Destacamos

Es oficial el DNU jubilatorio: Ajuste e incertidumbre 

El Gobierno publicó finalmente su anunciado Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar el índice de movilidad jubilatoria. Pese a lo que había informado la Casa Rosada, recién en los haberes de julio los jubilados cobrarán con la nueva fórmula, que estará atada al Índice de Precios al Consumidor del Indec pero con dos meses de retraso.

“La primera actualización en base a la movilidad dispuesta en el artículo 1° del presente se hará efectiva a partir de las prestaciones previsionales correspondientes al mes de julio de 2024”, dice el artículo 2 del DNU firmado por Javier Milei y su gabinete.

Esto significa que hasta junio se mantendrá la fórmula actual y mientras tanto el Gobierno dispondrá “adelantos” que serán a cuenta, cuyos montos no fueron precisados. Esos adelantos se descontarán luego de los haberes una vez que se empiece a aplicar la nueva fórmula.

La «Oficina del Presidente» había anunciado en un comunicado que los jubilados cobrarían el nuevo índice atado a la inflación desde abril, pero ahora se confirma que empezará a regir recién en julio.

Qué aumentos recibirán los jubilados hasta julio

Lo que comenzará a regir a  partir de abril son los «adelantos» que serán a cuenta de los futuros aumentos: las subas que los jubilados recibirán serán luego restadas de la suba de junio.

«Se descontarán los puntos porcentuales de los incrementos acumulados que la persona beneficiaria hubiera percibido», explicita el DNU.

En abril se cobrará el ya anunciado 12,5% de “incremento extraordinario” y un adelanto de la movilidad correspondiente a junio.

En mayo habrá otro adelanto de la movilidad correspondiente a junio.

Para junio el decreto establece que se aplique la vieja fórmula de movilidad trimestral, sin aumentos extra, y con el descuento de las subas a cuenta.

Recién en julio entonces comenzará la nueva fórmula, pero con un detalle: en un anexo del decreto se aclara que el índice de inflación que se tomará para calcular el aumento no será el del inmediato mes anterior, sino que será el de dos meses antes. Es decir, para el mes de julio se abonará la variación del Índice de Precios al Consumidor correspondiente a mayo y para agosto el IPC de junio.

De esta manera los jubilados seguirán rezagados respecto a la inflación.

Este domingo, el ministro de Economía, Luis Caputo, defendió la fórmula de incremento de los haberes jubilatorios impulsada por el Gobierno, la cual aseguró representa una «recuperación del 64 por ciento».

Además, culpó por la crisis en el sistema previsional a los jubilados que no pudieron completar todos sus aportes y accedieron a moratorias, como si los jubilados hubieran tenido la posibilidad de elegir tener o no los aportes correspondientes durante su período laboral activo.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Una familia en el mes de marzo necesitó 358 mil pesos para no ser indigente en Argentina

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dijo ayer que una familia integrada por cuatro miembros, dos mayores y dos ...