Destacamos

La Confluencia Nacional y Popular 

Por Mempo Giardinelli en La BarracaRecularon con Etchecolatz, recularon con Pando, recularon con Astiz. Y van a seguir reculando. Si hasta las bases radicales los putean. En Mendoza, en el Chaco, y seguro en Córdoba y otras provincias.

El pueblo puede haberse confundido, lo engañaron fiero y parece desconcertado y por momentos hasta con miedo. Porque la estafa fue demasiado grande. Pero… ¿quién no tiene un amigo que votó a estos tipos, y hoy está arrepentido? No lo dirán, por vergüenza, o por necios que son, pero están furiosos consigo mismos por su voto imbécil de Noviembre de 2015.

Hay algo que se mueve en los sótanos de la Patria. Ésa es la esperanza. Y con ella los vamos a sacar a votazos en 2019. Pero hay que organizarse, y ése sí que es un problema. El peronismo solo no va a poder. Más allá de danzas de candidatos, y de buenas voluntades mezcladas con cretinos ultraconocidos, solos no serán gobierno. Y si llegaran a serlo, no durarían tres meses sin pelearse como gatos en bolsa.

Es también nuestro problema. De todos y todas. Del campo nacional y popular, y me parece que el primer paso para resolverlo es admitir que es un problema muy serio y difícil de resolver.

Por eso nosotros, en El Manifiesto Argentino, venimos hablando de Confluencia Nacional y Popular. De confluir los diferentes, pero igualados en la pasión patriótica y en las convicciones nacionales y populares.

Juntarnos con los socialistas, con las izquierdas no dogmáticas y abiertas, con las mujeres y [email protected]óvenes de todas esas expresiones. Además del peronismo. Y del kirchnerismo, desde ya, de cajón. Y con los radicales nacionales y populares, a los que tenemos que ayudar. Porque, como los peronistas, tuvieron siempre adentro esa contradicción interna tremenda que es la derecha antinacional. Esa derecha radical que se alió al Pro y terminó sometida y rastrera.

Ya lo decía Alfonsín, Raúl, a quien convendría recuperar: “No habrá radicales ni antirradicales, ni peronistas ni antiperonistas cuando se trate de terminar con los manejos de la patria financiera, con la especulación de un grupo parasitario enriquecido a costa de la miseria de los que producen y trabajan”.

Y dijo también: “No habrá radicales ni antirradicales, ni peronistas ni antiperonistas sino argentinos unidos para enfrentar al imperialismo en nuestra patria. La construcción y la defensa de la Argentina la haremos marchando juntos, aceptando en libertad las discrepancias, respetando las diferencias de opinión, admitiendo sin reparos las controversias en el marco de nuestras instituciones, porque así y sólo así podremos lograr la unión que necesitamos para salir adelante”.

Nosotros lo llamamos Confluencia Nacional y Popular.

x

Check Also

A seis años de la muerte de Nisman, la hipótesis del magnicidio sigue derrumbándose

Por Ricardo Ragendorfer. A diferencia de los homenajes anteriores, la convocatoria al acto por el sexto aniversario de la muerte del fiscal ...