gils-carbo

Gils Carbó: “Es imposible combatir el crimen organizado de una manera desorganizada”

gils-carboLa Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, participó ayer del panel de discusión sobre la democratización de los sistemas de justicia. La actividad se realizó en el marco del IIº Congreso Latinoamericano de Derecho Penal y Criminología, que tiene lugar en la Universidad Nacional de La Matanza y finaliza hoy.

 Gils Carbó abrió el panel con una explicación sobre la relación entre la justicia y la democracia y sostuvo que «no hay participación del pueblo en los sistemas de justicia». También destacó la importancia de la ley que reglamenta el ingreso: «En la carrera judicial no hay ingreso democrático, estamos en un sistema donde tienen prevalencia los lazos familiares y de parentesco».

 La procuradora hizo hincapié en que la Constitución Nacional establece la participación del pueblo en la justicia, al referirse al juicio por jurados, que aún no ha sido implementado.

 «Existe una sector dentro del Poder Judicial que mantiene una matriz burocrática y conservadora», expresó Gils Carbó y sostuvo que, con el comienzo de los juicios por crímenes de lesa humanidad, se reveló que «jueces, fiscales y defensores fueron cómplices de los procesos dictatoriales y los legitimaron».

 La titular del Ministerio Público Fiscal expresó que dentro de los sistemas de justicia hay un predominio de lo escrito, lo que hace que el juez se mantenga aislado: «Un juez que no ve a las partes, es un juez que no da la cara». También criticó el lenguaje críptico de los fallos y resoluciones, calificándolo como «signo de oscurantismo».

 Luego la procuradora defendió la implementación de un sistema acusatorio para la justicia federal y contó las experiencias de los países de la región, donde la mayoría lo ha adoptado o tiene proyectos para hacerlo. «¿Cómo puede ser imparcial de la investigación un juez que ha sido parte de ella?», se preguntó.

 «La reforma hacia un sistema acusatorio no es una cuestión académica, es una cuestión de eficiencia en la lucha contra el crimen, para dotar de mejores herramientas al Ministerio Público, que es el que la lleva adelante», indicó la jefa de los fiscales. También subrayó que este modelo permitiría que los casos menos complejos se resuelvan con mayor celeridad y que haya fiscales especializados para causas con mayor dificultad o más extensas.

 Gils Carbó destacó la creación y el trabajo que llevan adelante las procuradurías especiales de Narcocriminalidad, Crímenes contra la Humanidad, Trata y Explotación de personas, Criminalidad Económica y Lavado de Activos, Violencia Institucional y el Programa de Género del MPF. «Son parte de una política que ha adoptado el Ministerio Público Fiscal para realizar lo que la sociedad espera que hagamos», remarcó.

 En ese sentido, la procuradora resaltó ese modelo de trabajo y expresó que «es imposible combatir el crimen organizado de una manera desorganizada».

 Luego fue el turno del secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, quién expreso que la clave para democratizar los sistemas judiciales es «realizar un balance entre lo técnico, que representa la justicia y lo político, donde entra la democratización». Sostuvo, además, que el proceso de democratización comenzó hace diez años y que el objetivo es la «consolidación de la dignidad de las personas».

 También participó del debate la presidenta de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, María Laura Garrigós de Rébori, que realizó una enumeración de los inconvenientes de realizar el ingresos a los sistemas de justicia y la importancia de la ley que lo reglamenta.

 A continuación, el fiscal general ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier de Luca, sostuvo que «para encarar una democratización es necesario encarar y confrontar a los que no se resignan a perder poder ni a poner en tela de juicio sus decisiones».

 En tanto, el juez de Casación, Alejandro Slokar, indicó que los jueces cumplen funciones políticas y simbólicas y que deben escuchar voces diferentes «para entenderlas cuando esas mismas voces nos interpelan por justicia».

 El ministro de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Raúl Zaffaroni, quien presidió el panel, cerró la disertación: «Necesitamos una justicia plural, donde haya debate interno y éste salga a luz pública», reclamó.

 Zaffaroni destacó la creación de la Escuela Servicio de Justicia y expresó que uno de los grandes problemas actuales de la justicia es el casi nulo funcionamiento del Consejo de la Magistratura: «Estamos ante una situación de emergencia».

x

Check Also

industria textil

La doble indemnización para despidos sin causa continuará hasta fines de enero

El Gobierno prorrogó hasta el 25 de enero próximo la doble indemnización a la que tendrán derecho los trabajadores en el ...