Juárez Orieta y su abogado Julián Martín Palmieri

La mujer que denunció a Pablo Baca por violación va a juicio acusada de falso testimonio

La justicia elevó a juicio oral y público la causa por falso testimonio iniciada contra Ana Juárez Orieta, la mujer que en 2019 denunció haber sido violada por el entonces presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Pablo Baca. Tras ser sobreseído en tiempo récord, el exmagistrado denunció a Juárez Orieta por falso testimonio, pese a que ella nunca testificó en la causa original.

«Ana pasó de ser víctima a victimaria, mientras el victimario pasó a ser víctima», afirmó Julián Martín Palmieri, abogado de Juárez Orieta, en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5). 

El Tribunal Criminal N° 2 dispuso que la causa iniciada contra la mujer vaya a juicio oral y público. El trámite, denunció el abogado, se desarrolló en tiempo récord: en 22 días el expediente pasó por la Cámara de Casación, de apelaciones y del Superior Tribunal de Justicia. «Es de no creer. Nunca me tocó vivir una situación así, no lo vi nunca. Este es otro capítulo de la justicia jujeña», afirmó.

Martín Palmieri repasó: «Cuando Ana denunció a un vocal del Superior Tribunal de Justicia por abuso sexual con acceso carnal, estaba representada por abogados que no estuvieron a la altura de las circunstancias, no sé si por incapacidad, inobservancia o por mala fe procesal y jurídica. En esa causa, de la noche a la mañana se dictó el sobreseimiento».

Baca renunció a la presidencia del STJ en marzo de 2020. Tras su sobreseimiento, dictado en agosto de 2021, denunció por falso testimonio a Juárez Orieta. «La víctima, Ana, pasó a ser victimaria; mientras el victimario pasó a ser víctima», describió el abogado, quien consideró «una locura» llevar a su representada a un juicio oral y público por un falso testimonio, «cuando en realidad ella nunca testificó sino que, al contrario, fue la denunciante».

En esta misma causa está imputado un hombre, por una comunicación telefónica que habría tenido con Ana.

«Esta es una causa que en otro momento ni llega a un juicio oral y público, pero acá se saltearon todas las etapas recursivas y procesales», opinó Martín Palmieri. Sin embargo, adelantó: «Vamos a ir al juicio, como corresponde; vamos a aportar prueba y vamos a citar a mucha gente. El tribunal tiene que escucharnos, tiene que permitirnos la apertura de todos los elementos probatorios que consideramos viables. Vamos a demostrar que Ana nunca mintió, que no miente, y no tengo duda de que vamos a obtener una absolución, porque ella es la víctima».

El abogado señaló que la resolución que absolvió a Baca en agosto de 2021 «también está teñida de muchas dudas». Había llegado a la etapa de elevación a juicio, pero la jueza especializada en Violencia de Género Nº 1, Mónica Cruz Martínez, decidió sobreseerlo en momentos en que «había algunos pedidos de juicio político hacia la magistrada», remarcó.

Ahora, de cara al proceso judicial contra Ana Juárez Orieta, tanto ella como Martín Palmieri afirmaron que tienen «mucha fe» en el Tribunal Criminal N° 2. «Son buenos jueces, y además hay dos juezas, que con su don de mujeres creo que van a escuchar el relato de Ana, de todo lo sucedido», comentó el abogado.

‘Una pesadilla’

«A partir del momento en que yo fui violada, el 23 de agosto de 2019, mi vida ha sido una pesadilla», afirmó Ana Juárez Orieta a El Submarino Radio, y enumeró algunas situaciones por las que tuvo que pasar a partir de su denuncia contra Pablo Baca, en el marco de un expediente que estaba caratulado como «una violación gravemente ultrajante y aberrante».

La exdirectora de la Dipec contó que fue acosada por la policía, que iba a notificarla a su casa, donde vivía con su hijo de 10 años, a las 11 de la noche, cuando el Código de Procedimiento dice que es hasta las 19. Tampoco tuvo apoyo de Estado como víctima de violación. Y llegado el momento se le negó poner un perito de parte.

«A mí esto me destrozó la vida. Tengo cinco intentos de suicidio, estuve internada tres meses en una clínica y todavía sigo con tratamiento. Tuve anorexia nerviosa, sufrí un síncope. Me ha perjudicado a nivel profesional, porque no puedo ejercer la docencia. Yo amo dar clase, pero cómo puedo pararme frente a un curso y que mis alumnos me digan ‘usted es la del juez’, quedar desnuda delante de 45 criaturas y tener que explicar lo que pasó», relató.

«A Pablo Baca, la justicia lo protegió todo el tiempo. Él usó todas sus influencias. Él es mi violador y camina libre por la calle, amenazando a gente. Es absolutamente impune. La justicia machista de Jujuy lo sobreseyó en tiempo récord, y a mí me pintaron los dedos como a una delincuente. Él ni siquiera testificó, nunca le pintaron los dedos», continuó.

«Todas las violaciones son malas, pero lo de él fue sádico. Es un hombre sádico», enfatizó.

«Ahora estoy imputada, tratada como delincuente, cuando lo que yo busqué fue que se haga justicia y que esta persona deje de violar a otras mujeres. Desafortunadamente en esta provincia es peligroso ser mujer. Y buscar justicia en una justicia machista es todavía más peligroso», advirtió.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Empieza otro fin de semana largo: Cómo funcionarán los servicios municipales en capital

La Municipalidad de San Salvador de Jujuy informó cómo será la modalidad de prestación de servicios municipales durante los días jueves ...