La fiscalía reanudo su alegato en el 6º juicio de lesa humanidad: “Eran de Tumbaya y comunistas”

Este jueves pasado, se realizó la audiencia N°80 perteneciente al 6ª juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en Jujuy y en la misma, la fiscalía reanudó la exposición de sus alegatos en contra de los imputados en el proceso.

Federico Zurueta aclaró que todas las víctimas, a las cuales se iba a referir, tenían dos características comunes. En primer lugar, la mayoría eran oriundas de la zona de la quebrada, del departamento de Tumbaya y, por otra parte, todos fueron perseguidos políticos y considerados opositores al régimen dictatorial por considerárselos miembros o afines al Partido Comunista (PC).

Destacó el testimonio de Lidia Gallardo, pareja del desaparecido Paulino Galeán, el fiscal sostuvo que con sus palabras dejó en claro que este pertenecía al PC. Asimismo, agregó que, cuando su pareja fue apresada, se dirigió inmediatamente a increpar al Comisario Jaig, quien le contestó que no iba a volver a ver a su marido por ser la “cabeza”, haciéndole saber que su destino estaba decidido.

También, resaltó que todas las personas detenidas, excepto Cosentini y Villada, transitaron un similar circuito represivo durante sus detenciones. En efecto, todas las víctimas fueron alojadas primeramente en la seccional policial N°12 de Volcán para luego ser llevadas al CCDTyE Comando Radioeléctrico de la Central de Policía, donde continuaron los tormentos antes de ser finalmente trasladados al Penal de Villa Gorriti, específicamente al pabellón N°3, lugar del que algunos recuperaron su libertad y otrxs fueron asesinados.

Una vez finalizado el relato de cada detención ilegal, la fiscalía procedió con el análisis de los tormentos sufridos por las víctimas mientras permanecían secuestradas, a excepción de Villada y Cosentini de quienes no hay testimonio de sobrevivientes que hayan compartido cautiverio con ellos, ya que desde el momento de su detención permanecen desaparecidos.

También, en estas dependencias policiales, se les obligó a las víctimas a firmar declaraciones que no pudieron ver por estar vendados.

Dentro de la ejecución de un plan sistemático, recalcó Zurueta, es que los tormentos tanto físicos como psicológicos, se llevaron de forma continua, es así, que una vez que llegaban al penal de Gorriti, esta situación no cesaba, allí tampoco recibían una buena alimentación; ni permiso para higienizarse y eran obligados a hacer sus necesidades en el lugar donde permanecían.

Los verdugos también fueron recordados en esos testimonios, como los ejecutores de esos tormentos, ellos fueron; los Comisarios Ernesto Jaig y Damián Vilte, el Tte. Eduardo Bulgheroni del ejército, Néstor Singh, oficial del servicio penitenciario.

Para finalizar, el fiscal, afirmó que las víctimas de las que no se supo más nada fueron asesinadas y enumeró una serie de testimonios que dan cuenta de todos los esfuerzos y la angustia por la que pasaron los familiares con el fin de saber el destino de estas.

También hizo referencia a que esto no fue azaroso, sino en el marco de un plan sistemático, plan que se encargó de someter a un tormento permanente y sostenido hasta el día de hoy a esas familias como resultado de la desaparición forzada de estos militantes del PC.

Desde la Secretaría se informó que la próxima audiencia será el día jueves 24 de febrero y se continuará con los alegatos de los fiscales. La cita se desarrollará a partir de las 8:30 hs, bajo la misma modalidad virtual y con transmisión en vivo por el canal de Youtube del CIJ (Centro de Informaciones Judiciales) www.cij.gov.ar.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Bullrich busca entorpecer la búsqueda de los niños robados durante la dictadura

Por Luciana Bertoia, en Página/12. El gobierno de La Libertad Avanza (LLA) no ceja en su intención de entorpecer las investigaciones ...