La fórmula de Ledesma: ganancias de $68.300 millones y salarios quincenales de $114.000

Por Mariano Soria- Delegado gremial en Ingenio Ledesma Ledesma SAAI que declara ganancias de $68.300 millones nos paga a los obreros sueldos quincenales de menos de $114.000. En mayo, los azucareros enfrentamos descuentos de un bono de $100.000 que se venía cobrando en marzo y abril. Esto llevó a liquidaciones de sueldos quincenales de $50.000 a $90.000, por debajo de la línea de indigencia de $373.044.

Paralelamente a esta realidad social de indigencia, la empresa Ledesma declara ganancias netas de $68.300 millones en los últimos 9 meses, gracias al trabajo de empleados y obreros, que vivimos una realidad desoladora, cobramos salarios quincenales de menos de $114.000, lo que al mes llegan a un salario básico menor a $228.000, y trabajamos como temporarios por jornales de $9.120, una parte importante 6 meses y la mayoría 9 meses, los meses restantes tenemos que hacer changas para sobrevivir o migrar a otra provincia a trabajar hasta que la empresa Ledesma nos vuelva a llamar para trabajar en la próxima zafra.

Mientras, en las negociaciones paritarias, la empresa propone un salario básico de 300 mil pesos y una tira final de 660 mil pesos para el mes de mayo, una oferta que los trabajadores consideramos insuficiente y que no cubre el costo de vida actual, ya que la canasta básica total, para no caer en la pobreza, esta $828.158 pesos.

Por esto en una asamblea realizada hace dos semanas, los azucareros rechazamos unánimemente esta oferta, calificándola como una propuesta de miseria.

«Es una vergüenza lo que ganamos los azucareros. Es increíble que una empresa millonaria pague estos salarios cuando nosotros dejamos la vida en la fábrica», expresó un compañero del ingenio, reflejando un sentimiento generalizado de indignación entre los trabajadores. Para alcanzar un salario que nos permita cubrir el costo de vida de nuestras familias, los trabajadores azucareros necesitamos intensificar la unidad y fortalecer el plan de lucha. Estamos decididos a continuar con acciones hasta que se logre una solución a las demandas salariales.

La comunidad y la opinión pública son testigos de esta lucha, y el apoyo a los trabajadores azucareros es crucial para lograr que nuestros reclamos sean escuchados y que los derechos laborales sean respetados, lo contrario a lo que quieren Milei y Sadir que ajustan a las mayorías populares y atacan con una legislación reaccionaría como la ley bases a la clase trabajadora. La lucha por un salario igual al costo de vida y contra la ley bases, que quiere reconfigurar las relaciones laborales en perjuicio de los trabajadores y en beneficio de los patrones, debe ser una lucha de todo el pueblo porque si los azucareros ganamos esta pulseada, gana también todo el pueblo pobre.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Condena a Alperovich: Un límite a la impunidad del poder político y económico

Por María Florencia Alcaraz*. Después de 4 años de la primera denuncia, 4 meses de juicio oral y público y más de ...