Destacamos

El sistema de salud paralizado: Por mejores salarios y contra la reestructuración 

Semana compleja para el sistema de salud en Jujuy. El personal médico inició este miércoles un paro de 72 horas mientras que trabajadores de otras áreas comenzaron una medida similar de 48 horas. A la cuestión salarial, sobre la que no recibieron respuestas a los reclamos, se suma el rechazo a un reordenamiento del sector dispuesto por una ley que desconocen.

La medida de fuerza de tres días de los médicos fue definida en asamblea conjunta por la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), la Asociación de Médicos de Jujuy (Ameju) y autoconvocados del Hospital Materno infantil. El paro de 48 horas fue convocado por la Asociación de Personal Universitario de la Administración Pública (Apuap).

El jefe de Cirugía del Materno Infantil, Adolfo Pereyra Rozas, explicó en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5): «La semana pasada hicimos un paro de 48 horas por la falta de respuestas en lo laboral, que ya lleva tres meses de demora en relación al compromiso que había asumido el gobernador con nosotros, y también en protesta porque el gobernador anunció una nueva ley que iba a separar el escalafón de sueldos de salud del resto de la administración pública, para ver si había que hacer alguna corrección».

«Ayer en asamblea se decidió continuar con la medida porque por un lado, en lo económico no tuvimos respuesta. Y por otro lado, esa ley se está reglamentando a espaldas de los médicos, los sindicatos, todos los profesionales», agregó.

Respecto de lo salarial, los médicos y médicas recibieron el mismo aumento que el resto de los empleados públicos de la provincia. Pero además ese incremento no se aplicó sobre los sueldos básicos sino sobre los montos no remunerativos, es decir que no impacta en el aporte de obra social ni el jubilatorio. Por esta razón, en muchos casos el aumento calculado sobre el salario apenas llegó al 12 por ciento.

Sobre la nueva ley de salud, el reclamo está fundamentado en el desconocimiento sobre su contenido. «No sabemos qué se está escribiendo porque no participamos ni fuimos invitados a su elaboración», afirmó Pereyra Rozas.

La norma fue aprobada en la Legislatura. Pero no está el texto definitivo, sino que los diputados votaron la autorización al Ejecutivo para que genere un escalafón diferente y una relación laboral diferente en el sector Salud. El próximo 21 de marzo se cumplen los 90 días de plazo para que se reglamente.

«Apenas asumió, el gobernador (Carlos Sadir) nos anunció que estaba mandando una ley, pero nadie la conoce -comentó Pereyra Rozas-. La semana que viene nos daremos con la ley reglamentada y nadie sabe qué tiene, porque lo está haciendo el Ministerio a puertas cerradas».

-¿Por qué creen que el gobierno mantiene el secreto? 

-No sabemos, pero eso despierta suspicacias. Si no lo puede mostrar es porque va a generar alguna rispidez.

‘Desmantelado’

Contra el nuevo organigrama y el achicamiento del sistema de salud, el personal representado por Apuap inició este miércoles un paro de 48 horas, reclamando además una recomposición salarial acorde a la inflación.

En coincidencia con los médicos, el personal de salud rechaza la reestructuración del sistema que en teoría entraría en vigencia cuando se reglamente la nueva legislación. También reclaman que no fueron consultados ni tuvieron ningún tipo de participación en la elaboración de la ley.

Carola Mendoza es licenciada en Enfermería y trabaja en el centro de salud del barrio Luján. En diálogo con El Submarino Radio contó que la semana pasada, en la reunión que tuvo la comisión directiva de Apuap con el ministro de Salud Gustavo Bouhid, se enteraron que existe una nueva ley de salud que está en fase de reglamentación.

«Son cuestiones que atañen específicamente a nuestras condiciones laborales y lo más importante es que repercuten en la calidad de atención a nuestras comunidades», señaló Mendoza.

La enfermera remarcó que esta situación se da en un contexto de ajuste presupuestario que implica un cambio en el organigrama.

