Destacamos
brasil dilma

El Senado brasileño define la primera votación por el impeachment contra Dilma

brasil dilmaEl Senado brasileño define la primera votación por el impeachment, en una sesión que se e estima durará unas 20 horas y decidirá (por minoría simple) si la presidenta constitucional suspendida Dilma Rousseff enfrenta o no el juicio político al que fue empujada por la oposición de centro derecha, que actualmente ocupa el poder.

Para que el juicio político sea aprobado, la oposición deberá contar con el apoyo de 41 de los 81 senadores. De ser así, el proceso continuará y la Cámara alta deberá volver a pronunciarse en una segunda votación a fin de mes, en la que la mandataria podría ser despojada del mandato, si así lo decide una mayoría de 54 votos (dos tercios).

«El Senado se reúne para adoptar una de las más graves decisiones que la Constitución le encomienda, como es la posible destitución de una presidenta», enfatizó el presidente de la Corte Suprema brasileña, Ricardo Lewandowski, a quien le fue cedida la dirección de la sesión por parte del titular del Senado, Renán Calheiros.

El presidente del Supremo subrayó la «delicada incumbencia» del caso y también que los senadores deberán actuar como «jueces» con «plena independencia» según sus «propias conciencias y las normas constitucionales», y despojados de «pasiones políticas».

El debate terminará recién en la mañana del miércoles, pues cada uno de los senadores tendrá diez minutos para exponer su posición, lo que garantiza unas 14 horas de debates.

Además, la parte acusadora dispondrá de media hora para dirigirse al pleno de la Cámara alta, que prevé intervalos de 60 minutos cada cuatro horas. Para que el informe que recomienda la destitución, elaborado por el senador instructor, Antonio Anastasia, aliado de Temer y del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), sea aprobado y el proceso llegue a su última fase, debe haber una mayoría simple entre senadores presentes, que en caso de plena asistencia supondría 41 votos.

Los partidarios de la destitución dicen tener 54 votos, aunque encuestas hechas por medios locales entre los senadores afirman que sólo 44 declararon su inclinación a respaldar el informe. Si fuera así bastaría para que el proceso continúe, aunque con dudas para el último paso del proceso, en el que el Senado debe volver a pronunciarse en una última votación, en la que la mandataria será despojada del mandato si así lo decide una mayoría de 54 votos (dos tercios).

La fecha de esa última sesión será definida por el presidente de la Corte Suprema, garante constitucional y corresponsable del proceso junto con el Parlamento. Lewandowski adelantó que en caso de que los senadores se pronuncien por la continuidad del proceso, esa definitiva votación será convocada para fines de este mes y podrá durar entre tres y cinco días.

Página/12

x

Check Also

La Justicia de Bolivia ordenó liberar al fotoperiodista argentino Facundo Molares

La Justicia boliviana dictó el «cese de la prisión preventiva» del fotoperiodista argentino Facundo Molares Schoenfeld, quien había sido detenido en ...