidas, moralidades e intimidades sin escrúpulos ni tapujos», dijo.

García concluyó su publicación diciendo: «Mica escribió ‘por la verdad se milita, por la verdad se da la vida, la lucha culmina cuando triunfa la revolución o cuando dejamos la vida en el intento para que la continúen otros’. Creemos en tus palabras Mica, las queremos hacer acción».

El texto completo

Ayer, el Ministro del Interior de la Nación, Wado de Pedro, expresó: «El Poder Judicial tiene que escuchar. O se transforman o se van de un poder que busca igualdad y justicia». Y esas palabras aparecen como un haz de luz frente a la tristeza, la desesperanza y la impotencia que nos da cada nuevo femicidio; porque recordamos que detrás de una denuncia o expediente cajoneado en un juzgado, ha estado la vida de una nuestras hijas.

Siempre contamos los detalles del femicidio de Micaela, no porque queramos recordarla así, sino porque consideramos pedagógico explicar cómo el sistema de justicia fue factor clave para que Sebastián Warner, con libertad condicional a pesar de su condena por dos violaciones y los informes psicológicos que desaconsejaban este beneficio, secuestrara, violara, matara y desapareciera a Mica.

Mica nos enseñó que seremos recordadas y recordados por la forma en la que elegimos vivir y no por la manera en la que nos pueden arrebatar la vida. Y nos legó una lucha enorme, que a veces apenas entendemos, pero que nos ha comprometido hasta los huesos.

La Ley Micaela lleva el nombre de nuestra Negra, y refiere a la obligatoriedad en la capacitación en perspectiva de género para los agentes de los 3 poderes del Estado en todas sus jerarquías ¿Está la justicia federal y las provinciales capacitándose? ¿Se está citando a los agentes judiciales a capacitarse? ¿Se está sancionando a las personas que se niegan a capacitar? ¿Se sancionarán a aquellas personas de la Justicia o del Estado que no proceden acorde a la perspectiva de género y que, por ello, no evitan femicidios y otros delitos graves?

Recuerdo que la Suprema Corte de Justicia se negó a ser capacitada esgrimiendo que se autocapacitaría ¿Qué clase de poder es aquel que en democracia no dialoga con ningún mecanismo democrático?

Algunos medios de comunicación insisten que modificar en lo más mínimo al poder judicial (que ha demostrado ser indiferente frente al riesgo de vida de las mujeres violentadas) es atacar su independencia y tiene un sentido político partidario. Déjenme decirle que el poder judicial no fue independiente cuando en vez de juzgar el mal desempeño del juez co-responsable del femicidio de Mica, lo protegió. El poder judicial tiene intereses corporativos que no son ni los del pueblo, ni el reclamo de justicia de las familias.

Algunos medios, que hoy aparecen como detractores y se ensañan contra las personas que señalan a la justicia su incapacidad para resolver las necesidades de la sociedad, son los mismos que cuando nuestras hijas han sido asesinadas indagan sobre sus vidas, moralidades e intimidades sin escrúpulos ni tapujos.

Mica me ha enseñado que el amor vence al odio y que hay que tener coraje para defender la verdad. Trato de seguir sus pasos, alentar a otras personas en ello, ser crítico cuando veo que la dirigencia no se hace carne de esta necesidad urgente y, también, reconocer cuando aparece el valor para encarnar una transformación que no puede esperar más.

Mica escribió “Por la verdad se milita, por la verdad se da la vida, la lucha culmina cuando triunfa la revolución o cuando dejamos la vida en el intento para que la continúen otros”.

Creemos en tus palabras Mica, las queremos hacer acción.

#LeyMicaela
#PerspectivaDeGénero
#MicaelaSomosTodes
#MicaPresente Ver menos

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Manifiesto vecinal a favor del personal de salud del hospital de Tilcara

Nosotrxs, vecinxs de Tilcara, usuarios cotidianos del hospital “Dr. Salvador Mazza” presenciamos con gran consternación y repudiamos la manipulación y avasallamiento ...