Actualmente, y de acuerdo a la ley de carrera, los equipos de salud se conforman de acuerdo a un organigrama predeterminado. Por ejemplo, en el centro de salud está la unidad de enfermeros, con un mínimo de cuatro profesionales de enfermería, otra de agentes sanitarios y así con cada una de las disciplinas que integran el equipo. Estas unidades, que integran un servicio, a su vez, están a cargo de una jefatura.

«En las jefaturas generalmente hay profesionales o personal idóneo que encabeza al personal en conjunto, todo el equipo de salud, para programar y organizar el servicio para el bienestar de la comunidad», describió Mendoza.

En la nueva ley, reveló, «reducen el organigrama y hacen que todo el servicio se llame unidad, sacando las jefaturas».

«Y al no haber una jefatura, quedamos a la deriva», afirmó.

Por otro lado, de acuerdo a la ley de carrera esas jefaturas se cubren a través de concursos, mientras que en la nueva norma «se nombran a dedo», afirmó la profesional, y agregó: «Los concursos son para que el personal que conduce un centro de salud o una sala en un hospital, sea personal idóneo y llegue a ese lugar por mérito».

Los trabajadores del sistema público de salud analizan que estos cambios obedecen sobre todo a cuestiones presupuestarias, pese a que en el texto de la nueva ley dice que es para el fortalecimiento de los equipos. «Es un achique, un ajuste. Sacan presupuesto para el personal de salud e incluso nos discriminan frente al resto de los empleados públicos, porque es solamente para salud», señaló Mendoza.

También cuestionan que en el nuevo esquema hay un tratamiento diferenciado que, aseguran, «divide al equipo de salud». Porque prevé un reconocimiento económico a los médicos que no aplica al resto de los equipos. «Nos parece bárbaro que se reconozca a los médicos -indicó Mendoza-, pero nosotros consideramos que todo el personal, el que limpia, el agente sanitario, el enfermero, el nutricionista, el psicólogo, todos somos un equipo y todos necesitamos y merecemos el reconocimiento económico».

En este sentido, consideró que el objetivo de estos cambios es «volver a la hegemonía médica», una filosofía que es cuestionada en el ámbito de la salud.

Toda esta situación, advirtió Mendoza, repercute negativamente hacia los pacientes. «Un personal idóneo en la jefatura tiene que saber cuáles son todos los programas que manejamos, realizar un diagnóstico situacional, conocer cuál es la población, y en base a eso identificar el problema más relevante, en conjunto y con la participación de la comunidad», explicó.

«Nosotros hacemos un análisis, vemos las prioridades, ponemos los problemas sobre la mesa con todo el equipo y planificamos intervenciones para abordar las problemáticas, no solo a nivel del sujeto sino también de la familia y la comunidad. Planificamos cómo vamos a hacer los controles de foco de casos sospechosos de dengue, por ejemplo, o cómo vamos a llegar a una cobertura de vacunación, ahora que salió la vacuna del virus sincicial y tenemos que vacunar a las mujeres embarazadas», relató.

Todos los cambios que se están llevando adelante en el sistema se encuadran dentro del denominado Plan Estratégico de Salud, implementado por etapas por el actual ministro Gustavo Bouhid desde su primera gestión.

Para el personal de salud, ese plan «no es nada estratégico», señaló Mendoza, y completó: «Justamente la palabra ‘estrategia’, en salud, supone participación de todos los centros de salud, de los hospitales, de los compañeros y compañeras, porque nosotros conocemos la realidad, y también hacer partícipe a la comunidad y las instituciones».

«Es todo un verso, un discurso. El Plan Estratégico ha desmantelado el sistema de salud», concluyó.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Convocan a la ciudadanía a participar de la marcha federal en defensa de las universidades

Se viene la marcha federal universitaria y la UNJu y el gremio universitario lanzó una convocatoria a la ciudadanía a participar ...